viernes, 10 de agosto de 2012

Palabra autorizada: hablan los chicos… De Alguna Manera...

Palabra autorizada: hablan los chicos…



Para saber cómo piensan, qué les gusta, con qué sueñan y cuáles son sus temores y preocupaciones, Revista Cabal Digital entrevistó a un grupo de chicos de entre 4 y 13 años, en el mes del Día del Niño.

Ariel Bufano, histórico titiritero y gran conocedor de los niños, sostenía: “No hay rosas para chicos y rosas para adultos, no hay paisajes para chicos y paisajes para adultos. El paisaje es el mismo, la obra es la misma, pero con eso un niño de dos años hará una experiencia y el adulto hará otra”. Del mismo modo, puede afirmarse: los chicos habitan el mismo mundo que sus padres, cumplen con rutinas familiares y comparten con sus compañeros de escuela las normas institucionales, pero lo viven a su modo, a través de su punto de vista, generacional y personal. Por eso, en el Mes del Niño nos propusimos saber cómo piensan y qué opinan los chicos respecto de la infancia, de la escuela, y de la realidad social, cómo definen sus temores y qué ilusiones los movilizan.

Con ese objetivo Revista Cabal Digital convocó a un grupo de niños que, además de jugar y divertirse, se prestó al desafío de compartir con los lectores y espectadores sus ideas, opiniones y fantasías, en un video que acompaña esta nota.
Los chicos disfrutan la etapa que transitan, y así lo demostraron: según explican, lo que más les gusta es el tiempo de juego, y el que comparten con amigos. Son conscientes de que tienen algunos beneficios, y también que hay cosas que sólo llegarán con el tiempo. Lo que los diferencia de los niños de generaciones pasadas, es que están definitivamente más informados: Internet, la televisión, el contacto permanente con las redes sociales los convierten en pequeños ciudadanos informados sobre lo que pasa en el país y en el mundo.
Consultados acerca de lo que consideran lo mejor de la infancia, casi todos coinciden en que se trata de la época destinada a los juegos y al aprendizaje, y que eso la convierte en una etapa estimulante y divertida. “Lo mejor es que tenés una vida por delante”, opina Gonzalo (12). Para Tobías (8), lo más divertido es “tener muchos amigos”, y para Juana (8) “tener alguien que te cuida”. Invitados a pensar “Lo peor de ser niños”,  varios opinan que “despertarse temprano para ir a la escuela” es por lo menos incómodo. “¡Hay que Aguantar a los padres…!”, opina Franco.

Como la mayoría de los niños, sueñan con poder concretar en el futuro sus sueños, y plasmar sus pasiones en una profesión o un oficio.  Luca (8), que es fanático de los Beatles, proyecta ser escritor y futbolista. Tobías –que además escucha al grupo Calle 13- quiere ser músico y futbolista. Franco, que quiere ser baterista: “La música me permite expresar lo que siento”, dice. Ramiro se suma a la banda de pequeños soñadores: quiere ser “estrella de rock, para dar conciertos como Ringo, el baterista de los Beatles, porque lo admiro”. Benjamín (4) afirma que  no va a trabajar, de grande: “Prefiero quedarme todo el día jugando en la Play porque es más divertido”, asume, y el grupo es un coro de risas.

Cuando se los consulta sobre las medidas que tomarían de poder ejercer la presidencia de su país, casi todos apelan a su costado solidario, y a aportar soluciones a los que consideran los problemas más acuciantes: “Cuidaría a la gente, para que no le robaran tanto”, dice Bautista (10). “Yo haría escuelas y hospitales públicos para todos, para que ricos y pobres tuvieran las mismas oportunidades; y donaría una casa por familia”, aporta Franco. Ramiro (8) “ayudaría a los que tienen menos plata a conseguir trabajo y haría donaciones, para que todos ayudaran a los más necesitados”, mientras que Gonzalo (12) “pondría más escuelas y asistencia para la gente que no tiene”. “Si fuera presidente…¡Ipads para todos!”, remata el pequeño Benjamín (4), sin temor a que alguien pueda acusarlo de demagogo.

©Publicado por Revista Cabal Digital del Banco Credicoop Cooperativo Limitado el 1º de Agosto de 2012
Publicar un comentario