sábado, 23 de junio de 2012

Atlanta 0 vs. Huracán 2... De Alguna Manera...

Hasta la próxima…

 El paso de Atlanta por la B Nacional duró un año. Con la derrota 2-0 ante Huracán, el
Bohemio descendió a la B Metropolitana.

Atlanta se despidió de la B Nacional. Los de Villa Crespo no supieron encontrarle la vuelta a la categoría y, con la derrota ante Huracán, el Bohemio decretó su regreso a la B Metropolitana. Los de Parque Patricios, que ya habían zafado de todo la fecha pasada, terminaron el torneo en alza, pensando en realizar una mejor campaña en la temporada que viene.

En Villa Crespo se vio a un local al que la mochila que llevaba le pesaba un montón. Tanto, que se lo notó nervioso y muy impreciso. Atlanta jugó como resignado, sin demasiadas ideas y sin crear situaciones de gol. Huracán, con tranquilidad y sin demasiado esfuerzo, se puso en ventaja y siempre manejó el partido

© Publicado por el Diario Deportivo Olé de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el sábado 23 de Junio de 2012.


La muerte digna...
  
 

En Villa Crespo, Atlanta perdió con Huracán 2 a 0 en la última fecha, y así confirmó su descenso a la B Metropolitana. El equipo bohemio volvió a reiterar las mismas fallas observadas a lo largo del campeonato, especialmente cuando debía salir a ganar. De cualquier modo, los resultados en otros estadios ya hacían que aún cuando Atlanta diera vuelta el partido, el descenso estaba consumado. El público bohemio tuvo una actitud digna frente al descenso, que se empañó un poco por los incidentes generados en una porción del público visitante que demoró su salida. Los 34 puntos que Atlanta logró en 38 fechas lo dicen todo.

Sergio Rondina realizó una única modificación respecto de Caballito: el regreso de Quiles de 4 en lugar de Lolli. Ninguno de los dos prevaleció especialmente en el inicio. Atlanta intentaba armar el juego desde el doble 5 (López-Mamberti), y Huracán también respondía con un Battaglia que manejaba muy bien la pelota, y la compañía que le daban Milano y Sánchez Prette. En 8’ Abel Soriano se metió bien, pero le pegó muy debilmente. En 9’ fue Villegas el que respondió, pero salvó Pellegrino.

Las pocas ilusiones que tenía Atlanta se esfumaron en 11’ cuando Milano ejecutó brillantemente un tiro libre en forma baja y esquinada, al segundo palo, con un Pellegrino jugado en el primero. Y al tiempo llegaban los goles de los rivales bohemios en Ezeiza y San Juan, con lo cual la suerte quedaba prácticamente echada. Pero el partido había que seguir jugándolo. En 14’ Ramírez ejecutó un tiro libre desde la derecha, que rebotó en la mano de Filipetto, en la barrera. O bien el árbitro lo juzgó casual, o no lo vio. En 17’, tras un centro de Pasquini, Mamberti cabeceó al medio, pero nadie llegó para empujar. Atlanta mostraba a Ramírez como su pieza ofensiva más importante, pero todo resultaba muy tibio. En 18’ Cámpora aprovechó un error de Lugo, y quedó solo, pero definió mal, desviado. 

El tiempo siguió transcurriendo sin mayores situaciones de peligro; lo más destacado en el resto de la etapa fue la decisión de Rondina de sacar a un flojo Galeano ¡en el primer tiempo!. Enseguida, Milán debió cortar una carga franca de Villegas que se iba al gol.

Tampoco hubo mucho que destacar en la segunda etapa. Los resultados de otras canchas, y el propio de Villa Crespo ya condenaban a Atlanta. Y el equipo hacía bastante poco por contrarrestar el resultado que se iba dando. O quizá, si hacía lo que podía, pero eso no era suficiente. En 3’ Mamberti habilitó a Abel Soriano, pero el 9 le pegó mal, por encima. En 10’ Ramírez ejecutó un tiro libre que se fue alto. En 11’ Atlanta tuvo una clara, cuando Abel Soriano levantó sobre Monzón, mientras Guzmán cargaba por la derecha solo. Increiblemente el 17 de Atlanta se lo perdió: la pelota se fue desviada. Huracán se dedicaba a intentar poner contragolpes, que encontraban muchas veces mal parada a la defensa bohemia.

Empezaron a sucederse los cambios (Atlanta quedó con línea de 3), pero no las situaciones de gol. En 37’ Ramírez ejecutó un tiro libre que Monzón desvió al corner. En 39’ se lo perdió Quintana en Huracán, pero en 42’ armó una contra en la que Quintana quedó solo para definir, pero Pellegrino le tapó muy bien el remate; sin embargo, le quedó a Bustos, que puso el 2 a 0. Solo quedó tiempo para la expulsión de Segovia por doble amarilla, y para que Abel Soriano cabeceara a las manos de Monzón una de las pocas veces que un centro lo alcanzó. 

Fue final, y un descenso con todos los hinchas de Atlanta gritando al unísono el clásico “Aunque ganes o pierdas…”, y que parecía que terminaría sin incidentes. Sin embargo, parte del público visitante decidió demorar su salida para provocar, ante la pasividad policial, y así hubo algunos incidentes en la tribuna local por pretender salir. Mientras, en otras canchas se definían los puestos de ascenso y promoción. Atlanta ya no integrará más el Nacional B. La ilusión generada un año atrás sufrió un retroceso. Era lógico: en 6 meses del año en Villa Crespo no pudo ganar ni un partido.

© Escrito por Carlos Stortz  y publicado por http://sentimientobohemio.info el sábado 23 de Junio de 2003.

 Las fotos:

Con Marcelo en cancha de Atlanta.

Con Marcelo en cancha de Atlanta. 


 
 

 




Los goles:


Las estadísticas:
 
 

 

Publicar un comentario