martes, 29 de abril de 2014

Independiente Rivadavia de Mendoza 1 vs. Huracán 2... De Alguna Manera...

En la última, encontró cura para la Lepra…


Huracán venció esta tarde por 2 a 1 a Independiente Rivadavia de Mendoza por la trigésimo quinta fecha del Torneo de la Primera B Nacional en el estadio Bautista Gargantini.En un encuentro donde las emociones estuvieron presentes hasta la última jugada, el Globo tenía que ganar para seguir prendido en la pelea del tercer ascenso y lo logró.

El primer tiempo fue todo para el elenco quemero. Con Ramón Ábila que obligó bien arriba a toda hora, Cristian Espinoza que no paró de correr ni por un momento, Gonzalo Martínez, que tuvo mucho compromiso tanto en el ataque como en la defensa y el talento de Patricio Toranzo para manejar los hilos de un equipo que si bien no logró convertir, buscó por todos lados a lo largo de todo el primer acto.

Al mismo tiempo, la nómina local intentó varias veces replicar pero sin efectividad a causa de la gran tarea del arquero, Marcos Díaz.

El ataque visitante estuvo capitalizado por Ábila, que en un mano a mano no pudo concretar, luego Espinoza, con un tiro cruzado tras una habilitación del recientemente nombrado Wanchope y más tarde, Martinez que encarando hacia el medio del arco, dejó atrás a varios defensores para encontrarse con la buena actuación de Josué Ayala.

La más clara llegó a los 32 minutos, tras una pared con el 9 quemero, el “Pato” Toranzó se iluminó con la calidad que lo caracteriza y picó la pelota desde afuera del área para que el travesaño le negara la apertura del marcador. No solo en ataque se vieron buenas actuaciones de los volantes, sino que también mostraron sacrificio y solidaridad cuando les tocó defender. La primera parte finalizó sin goles aunque con mucha adrenalina y la satisfacción del cuerpo técnico por la actuación del equipo.

En la segunda etapa, el cotejo no disminuyó en entretenimiento y aparecieron los goles. El elenco dirigido por Frank Darío Kudelka exhibió algunas falencias en defensa que hicieron que se perdiera el dominio que había logrado previamente.

Ya sin la pelota en sus pies, el equipo logró sostener la arremetida del local que reveló errores en las bandas visitantes consiguiendo atacar y adquiriendo mucho mas protagonismo. Cuando la caída del arco parecía insostenible, a los 16 minutos, Carlos Arano frenó la pelota en tres cuartos de cancha, remató al arco y un desvío en Diego Cardozo generó la primera conquista del partido.

Cuando menos lo merecía, Huracán encontró el gol que le devolvió la conducción del partido, la posesión del balón y la tranquilidad para poder desarrollar su juego. Tras diez minutos, la tarde se volvió gris para el conjunto visitante. Un centro de Lucas Gamba, generó el mal cálculo de salto del lateral derecho, Germán Mandarino que infantilmente, tras un enganche de Rodrigo Gutierrez, impactó la pelota con la mano y como consecuencia, el árbitro Jorge Baliño sancionó penal. Si bien el penal fue dudoso, también fue injustificable la acción. Con una definición llena de calidad, Ezequiel Perez picó la pelota e igualó el partido.

La decisión del juez se vio mas comprometida, cuando ocho minutos mas tarde no sancionó la misma pena para una jugada protagonizada por el ya ingresado Leandro Caruso, intentando avanzar con la pelota por sobre un jugador rival y este último frenándola claramente con las dos manos. 

La ilusión parecía disiparse y la ambición del elenco de Parque Patricios cesar, hasta que en la última jugada del partido, una falta a Wanchope Ábila, le dio una chance mas a los de Kudelka. Eduardo Dominguez apareció en la escena con una confianza particular que denotaba que nadie más podía patear esa pelota. Sereno en su acción, el capitán ejecutó y el tiempo se detuvo, todo Huracán apostó un último pleno para subirse al último tren por el ascenso.

Esa última ficha, una última esperanza. Con simpleza y elegancia, la pelota se incrustó en el fondo de la red y la locura, la demencia, la pasión se desató en cada garganta quemera. Como característica imprescindible, Huracán ganó sufriendo, una impronta que no puede desarraigar hace años. Pero que lindo sufrimiento, este que mantiene la esperanza quemera, este que hoy fue, cura contra la Lepra.

Síntesis:

Independiente Rivadavia 1

Josué Ayala; Ariel Agüero, Leandro Caballero y Lucas Parisi; Federico Guerra, Héctor Cardozo, Emiliano Fernández y Diego Tonetto; Ezequiel Pérez; Lucas Gamba y Leonardo Carboni.

DT: Roberto Trotta.


Huracán 2

Marcos Díaz; Germán Mandarino, Federico Mancinelli, Federico Domínguez y Carlos Arano; Lucas Villarruel, Alejandro Capurro, Patricio Toranzo y Gonzalo Martinez; Ramón Ábila y Cristian Espinoza.

DT: Frank Kudelka

Goles: ST 18m. Cardozo en contra (H); 29m. Pérez, de penal (IR); 48m Domínguez (H).

Cambios: ST 22m. Rodrigo Gutiérrez por Cardozo (IR), 30m. Diego Cardozo por Tonetto (IR), 33m. Leandro Caruso por Toranzo (H), 40m. Javier Rossi por Pérez (IR), 42m. Lucas Villafañez por Espinoza y Matías Defederico por Martínez (H).

Árbitro: Jorge Baliño

Estadio: Independiente Rivadavia Mendoza

© Escrito por Rodrigo da Silva y Mariana López el Domingo 27/04/2014 y publicado por http://www.clubahuracan.com.ar



Las fotos:


Los goles:

© http://www.youtube.com (PromiedosTV)






La tabla:




© http://www.youtube.com


© http://www.youtube.com




Publicar un comentario