jueves, 1 de mayo de 2014

Binner como nuestro Angela Merkel… De Alguna Manera...


Binner como nuestro Angela Merkel…


Más allá del chiste del título, ¿puede Binner convertirse, como Merkel en Alemania, en el articulador de una gran coalición que incluya al PRO? Lucas Llach lo propuso en su blog con el argumento de que si explotan las diferencias, “ok, pasa en las mejores familias”; y el fantasma de Mauricio cruzó el lanzamiento del Frente Amplio UNEN (FAU), pero… ¿vale la comparación o hay algo que nos diferencia del país de las frankfurter?

No confundir gordura con hinchazón
 
En sistemas parlamentarios como el alemán, las alianzas son posteriores a las elecciones: los partidos forman coaliciones de gobierno, no alianzas electorales. Merkel bien podría haber negociado con otro partido que le garantizara una mayoría a cambio de menores concesiones. Prefirió, sin embargo, entregar el ministerio de economía a sus eternos rivales socialdemócratas, ideológicamente más próximos que, por citar un caso, los verdes

En el caso del FAU, una alianza electoral con el Pro haría que todas las mañanas Binner, Cobos y compañía tengan que expedirse sobre los dichos de Macri de la noche anterior, ej: “hay quitarle los planes sociales a quienes corten una calle“. ¿Por recibir un plan no pueden protestar?¿Hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda?

En una nota que salió hoy en la revista El Estadista, Andrés Malamud dice que cada vez que se unieron, radicales & fuerzas afines tuvieron buenos resultados (1997, 1999, 2009); el problema viene después, “ganar es fácil, lo difícil es durar”. En el 99 la frustrada Alianza incluyó a un sector del peronismo que hoy viste ropajes kirchneristas. ¿Qué hacer entonces con el Pro a la luz de aquella experiencia?

A continuación, con mucha imaginación (casi ciencia ficción), un camino posible a Balcarce 50: Binner es electo candidato a presidente por el FAU en las PASO, saca el 28% en la general y enfrenta a Massa en la segunda vuelta. Antes del ballotage en un acto de campaña presenta 50 medidas para los primeros 100 días de gobierno junto a su futuro gabinete, que incluye figuras políticas con peso propio: Ernesto Sanz (UCR), jefe de gabinete; Juan Carlos Zabalza (PS), ministro del interior; c (PS), secretario de medios; Viki Donda (Libres del Sur), ministra de desarrollo social; y la sorpresa, Miguel Braun (PRO), ministro de economía. 

La conformación de una coalición de gobierno amplia en el momento de la segunda vuelta podría darle un plus al FAU para agrupar al gorilaje (Llach dixit) y hacerse del premio mayor. Algo así como un refuerzo para los últimos 15 del segundo tiempo, con el partido empatado y la hinchada gritando “esta tarde cueste lo que cueste, esta tarde tenemos que ganar”. El compromiso de apoyo en la segunda vuelta debería firmarse con la sangre de los cargos. Sería un espejo de la gran coalición alemana, con los socialdemócratas en la primera magistratura y los democristianos en Economía.

¿Cuán ficción es esta ciencia?
 
Acá Sergio Berenztein da algunos indicios y promete más números para las próximas semanas. Carlos Pagni dice que cambia el tablero político. Será cuestión de comprar pochoclos, esperar y ver.

© Escrito por Santiago Nicholson el Sábado 24/04/2014 y publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


Publicar un comentario