lunes, 3 de agosto de 2015

Crucero del Norte 3 vs. Huracán 3... @dealgunamanera...

Empate agónico en Misiones…


Huracán empató esta tarde tres a tres frente a Crucero del Norte por la décimo novena fecha del Torneo de Primera División en condición de visitante.

Dormido, tímido, pálido y opaco fue el andar del conjunto visitante a lo largo de su visita a Misiones, o por lo menos, hasta los últimos quince minutos de juego. A los once, la falencia más clara del equipo, el sector izquierdo, fue la llave que utilizó el elenco local para abrirse paso a la puerta de la victoria. Un centro al corazón del área de Alejandro Pérez, fue directo a la cabeza de Gabriel Avalos que en el aire, con fiereza y sin piedad marcó el uno a cero. A los veintitrés, la misma fórmula pero con diferente asistidor, culminó en la segunda conquista del nueve paraguayo, Ávalos, tras una asistencia nuevamente proveniente desde la derecha del ataque misionero enviado en esta ocasión por Nicolás Martinez.

En la segunda etapa, los de Parque Patricios continuaron sin ideas para revertir la historia y todo se pondría más negro a los setenta minutos de juego cuando un puntazo de Carlos Arano se incrustó en el arco custodiado por Matías Giordano -ingresó por la lesión de Marcos Díaz en el primer tiempo- y concretó el tres a cero en favor del Colectivero.

Cuando pasaban a jugarse los últimos quince minutos del partido, sin merecerlo, Huracán descontó en los pies del único jugador que demostró compromiso, amor propio y sacrificio. Cristian Espinoza, uno de los pocos autores y responsables de la igualdad obtenida, recibió la habilitación de Ramón Ábila y mientras entraba al área, disparó certero para lo que hasta el momento parecía, ‘sólo un gol para la estadística’. A los cuarenta del segundo acto, tras una serie de rebotes, Patricio Toranzo le bajó la pelota a Agustín Torassa -ya estaba en cancha junto con Ezequiel Miralles- y el delantero oriundo de Chaco, sin pararla, le pegó para ponerse a tiro del empate y estirar un poco más la ilusión.

El local perdonó y mucho. Contribuyó al resultado malogrando demasiadas ocasiones de gol, teniendo en bandeja la victoria que se le escapó en una de las últimas tras un rechazo largo de Mauro Bogado, al encontrar a Eduardo Dominguez como un delantero improvisado que fue fundamental para peinar la pelota y darle la gloria a quién más se la merece. El hijo de Omar y Sandra, el sobrino de Raquel, el hermano de Magui, el amigo de todos, el más humilde, la joya del plantel y sobre todo, el hincha de Huracán. Llenó de amor la pelota con su botín derecho y como una flecha al corazón, sentenció a Crucero en una estocada final para para desgarrar la garganta, para romper los muebles en casa, abrazar a la familia y llegar al tan ansiado empate agónico.

Sin dudas, Huracán deberá corregir inmediatamente los errores individuales y colectivos reiterados que presenta, porque en 15 días jugará otra final frente a un rival directo por la permanencia y no podrá darse el lujo de regalar setenta y cinco minutos.

Crucero del Norte: 3  

Horacio Ramírez; Julio Barraza, Alejandro Pérez, Rodrigo Lechner y Nicolás Dematei; Nicolás Martínez Ramos, Fabio Vázquez, Nicolás Olmedo, José Dujut y Dardo Romero; Gabriel Avalos. DT: Sebastián Rambert

Huracán: 3 

Marcos Díaz; José San Román, Martín Nervo, Eduardo Domínguez y Carlos Arano; Mauro Bogado, Federico Vismara y David Distéfano; Patricio Toranzo; Cristian Espinoza y Ramón Abila. DT: Néstor Apuzzo

Goles: 11′ y 23′ Ávalos, 70′ Arano (e/c) (CdN); 77′ y 91′ Espinoza, 86′ Agustín Torassa (H).

Estadio: Comandante Andrés Guacurarí

Árbitro: Mauro Vigliano

© Escrito por Rodrigo da Silva el domingo 02/08/2015 y publicado por el Departamento de Prensa del Club Atlético Huracán.


 







Publicar un comentario