lunes, 26 de enero de 2015

El ARA “Canal Beagle” sigue operando en la Antártida Argentina… De Alguna Manera...

El ARA “Canal Beagle” sigue operando en la Antártida Argentina…

Embarcó en la base chilena Eduardo Frei al Grupo Reparaciones y a la dotación que invernará en la base permanente Orcadas. También reabasteció a la base permanente Carlini.

En navegación- Tras hacer escala en la base Marambio de la Fuerza Aérea, aterrizó en la Base chilena Eduardo Frei el avión Hércules que transportaba al jefe del Estado Mayor del Comando Conjunto Antártico, coronel Orlando Interlandi, al jefe de Logística del Comando Conjunto Antártico, capitán de fragata Maximiliano Mangiaterra, y parte del personal que realizará invernada en Orcadas.


Una vez arribados al continente blanco, el grupo embarcó en el transporte ARA “Canal Beagle”, donde el coronel Interlandi y el capitán Mangiaterra conducirán las operaciones que debe cumplir el buque de acuerdo a lo planificado por el Comando Conjunto Antártico, al mando del capitán de navío VGM, Gustavo Enrique Castillo.


La nueva dotación de Orcadas, que permanecerá durante un año en la latitud 60º Sur, ya navega rumbo al istmo de la isla Laurie donde se encuentra la base inaugurada en 1904, testimonio de los 110 años de presencia ininterrumpida de nuestro país en la Antártida.


El teniente de navío Juan Manuel Garita--jefe de base entrante--, el teniente de fragata médico Jesús Domingo Rivero, y 18 suboficiales y cabos componen la dotación que reemplazará a la que hace más de un año se encuentra cumpliendo funciones en la base más antigua del país en la Antártida.


Además, bajo las órdenes del teniente de navío Pablo Lavena, se encuentra el Grupo Reparaciones, compuesto por 20 personas, que serán los encargados de llevar a cabo el mantenimiento de la base hasta mediados de marzo, fecha en la que iniciarán el repliegue hacia el continente.


Una vez que el transporte “Beagle” embarcó a todo el personal llegado desde la Argentina continental, el buque puso proa entre los hielos hacia la base antártica permanente Carlini, la que mayor actividad científica tiene.


Luego de ocho millas, el buque de la Armada fondeó para desarrollar las tareas de descarga y reaprovisionamiento de víveres secos y frescos, como así también del combustible antártico que la base requiere para funcionar.


Las maniobras logísticas, por su volumen, demandaron más de dos días ininterrumpidos de trabajo. Terminado el desembarco de material, el buque continúa con su itinerario previsto para esta campaña.

© Publicado el lunes 19/01/1015 por el Diario Gaceta Marinera de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Publicar un comentario