jueves, 7 de abril de 2016

Huracán 4 vs. Sporting Cristal 2... @dealgunamanera...

No hay título que alcance…


Huracán venció esta noche por cuatro a dos a Sporting Cristal por la cuarta fecha del Grupo 4 de la Copa Bridgestone Libertadores en el estadio Tomás Adolfo Ducó.

© Escrito por Rodrigo da Silva el martes 06/04/2016 y publicado por el Departamento de Prensa del Club Atlético Huracán. Fotos: Daniel Méndez.

Pido perdón de antemano, sé que me quedaré corto. Sé que no alcanzarán las palabras para transmitir lo que sentiste, lo que estas sintiendo, lo que estamos viviendo. Sé que aunque lo intente, no puedo siquiera arañar un ápice de la emoción y exaltación que genera este equipo pero aunque primero haya una cuota pequeña de análisis, lo voy a intentar.

El Globo fue de menor a mayor, de la desconcentración al orden y de la adrenalina a la paciencia y la tranquilidad. Los Peruanos juegan bien y tienen individualidades que complicaron mucho a la defensa local. Entre la conducción de Carlos Lobatón, la habilidad de Horacio Calcaterra y la complicidad y displicencia de la última línea Quemera para no rechazar la pelota, la visita se puso en ventaja rápidamente de manera merecida.

Sin embargo, la historia se repite, este equipo se agranda en las difíciles y se despertó. Se acomodó en la cancha y se ordenó. Con la aparición de dos de los mejores jugadores de la historia del club, los de Parque Patricios pasaron al frente y en conclusión, ganaron el partido. Marcos Díaz, héroe total en la fría noche de Buenos Aires sacó absolutamente todo y fue uno de los responsables del resultado final. 

Ramón Ábila, concretó una velada fantástica para reafirmar por qué es uno de los mejores nueves del continente y con dos conquistas en seis minutos -una mejor que la otra- fue la figura del partido. El actor de reparto de ésta película no apta para cardíacos fue Daniel Montenegro quién manejó los hilos del encuentro y los ritmos para ser amo y señor del mediocampo. Tras pasar a estar en desventaja, el Cristal logró igualar por medio de un rebote que Calcaterra aprovechó por la espalda de Luciano Balbi.

La segunda etapa, fue característica de Copa Libertadores. Hubo que meter, trabar, correr, poner y sacar. De constante ida y vuelta, con un incesante compás los dirigidos por Eduardo Domínguez sacaron pecho y lo liquidaron las acciones con la pegada eximia de Alejandro Romero Gamarra y el ingreso de Ezequiel Miralles que en la primer pelota que tocó, pudo convertir de cabeza. 

Este Huracán llena el alma, alegra la vida, cambia el ánimo. Las letras son mediocres y la pluma se achica ante este equipo que sigue dando que hablar y que honestamente, ya no hay título que le alcance.

Huracán: 4

Marcos Díaz; Luciano Balbi, Federico Mancinelli, Hugo Nervo, José San Román; Daniel Montenegro (Lucas Villarruel), Mariano González (Germán Mandarino), Mauro Bogado; Alejandro Romero Gamarra, Lucas Chacana (Ezequiel Miralles) y Ramón Ábila.
DT: Eduardo Domínguez.

Sporting Cristal (Perú): 2

Diego Penny; Renzo Revoredo, Alberto Rodríguez, Jorge Cazulo, Jair Céspedes; Carlos Lobatón (Ray Sandoval), Josepmir Ballón, Horacio Calcaterra; Gabriel Costa, Irven Ávila y Santiago Silva (Alfredo Ramúa).
DT: Mariano Soso

Goles: 16′ Santiago Silva y 43′ Horacio Calcaterra  (SC); 24′ y 30′ Ramón Ábila, 68′ Alejandro Romero Gamarra y 84′ Ezequiel Miralles . (H)

Árbitro: Raphael Claus

Estadio: Tomás Adolfo Ducó.





Publicar un comentario