domingo, 28 de mayo de 2017

Motomel Go Vintage 125 c.c. @dealgunamanera...

Motomel presenta la nueva Go Vintage…


Motomel, empresa líder en el segmento de moto vehículos, continúa marcando tendencia en el mercado local con la presentación e incorporación de la nueva Go Vintage 125 c.c. Se trata de una cub de renovada línea que se caracteriza por afianzar la esencia y las tendencias del reconocido diseño europeo y que está desarrollada al gusto y a las necesidades de la nueva generación de usuarios argentinos.


 
© Publicado el jueves 17/09/2015 por Motomel de la Ciudad de La Emilia, Provincia de Buenos Aires, República Argentina.

La Go Vintage 125 c.c. respira el aroma de otro tiempo pero combina un carácter clásico con las novedades tecnológicas del siglo XXI: líneas pulcras, pintura moderna, materiales de calidad y lo último en motores de 125 c.c. Es una moto fácil de manejar, segura, que soporta bien la carga, tiene gran reacción y desarrolla buena velocidad tanto para el tránsito urbano como en pequeñas ciudades y pueblos. 

La nueva Go Vintage 125 c.c., llega al mercado con una estética basada en el concepto vintage estilo palermitano, es una cub que se adapta a las líneas de los clásicos moto vehículos mundiales. Con variedad de colores y destacadas gráficas es ideal para hombres y mujeres que buscan una alternativa de transporte económico, confiable, independiente y a su vez con una personalidad diferenciada. Su precio, autonomía, facilidad de manejo y amplia disponibilidad de repuestos hacen de esta línea tu mejor opción. 

La Go Vintage 125 c.c. de Motomel se destaca por su gran agilidad en el tránsito urbano. Cuenta con un ágil motor mono cilíndrico de 4 tiempos de 125cc., con embrague automático y 4 velocidades, esta moto consigue balancear todos aquellos componentes para llegar a gran parte del público que requiere una moto de fácil mantenimiento, gran funcionalidad y a un precio muy accesible. Ofrece un asiento trasero multifunción con parrilla porta baulera y posee además una capacidad de carga de hasta 150 kg. 




La nueva Go Vintage 125 está disponible en todos los concesionarios de Motomel. 


Motor: 4 tiempos mono cilíndrico.
Cilindrada: 125 c.c.
Arranque: Eléctrico/Patada.
Transmisión: 4 velocidades.
Medidas: 1845 x 675 x 1110 (MM)
Suspensión delantera: Horquilla con Susp Basculante.
Suspensión Trasera: Doble Amortiguador Hidráulico.
Neumático Delantero: 2.50 - 17
Neumático Trasero: 2.75 - 17
Freno Delantero: A tambor.
Freno Trasero: A tambor
Capacidad de Carga: 150 Kgs. aproximadamente.
Tanque de combustible: 3.8 litros.
Accesorios: Asiento trasero multifunción c/ parrilla porta baulera.

¡GO VINTAGE!

Resurgida de los clásicos iconos de motovehiculos mundiales, fue adaptada y revalorizada para convertirse en un clásico preciado del mundo contemporáneo.

Sobre la base estética del pasado, se han aplicado colores innovadores y detalles actuales logrando adaptar el concepto palermitano en un producto revolucionario de la movilidad urbana en Argentina.

 







Histórico ascenso de Agropecuario al B Nacional…

Histórico ascenso de Agropecuario al B Nacional…

Agropecuario de Carlos Casares salió campeón del Federal A y jugará por primera vez en la Primera B Nacional. //@PrensaAgro

El club de Carlos Casares tiene menos de seis años de vida. Su fundador y presidente es Bernardo Grobocopatel, ahijado del Rey de la soja.


© Publicado el domingo 28/05/2017 por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El Club Agropecuario Argentino de Carlos Casares ascendió por primera vez en su corta historia de menos de seis años a la Primera B Nacional.

El equipo fundado por el empresario agrícola Bernardo Grobocopatel logró el ascenso al consagrarse campeón del torneo Federal A pese a no haber jugado hoy.

Es que Agropecuario tuvo libre en la última fecha del Pentagonal Final del Federal A y necesitaba que Gimnasia de Mendoza no ganara en Salta ante el local Gimnasia y Tiro.

El conjunto salteño se impuso 1-0 jugando con una formación alternativa ya que guarda futbolistas para la Reválida por el segundo ascenso.

Álvaro Cazula anotó el gol de Gimnasia y Tiro a los 18 minutos del primer tiempo y a lo largo del resto del partido jugado en el estadio Gigante del Norte el equipo mendocino no pudo dar vuelta el marcador. Inclusive, el visitante terminó con dos jugadores menos por las expulsiones sobre el final de Emmanuel García y Matías Navarro.

Bernardo Grobocopatel, ahijado de Gustavo Grobocopatel, conocido como el “Rey de la Soja” es el creador y presidente de este club que nació el 23 de agosto de 2011.

Estadio propio para 8 mil personas levantado en un predio de 17 hectáreas, plantel al día y un hotel en construcción, son el patrimonio del club en menos de seis años.


Cuenta regresiva... @dealgunamanera...

Cuenta regresiva…

¡SAQUEN UNA HOJA! Cristina Fernández. Dibujo Pablo Temes.

Más candidatos que definiciones. CFK y Carrió logran alterar a sus propias tropas.

© Escrito por Nelson Castro el domingo 28/05/2017 y Publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La bandera de largada de la campaña electoral para los comicios de octubre venidero se ha comenzado a agitar con fuerza. El día elegido fue el pasado jueves 25 de mayo, circunstancia no casual, con la que se intentó dotar a estas movidas de aires patrióticos y de mucha carga emotiva.

Vayamos por partes. En el oficialismo observan desde la tribuna los vaivenes de las distintas vertientes del Partido Justicialista. A la vez buscan con denuedo espantar los fantasmas que puedan atentar contra la unidad en la propia tropa. Esa figura corresponde al “huracán Carrió”, que desgranó su cuota de furia al comienzo de la semana, furia que fue amainando con el transcurrir de los días. Ahora volvió la calma, aunque nadie sabe por cuánto tiempo. “Ya lo aclaró la propia Lilita. No se va a alejar de Cambiemos: estamos en presencia de un tironeo que, hasta el momento, les sirve tanto al Presidente como a la diputada. Por una parte, el Gobierno exhibe –con impostado esfuerzo– los vaivenes de un fiscal interno que no permitiría ningún acto de corrupción en el seno del poder, y por la otra, la Coalición Cívica sabe que le conviene mantenerse cerca de Mauricio Macri para no perderle pisada al núcleo de toma de decisiones. Además, la gente no le perdonaría a Carrió una ruptura que atentara contra la unidad del Gobierno, al que dejaría sin destino ni futuro”, señala una fuente que conoce al dedillo los detalles de la novela.

Largada. Luego del acto de lanzamiento en el estadio Malvinas Argentinas, en el massismo volvieron a entusiasmarse con un futuro competitivo, aun cuando todos dudan de las verdaderas dimensiones de la “ancha avenida del medio” en la cual –según el propio Sergio Massa– transita el electorado que no está de acuerdo con la polarización entre presente y pasado que ofrecen como única alternativa tanto el PRO como el Frente para la Victoria. En rigor de verdad, si el PJ terminase dirimiendo su interna en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), jugase o no Cristina Fernández de Kirchner, generaría un revuelo tal que, como resultado, terminaría por relegar aún más al Frente Renovador.

En el PJ el ritmo que se vive es vertiginoso. CFK habló y dijo mucho sin terminar de definir nada sobre su futuro y su posible candidatura. ¿Unidad consensuada o confrontación para la unidad? Esa es la pregunta. Al menos para el FpV y para el randazzismo. Del lado del ex ministro del Interior y Transporte aseguran que la aparición mediática de CFK no alteró en absoluto sus planes. Allí diferencian entre PASO e internas partidarias. “Las PASO están para democratizar la interna partidaria. No puede ser que decidan el futuro del peronismo cuatro o cinco dirigentes. La unidad llegará después de la contienda”, aseguran. Y agregan que “Cristina se siente cómoda en un escenario donde ella dirija y ordene territorialmente. No concibe un esquema donde alguien le dispute ese orden. Legalmente no hay chances de dejar a Randazzo fuera de la competencia interna. El ya está consiguiendo los avales y las adhesiones para poder presentarse por dentro del FpV”.

¿Qué dicen desde algunas de las vertientes del cristinismo? Que “no tiene sentido confrontar antes de conversar. Si luego de replantearse la unidad no se llega a un acuerdo, ahí se verá”. Concretamente, la lista de unidad significa, en ese ámbito, “negociar” con CFK los lugares y nombres, algo que Randazzo no está dispuesto a hacer por la sumisión que implica lidiar con quien, al mejor estilo de lo que hacía cuando ejercía la presidencia, quiere poner a dedo –su dedo– los nombres y el orden a ocupar en esa lista.

Visto está que, hasta el momento, Randazzo no piensa retroceder en su decisión de ir a las PASO. ¿Qué hará CFK, pues? Dentro del FpV hay una coincidencia absoluta: nadie lo sabe con certeza ya que, como es costumbre, ella no se lo ha dicho a ningún dirigente. Por eso, las especulaciones están a la orden del día. Una de ellas, que alude al envío de un delfín electoral, fue una de las más mentadas en la semana que pasó.

Creer o no creer. Desde distintas vertientes del FpV manejan un plano más realista: “No parece tener sentido que una líder que busca la unidad termine confrontando en las PASO a través de otra lista (Magario, Scioli, etc). No son pocos los que creen que si no se alcanza el consenso Cristina no va a jugar y, entonces, terminará por no apoyar o bendecir ninguna otra opción. Randazzo no es el enemigo. El partido ya vivió una mala experiencia en la recordada contienda entre Aníbal Fernández y Julián Domínguez”.

El razonamiento que da sustento a las chances de la ex presidenta tiene que ver con el caudal electoral que arrastra y con la necesidad de los intendentes del Gran Buenos Aires, que para no pasar sobresaltos deben jugar a ganador. En este sentido, buscan ejercer presión contra el ex ministro para que deponga su precandidatura. Si se alcanza un relativo consenso en que la ex presidenta es la mejor opción y aun así Randazzo no desiste de sus planes, “quedará como un loco suelto que se opone a la unidad para concretar sus aspiraciones. Si esto pasa se lo dejará actuar, aunque por cuenta propia y con un apoyo muy acotado y a regañadientes”, especulan desde el kirchnerismo duro.

La reaparición mediática de CFK tuvo un impacto que fue tan grande entre sus seguidores como entre los que no la quieren ni un poquito. Nada que sorprenda porque, en verdad, CFK no aportó nada nuevo. Todo tuvo un aire a sus Aló Presidenta –un déjà vu–, con los cuales fatigó con cadenas nacionales, a veces semanales, a la ciudadanía a lo largo de sus mandatos. Ella dirigió todo. Ella determinó qué contestar y qué no. Se dedicó a desgranar críticas contra Macri –algunas certeras–, que son las que le hace la mayoría de los argentinos: inflación, falta de trabajo, bajos salarios, inseguridad, déficit fiscal. La única autocrítica fue para los legisladores de su partido que aprobaron proyectos presentados por el Gobierno. Nada habló de la corrupción habiente durante los 12 años del kirchnerato, del 25% de pobreza con el que terminó su gestión, de la destrucción del Indec y de la inflación y la inseguridad existentes en sus dos gobiernos –“una sensación”–, la expansión del narcotráfico, el incumplimiento de las sentencias judiciales a favor de los jubilados, la no modificación del mínimo no imponible a los sueldos, el oneroso acuerdo con el Club de París, junto con el también oneroso conflicto con los holdouts producto de su equivocada estrategia ante el fallo del juez Thomas Griesa, de la falta de creación de empleo genuino a expensas de un crecimiento explosivo del empleo público, de la utilización de la AFIP como herramienta de persecución política, etc., etc., etc. Es decir, se vio a una genuina Cristina Fernández de Kirchner que, sin dudas, desea volver a ser presidenta para completar lo que durante sus dos presidencias no pudo completar: ir por todo.

Producción periodística: Santiago Serra.



Juegos de Mesa, pasión de inmigrantes... @dealgunamanera...

Pensar, Divertirse y Conservar la Tradición…

TAVLI. Uno de los tableros del Club Unión General Armenia de Cultura Fisica, en Villa Sarmiento, Morón. / Foto: Pedro Lázaro Fernández.

Juegos de mesa, pasión de inmigrantes. De origen milenario, van manteniendo su vigencia gracias a la raigambre entre varias colectividades.

© Escrito por Pablo Raimondi el domingo 28/05/2017 y publicado por el Diario Clarín de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Tablero bajo el brazo, el juego de mesa recorrió miles y miles de kilómetros a través de los años atravesando mares, desiertos y caminos. De esta forma, las distintas culturas plantaron bandera en tierras desconocidas.

Vale aclarar que en esta producción periodística se enfocó sólo en juegos de fichas (y no de cartas) que tienen escasa trascendencia en Argentina en relación a su nutrida prosapia, como el tavlí (adoptado por varios países de Medio Oriente y exportado a América) y los asíaticos go y mahjong riichi. Se dejaron de lado prácticas más conocidas, que también tienen su interesante historia. Es tiempo de repasarlas.

En Basur Höyük -sureste de Turquía- fueron halladas 49 piedras talladas con pinturas que representaban animales y pirámides junto a prototipos de piedras con agujeros. ¿Su antigüedad? Aproximadamente cinco mil años para el tataratatarabuelo de los dados.

Otro hito ineludible es el senet egipcio, cuya referencia más antigua se encontró en el muro de la tumba del alto oficial Hesy-Ra (dinastía III, 2650 a.C.) como así también en la tumba de la reina Nefertari (siglo XIII a.C.), en dónde se la ve jugando frente a un tablero con piezas. Este pasatiempo también fue hallado en la tumba del famoso faraón Tutankamon.

Otro mojón en la prehistoria lúdica, de similar antigüedad al senet, es el Juego real de Ur, hallado en la antigua ciudad del sur de la Mesopotamia. Aquel tablero -que constaba de 20 casillas repartidas entre dos zonas separadas por una franja de dos casillas- se conserva en el Museo Británico.

Un caso aparte es el juego de damas, cuyo prehistórico antepasado egipcio (hacia el año 1400 a.C.) se conoció como alquerque y tenía un fin supuestamente militar. La evolución de este juego (de un tablero de 5x5 a otros de mayores dimensiones) se cristalizó en la fusión con el tablero de ajedrez y su conquista europea: un juego de fichas, aristocrático y sólo para mujeres.

Durante el siglo IV, los indios jugaban en un tablero en forma de cruz. En sus orígenes, los "dados" -del por entonces pasatiempo llamado chaupar- consistían en seis cauríes, conchas de moluscos que contaban un punto si caían con el hueco hacia arriba. El descendiente de este entretenimiento fue el pachisi (juego nacional de la India y Pakistán) del que derivaron el ludo (Inglaterra), el parchís (España), el parcheesi (Estados Unidos) y el parqués (Colombia).

Otros juegos populares fueron el dominó -cuyo origen chino se dio en la dinastía Yuan a mediados de siglo XIII- o el hnefatalf, originario de los pueblos germanos y vikingos, que se comenzó a practicarse en el año 400 d.C. Este último, como si se tratase de un “abuelo” del ajedrez, con fichas circulares blancas y negras en un tablero cuadriculado. El objetivo era intentar llevar al rey desde el centro hasta las esquinas mientras el rival busca atraparlo con sus peones.

Y hablando del ajedrez, su predecesor se originó en la india bajo el nombre de chaturanga (“chatur”, que significa “cuatro” en sanscrito y “anga”, que quiere decir “miembros”) en relación a las cuatro partes que integraban un ejército: infantería, caballería, elefantes y carruajes. Este juego luego llegó a China, Irán y diversos países árabaes a mediados del siglo VII. El deporte ciencia luego accedió a Europa -a través del imperio bizantino- para afincarse en Rusia en el siglo IX, a través de los vikingos suecos. Y de allí, a todo el mundo.

TAVLI. Uno de los tableros del Club Unión General Armenia de Cultura Fisica, en Villa Sarmiento, Morón. / Foto: Pedro Lázaro Fernández.

TAVLI

El abuelo más directo del backgammon

El tavlí es un juego tradicional de Medio Oriente -con origen en la Edad Media- adoptado por iraníes, iraquíes, sirios, libaneses, turcos, griegos y armenios. Entre estos últimos se lo conoce como "el juego de la vida", Los lados opuestos de los dados suman siete -por los días de la semana-, el tablero cuenta con 24 casilleros -por las horas del día- y se juega con 15 fichas por participante (divididas en dos colores), lo que da los 30 días del mes.

Este pasatiempo llegó a Argentina, bajo el brazo de los primeros inmigrantes árabes, y su práctica se mantuvo intacta, de generación en generación. ¿Cómo se juega? Sobre un tablero, dividido en cuatro sectores con seis figuras triángulares en cada uno llamados picos y los dados se tiran a mano (sin cubilete). Uno de los jugadores moverá sus fichas (denominadas "hombre"), en el sentido de las agujas del reloj, según el número que sacó con los dados, mientras su contrincante lo hace en la dirección opuesta. Ningún "hombre" se puede mover hacia un pico ocupado por dos o más fichas del oponente; así, la estrategia consite en mover las fichas de forma tal que dos o más lleguen a un pico. ¿Quién gana? Aquel que logre mover sus 15 fichas alrededor del tablero y luego sacarlas antes de que el oponente haga lo mismo con las suyas.

Se lo suele practicar en la Unión General Armenia de Cultura Física -ubicada en Villa Sarmiento, Morón- club que cuenta con una docena de equipos de tavlí. Otra opción la brinda el club social Unión Patriótica de Armenios de Aintab, -sobre la calle Niceto Vega, pleno corazón palermitano-. “Allí, dos veces por año, se hacen dos campeonatos internos”, comenta Eduardo Costanian, quien en su casa tiene tres tavlí y reconoce que su hijo de 23 años juega diez veces mejor que él. “Se juega mucho online pero quizás no se le da tanta importancia como años atrás cuando nuestros abuelos se reunían a jugar en los clubes”, se sincera el titular de restaurante Armenia.

En acción. Partida en la Asociación Argentina del Juego de Go. / Foto: Constanza Niscovolos.

GO

Juego y tratamiento para la depresión

El go es un juego estratégico que tuvo su origen en la antigua China hace más de 2500 años. Comenzó jugándose sobre una cuadrícula de 17 x 17 que luego mutó al actual tablero de 19 x 19. Desde el siglo V se expandió a Corea (bajo el nombre de baduk), para luego extenderse al Japón.

Se practica sobre un tablero cuadriculado de madera con 361 intersecciones, y fichas (llamadas "piedras") blancas y negras. Para jugarlo, además de paciencia, se necesita estrategia e inteligencia. Cada jugador debe colocar sobre el tablero una ficha de su color, intercalándose con su rival- una ficha de su color. El objetivo es ocupar el tablero con la mayor cantidad de "piedras" posibles de un color. La forma de conquista consiste en rodear con cuatro fichas otra de tu oponente, que así quedará eliminada, "Capturar ´piedras´ no es un objetivo del go, es una herramienta, podés sacrificar fichas con el fin de rodear lo mejor posible a tu rival", aconseja Luciano Salerno. "En el ajedrez el objetivo es tomar al rey, pero esto es más territorial y libre", agrega David Pollitzer.

El go llegó al país hace unos 40 años: prendió fuerte (casi) con exclusividad en el ambiente de las ciencias exactas y de a poco fue ganando adeptos en otros campos: en los últimos ocho meses, 72 personas jugaron torneos y se calcula que hay un millar de fieles practicándolo en todo el país. ¿Dónde? En el primer piso del Club Jaque Mate, sede de la Asociación Argentina del Juego de Go, los sábados por la tarde, y en el Club de Go de Exactas (Ciudad Universitaria, Nuñez) los martes de 17 a 20 hs. y los miércoles de 13 a 16 hs.

Según aseguran varios estudios, el go - en el que "se ganan pequeñas batallas por más que se pierda la guerra final"- beneficiaría a la salud mental. De hecho, en el noroeste de China se lo estudia como tratamiento contra el Alzheimer: dado que mostró resultados efectivos contra la depresión, ayudaría a la calidad de vida de los pacientes. en Argentina, actualmente, también se está profundizando sobre este aspecto.

MAHJONG RIICHI. Una partida en una tienda de juegos en Villa Crespo. / Foto: Emmanuel Fernández.

MAHJONG RIICHI

Tratando de construir una "muralla china"

Cuenta la leyenda que el juego de mesa Mahjong fue inventado en el 500 a.c. por Confucio pero fue en realidad a fines del siglo XIX que se hizo conocido en Asia para recién llegar a Occidente a partir de 1920. Con variantes como la filipina, vietnamita o coreana, es la japonesa (riichi) la que protagoniza esta nota.

Se juega con 136 fichas que a su vez se dividen en cuatro grupos de 34. Estas fichas, a su vez, se subdividen en 27 fichas de palo (del número 1 al 9 de bambúes, círculos y caracteres) y otras siete fichas llamadas "de honor": cuatro representan a los vientos por cada punto cardinal (norte, sur, este y oeste) y las otras tres son las fichas de dragón (verde, blanco y rojo) que simbolizan las virtudes del hombre.

En un gran tablero (por lo general se juega entre cuatro personas) se construirá una "muralla" cuadrada: cada uno de los cuatro lados tendrá 34 fichas -17 superiores y 17 inferiores- todas ubicadas boca abajo. "El objetivo es armarlas en conjunto y según coincidan los palos y números", resumen los expertos Matías Alloattí (29) y Pablo Figoni (30).

Ellos son miembros del Club Argentino de Mahjong Riichi, que nuclea a los amantes de este juego. Cada martes por la tarde se reúnen en 2de6, una tienda de juegos de Villa Crespo, como así también en Puente Maipu (Olivos) y en el Centro de especialización en Juego (Parque Patricios).

Jess Fogel (26), una de las pocas chicas que juega al MR, sostiene que la baja tasa femenina frente al tablero se debe a que "el juego tiene cierta complejidad y eso, a veces, te aleja; muchas prefieren tomarse un cafe y hablar de chicos que estar acá", agrega ella entre risas. Otro participante es Carlos Gimenez (23), que viene de los juegos de rol como el Dungeon & Dragons y desde hace tres meses arrancó al MR. "Lo aprendí a jugar rápido, practico fuerte cada diez días y y me perfecciono vía tutoriales online. Esto es 30% azar y 70% estrategia. Paciencia y dedicación".

REVERSI. Tablero en el Círculo de Ajedrez Torre Blanca. / Foto: Martín Bonetto.

REVERSI / OTHELLO

En la Argentina también le dicen Yang

"Un minuto para aprenderlo, una vida para jugarlo bien". Ese es el lema del reversi, un juego de origen británico, creado a fines del siglo XIX por los londinenses Lewis Waterman y John. Mollett.

En 1971, el japonés Goro Hasegawa cambió dos reglas del juego (por ejemplo fijar una posición inicial de partida) y lo registró bajo el nombre de Othello (Otelo en castellano), inspirado por la obra homónima del gran dramaturgo inglés William Shakespeare. "En Argentina se lo conoce como Yang", comenta Daniel Olivares, uno de los pioneros de la práctica en nuestro país.

Este juego de estrategia se plantea en un tablero -de 64 escaques o casilleros- para el cual cada participante dispone de 64 fichas. Cada jugador tiene asignado un color y -al igual que en el go- se impone quien al finalizar la partida consiga tenga más fichas de su color sobre el tablero. El "encierro" de una ficha es entre dos del oponente, sea diagonal, vertical u horizontal. Pero a diferencia del go, en lugar de sacar del tablero a la ficha capturada, se la da vuelta en su casilla ya que son reversibles (blancas de un lado, negras del otro).

¿Algunos tips para ganar? a) Si el jugador domina las esquinas por lo general obtendrá la partida ya que puede marcar mejor el terriorio. b) El que tiene menos fichas de su color durante el 80% del partido suele resultar ganador, dado que tiene mayor libertad de movimientos para comer. c) Lo ideal es ir comiendo de a pocas fichas y -recién al final- en grupos.

Los fanáticos locales de este juego tienen sus punto neurálgico en la Asociación Argentina de Othello. Cada sábado por la tarde se reúnen en el primer piso del Círculo de Ajedrez Torre Blanca, en la zona del Abasto, congregando amantes de las fichas blancas y negras: grandes y chicos, expertos y principiantes. Como Iván, el joven ajedrecista de 10 años que logró dominarlo en muy poco tiempo. Su tutor es Maximiliano Pellizzari (26), el N°1 del ranking a nivel nacional, quien llegó a jugar unas 90 partidas de reversi por hora.




sábado, 27 de mayo de 2017

Huracán 1 vs. Boca Juniors 1... @dealgunamanera...


Con el grito en la Boca…


Huracán empató esta noche uno a uno con Boca Juniors en el estadio Tomás Adolfo Ducó por la vigésimo sexta fecha del Campeonato de Primera División 2017.

© Publicado el domingo 28/05/2017 por el Departamento de Prensa del Club Atlético Huracán de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Fotos: Daniel Méndez y Maximiliano Day.

Parecía que se escapaba pero no. Otro partido en el que el Globo superaba a su rival, lo había logrado doblegar e inmerecidamente caía. Sin embargo, la persistencia, perseverancia y la fe le dieron al local la posibilidad de llegar al empate en la última.  

Ignacio Pussetto fue de lo más fresco en el ataque junto a Alejandro Romero Gamarra, quién fue potenciado con el ingreso de Daniel Montenegro en la segunda etapa.

Por parte de la visita, la apuesta sobria sobre su centro delantero -que le dió frutos, pateó una sola vez y logró ponerse en ventaja-. Sin embargo, la efectividad de Boca quedó empañada por el insulso planteo con el que le dio la pelota a su rival y le cedió el terreno. 

Fue así como Huracán, con más amor propio que otra cosa, alcanzó la igualdad tras una falta infantil del arquero Agustín Rossi al Rolfi Montenegro y la definición fría, precisa y llena de calidad del Kaku Romero Gamarra.

Huracán 1

Marcos Díaz; Nicolás Romat, Martín Nervo, Fernando Cosciuc, Lucas Villalba; Matías Fritzler y Lucio Compagnucci; Ignacio Pussetto, Mariano González, Alejandro Romero Gamarra; Norberto Briasco. DT: Juan Manuel Azconzábal.

Boca Juniors 1

Agustín Rossi; Gino Peruzzi, Fernado Tobio, Lisandro Magallán, Jonathan Silva; Leonardo Jara, Wilmar Barrios, Fernando Gago, Pablo Pérez; Cristian Pavón y Darío Benedetto. DT: Guillermo Barros Schelotto.

Goles: ST 30m Benedetto (B), 94m Romero Gamarra (H).

Cambios: ST 18m Julio Angulo por González (H), 20m Daniel Montenegro por Pussetto (H), 24m Gonzalo Maroni por Pérez (B), 34m Diego Mendoza por Cosciuc (H), 44m Fernando Zuqui por Jara (B), 46m Frank Fabra por Pavón (B).

Estadio: Tomás Adolfo Ducó

Árbitro: Darío Herrera











¿Fue o no fue penal?... ¡¡¡Fue penal!!!



La opinión del hincha. El destino dijo basta…


Como una maldición gitana, los hinchas de Huracán estamos destinados a ver siempre la misma película.  Nos despertamos, nos ponemos la camiseta, viajamos hacia el Duco, lo llenamos, el equipo sale con todo a buscar al rival (que como siempre vienen a la Quema a defenderse),  pasa el tiempo, no la embocamos, empiezan los nervios, llega el error de siempre (normalmente de los árbitros, a veces de algún jugador nuestro, como en este caso), viene el gol del rival. El guion sigue con el técnico sacando a nuestro mejor jugador (González), el rival hace más tiempo, los nuestros ya no llegan a ver el arco y sin hacer nada se llevan los tres puntos.  Fin de la película.

Un día el destino dijo basta.

Cuando el acomodador de la sala ya prendía su linterna, cuando empezaban a venir los títulos del film, cuando ya queríamos salir del cine porque estábamos hartos de ver siempre lo mismo, el aparato que proyectaba la película explotó.  Y salió humo.  Y el destino se encargó de que el final de siempre fuera distinto.  Y lo fue.

Faltaban cinco segundos para el final.  Un jugador rival –me dicen que se llama Rossi- se le ocurrió ser la estrella de la noche y lo toca al Rolfi Montenegro.  Cinco segundos.  Los visitantes quieren comerse crudo al referí.  Nosotros mirábamos al cielo.  Y la acomoda el Kaku y la patea y va al arco y es gol de Huracán.  Y fue grito, alarido, locura.  Sacan del medio, pasan los cinco segundos y termina el partido. Y el destino dijo basta, Huracán, basta.  Tomá, te lo merecés.

Y Boca, que llegaba puntero, que se metió atrás todo el partido, que solo tenía  al 5 protestando, perdió el campeonato.

Si querés dar la vuelta hay una calesita en el Parque Patricios.

¡¡Abrazo Quemero!!

Carlos Biondi.