sábado, 21 de enero de 2017

200 Años del Cruce de Los Andes.(16/01/1817 - 16/01/2017) @dealgunamanera...

200 Años del Cruce de Los Andes 16/01/1817 - 16/01/2017


Parece mentira, pero frente a tanto bombardeo mediático que nos tiene muchas veces prisioneros de hechos nacionales e internacionales no trascendentes, comienza a pasar casi desapercibido el recuerdo de una gesta nacida en estas tierras, clave para el continente Americano y que reunió tres requisitos muchas veces difíciles de amalgamar: inteligencia estratégica, capacidad organizativa y apoyo popular; eso fue el Cruce de los Andes.

© Escrito por Roy Cortina el sábado 21/01/2017 y publicado en Facebook Roy Cortina

Pensada brillantemente por San Martín, esta maniobra militar que duro 20 días y que nos llena de admiración por quienes la llevaron a cabo, consiguió que un pequeño ejército bien entrenado atravesara una de las cadenas montañosas más complicadas del mundo, que lo hiciera en distintos pasos y que con una precisión asombrosa lograra la confluencia de todas las columnas de soldados en tiempo y forma para derrotar a los españoles en Chacabuco, prácticamente mientras bajaban del lado Chileno.

El cruce de los Andes, la desobediencia de Belgrano de retroceder a Córdoba y lograr las victorias de Tucumán y Salta y la resistencia de Güemes en el norte, son las tres causas que cambian el curso de la independencia de Sudamérica de los españoles, porque si caía el territorio de la actual Argentina, el regreso de la monarquía española a través del Rio de la Plata, hubiera sido un hecho y quien sabe cuántos años se habría extendido y cuan cruenta hubiera sido la guerra de liberación.

Sin embargo tanto la Guerra Gaucha en el norte y la audacia en Tucumán y Salta, fueron, si bien heroicas y populares, acciones defensivas. 

En cambio la estrategia pensada y ejecutada por San Martin de cruzar los Andes y liberar a Chile, les dio a los patriotas la iniciativa por primera vez y desato el nudo de la guerra a escala continental aliviando a los ejércitos liderados por Bolívar en el norte sudamericano.

El cruce de 5400 hombres cañones, víveres y miles de mulas y caballos, en un frente de 800 kilómetros, atravesando picos de 5000 metros de altura y con temperaturas que iban de los 30 grados de día a los 10 grados bajo cero de noche, es considerado una obra maestra a la altura de las mejores campañas militares de la historia universal.

Se hizo por la obstinación de un grupo político que comprendía la necesidad de hacerlo a toda costa, por el liderazgo de San Martin y sobre todo por el sacrificio del pueblo cuyano que tuvo una voluntad y una determinación férreas para costear y organizar el cruce.

El parco, enigmático y metódico andaluz por crianza y correntino por nacimiento, regresó a su tierra, después de guerrear por toda España y verla caer por la inoperancia de una monarquía con la que ya no estaba de acuerdo en ideales y en aspiraciones personales, sea que esta sucumbiese para siempre a manos de los franceses, sea que el famoso e incorregible Fernando Séptimo recuperara el poder, como finalmente lo hizo.

En Cádiz buscaría entusiastamente las ideas para realizarse en el nuevo tiempo que nacía. 

En el continente Americano, en lo que iba a ser nuestro país, encontró el lugar donde esas ideas tomarían cuerpo.

Probablemente en Inglaterra, haya llegado a sus manos el famoso plan del escoces Maitland, que ya en esa época indicaba que la mejor estrategia para derrumbar al imperio español en América, era tomar Perú a través de Chile y tomar a Chile desde Mendoza cruzando los Andes. 

Sea como fuere, el teniente coronel San Martin, sospechado de espía apenas piso Buenos Aires, no paró hasta lograr ser gobernador de Cuyo, fogonear la independencia y organizar la gesta con la que se inmortalizó y entró para siempre en nuestra historia.

Vale la pena recordarlo en estos días, cuando se cumplen 200 años del histórico acontecimiento, en los tiempos fundantes del país. 

Cuando queríamos ser libres y que lo demás no importe nada.




Publicar un comentario