sábado, 11 de agosto de 2012

Vos poder detener a Shell... De Alguna Manera...


Hoy es un gran día para el Ártico. En tiempo récord superamos el primer millón de firmas que se unieron a nuestra campaña. Ahora las petroleras tendrán que pensarlo dos veces antes de poner el Ártico en riesgo porque saben que hay millones de ojos sobre ellos, y un millón de voces diciendo: “Con el Ártico NO”.

¡Y esto es sólo el comienzo!

Nos estamos enfrentando a las corporaciones más poderosas y ricas del mundo. No se rendirán fácilmente. Van a usar todo su dinero e influencia para silenciarnos. Por eso, si realmente queremos detenerlas, te necesitamos. El Ártico, único hogar de los osos polares y tantas otras especies, continúa en peligro. Por favor asociá hoy un amigo a Greenpeace y ayudanos a seguir trabajando para frenar a las petroleras antes de que lo destruyan. Hacé click aquí.

Desde que supimos del plan de Shell para comenzar a extraer petróleo en el Ártico, hicimos todo a nuestro alcance para detenerlos. Expusimos el peligro de un derrame de petróleo en estas latitudes, perseguimos y bloqueamos sus barcos camino al Polo Norte, y llamamos a los sus inversores a dejar de financiar este desastre ambiental. Pero la semana pasada golpeamos a Shell donde más le duele cuando no solo Greenpeace, sino miles de personas en todo el mundo –personas como vos- llamaron a sus oficinas para pedir que den marcha atrás con la explotación del Ártico.

Ahora ya saben de lo que somos capaces cuando nos unimos. Y vamos a ir por mucho más. En septiembre les pediremos a los líderes mundiales en las Naciones Unidas que creen una zona protegida en el Polo Norte y que prohíban la pesca industrial y la extracción de petróleo en alta mar en el Ártico. Tenemos que mostrarles que la vida sobre la Tierra tiene que prevalecer sobre los intereses económicos de gobiernos y empresas.

Como sabés, Greenpeace nunca recibió un centavo de empresas ni gobiernos. Ésta es la clave de nuestra independencia, y la razón por la que podemos confrontarlos en cualquier parte del mundo. Dependemos solamente de personas como vos, que creen que un planeta más verde y pacífico es posible. Sumá un amigo a Greenpeace hoy y ayudanos a continuar nuestra campaña para salvar el Ártico. Hacé click aquí.

Juntos ya logramos algo increíble. Cuando lanzamos esta campaña, lo hicimos con un sueño. Queríamos crear un movimiento global tan grande que pudiera detener a las empresas más ricas, poderosas y codiciosas del mundo. Un millón de firmas parecía una meta inalcanzable entonces, pero hoy, sólo cinco semanas después, ya superamos esa meta. Ya somos más de un millón de personas, un millón de voces para defender a quienes no tienen quién los 
escuche. Somos la voz de los osos polares y de los hielos del Ártico.

Empezamos a generar un cambio real. Y no podemos detenernos ahora.

Te necesitamos,

Luis A. Capomasi
   Socio Nº 2210
     Greenpeace



Publicar un comentario