sábado, 1 de febrero de 2014

Luciano Arruga, Desaparecido en Democracia... De Alguna Manera...


Cinco años sin Luciano Arruga: causa parada y un pedido "desgarrador"...

La plaza de Perú y Pringles, en Lomas del Mirador, donde un patrullero 'levantó' a Luciano Arruga. Foto: Perfil.com

Los policías imputados por el caso no fueron siquiera indagados. Luciano Nahuel Arruga fue visto por último vez, ensangrentado y golpeado, la noche del 31 de enero de 2009 en el destacamento policial de la calle Indart de Lomas del Mirador, en La Matanza. Desde entonces, su familia sufrió toda clase de amenazas y todo tipo de revés judicial en su acusación contra la Policía Bonaerense.

Pese al reclamo de distintos sectores de la sociedad por el esclarecimiento del caso, -incluso el CELS se sumó a la querella-, ninguno de los ocho agentes imputados fue indagado por el juez federal de Morón, Juan Pablo Salas, quien tomó el caso recién hace un año. Se trata del subteniente Oscar Fecter (Lomas de Zamora), los subcomisario Néstor Díaz (Esteban Echeverría) y Ariel Herrera (Morón), el subteniente Daniel Vázquez (Lomas de Zamora) y los oficiales Martín Monte (Pompeya) y Damián Sotelo, José Márquez y Hernán Zeliz (Morón).

Hasta ahora, sólo hay un detenido en el caso: el comisario de Laferrere Julio Torales- por una causa anexa en la que se investigan las torturas que padeció el adolescente. Según se cree, Arruga habría muerto luego de la represalia policial por haberse negado a ser un "pibe chorro".

La detención de Torales y el supuesto pase a disponibilidad de los ocho policías involucrados -hay quienes sospechan que siguen en funciones- se produjo por la presión ejercida por el organismo dirigido por Horacio Verbitsky al ministro de Justicia provincial, Ricardo Casal.

En agosto de 2012, el gobernador Daniel Scioli y su secretario de Derechos Humanos, Guido Carlotto, recibieron a los familiares durante media hora. El mandatario provincial prometió su "máximo compromiso". La familia de Luciano sigue esperando que la investigación avance.

En 2013, la hermana de Arruga, Vanesa Orieta, inició una campaña "para saber la verdad" sobre el destino de Luciano. Junto a familiares, amigos, la Red Alternativa de Medios y algunos militantes independientes de izquierda tomaron durante 33 días el destacamento donde el adolescente fue visto por última vez.

La agrupación Familiares y Amigos de Luciano Arruga pedía que el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, les cediera el espacio para actividades de reinserción social orientadas a jóvenes en situación de pobreza. El proyecto apuntaba a crear un espacio para la memoria -según prometiera el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresnada- y que el Equipo de Antropólogos Forenses se llevara muestras del lugar para aportar a la causa.

Las excavaciones fueron realizadas el 19 de noviembre.Los familiares aún esperan la respuesta del municipio, para que los otros reclamos sean respondidos. Allegados de Arruga también aguardan un jury en el Consejo de la Magistratura bonaerense del primer juez de garantías del caso, Gustavo Banco, así como de las dos primera fiscales, Roxanna Castelli y Celia Cejas, quienes otorgaron la pesquisa a la misma Policía investigada.

Otro año sin saber. "Estoy orgullosa de ser Mónica Alegre, madre de Luciano Nahuel Arruga. Parí un argentino y negro que no quiso robar y estoy orgullosa de eso", expresó hoy, por su lado, la madre del joven desaparecido.

Orieta, en tanto, expresó: "Es un día en el que el dolor se agranda, pero estamos de pie". "A mi hermano un grupo de policías le había ofrecido robar para ellos. Esto tiene una carga emocional muy grande para nosotros", confió.

Como cada año, la joven renovó el pedido para que la sociedad colabore con la búsqueda y pedido de Justicia. "Buscar a un desaparecido es un camino desgarrador que no se puede transitar en soledad. Los necesitamos. Hace cinco años que no paramos de buscarlo. Nos sobran fuerzas porque nos falta Luciano", remarcó.

La izquierda apareció. En el festival por los Derechos Humanos que los familiares organizaron en Lomas del Mirador por el 5º aniversario, hubo una novedad: la presencia de varios referentes políticos de la izquierda.

Al evento acudieron Jorge Altamira y Néstor Pitrola (Partido Obrero), quienes conversaron con la familia de Arruga; el hermano de Mariano Ferreyra y legislador porteño, Pablo Ferreyra (Alternativa Popular); el dirigente Luis Zamora y el metrodelegado Claudio Dellacarbonara, entre otros.

© Escrito por Diego Gueler el Viernes 31/01/2014 y publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Las fotos:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Publicar un comentario