lunes, 2 de abril de 2012

1982 - 2 de Abril - 2012... A 30 Años... De Aguna Manera...

1982 - 2 de Abril - 2012...
A 30 Años...


Hoy, en Argentina, se celebra el “Día del Veterano de Guerra y de los Caídos en la Guerra de las Malvinas”.

Esta jornada es un “Día de” oficial, establecido mediante la Ley Nº 25.370. La elección de la fecha de esta jornada deriva del 2 de abril de 1982, en el que las Fuerzas Armadas de Argentina desembarcaron en Puerto Argentino/Stanley para iniciar la recuperación de las Islas Malvinas, ocupadas por el Reino Unido desde 1833. 

Esto desencadenó la Guerra de las Malvinas que se desarrolló desde ese día hasta la rendición argentina el día 14 de junio de 1982.




 Ley 25.370
H.Cámara de Diputados de la Nación

PROYECTO DE LEY

Texto facilitado por los firmantes del proyecto. Debe tenerse en cuenta que solamente podrá ser tenido por auténtico el texto publicado en el respectivo Trámite Parlamentario, editado por la Imprenta del Congreso de la Nación.

Nº de Expediente
1433-D-2007
Trámite Parlamentario
027 (11/04/2007)
Sumario
DECLARAR EL DIA 2 DE ABRIL COMO DIA DEL VETERANO Y DE LOS CAIDOS EN LA GUERRA DE MALVINAS, LEY 25370 Y SU MODIFICATORIA LEY 26110: MODIFICACION DEL ARTICULO 1 (DECLARAR COMO "DIA DE LOS HEROES DE MALVINAS").
Firmantes
GALANTINI, EDUARDO LEONEL.



El Senado y Cámara de Diputados,...

ARTICULO 1°: Modifíquese el Artículo 1º de la Ley Nº 25.370, modificado por Ley 26.110, quedando redactado de la siguiente manera: "Declarase "Día de los Héroes de Malvinas", el 2 de abril, el que tendrá carácter de Feriado Nacional inamovible."

ARTICULO 2°: De forma.-


FUNDAMENTOS
Señor presidente:

La Ley 25.370, sancionada el 22 de noviembre de 2000, declaró el 2 de abril "Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas", otorgándole carácter de Feriado Nacional, derogando así la Ley de facto N° 22.769, del 28 de marzo de 1983, que había instituido en esa fecha el "Día de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur".
A su vez, la Ley 25.370 fue modificada por la Ley 26.110, que le agregó la cualidad de inamovible a ese feriado nacional.

Mediante el presente proyecto venimos a plantear un cambio en la denominación de esa conmemoración, proponiendo que se la designe como "Día de los Héroes de Malvinas", con la finalidad de que la significación de las palabras exprese el auténtico sentido que debe darse a esa fecha, que no es otro que brindar homenaje a quienes verdaderamente merecen el honor del heroísmo de haberse sacrificado por la Patria.

Ese fue el espíritu del legislador del año 2000, que pretendió dejar en claro que, ni la irracionalidad de la decisión estratégica, ni el objetivo encubierto de la dictadura de perpetuarse en el poder, ni la derrota militar, debían menoscabar en lo más mínimo el sentido que el 2 de abril tiene para cada uno de los argentinos.

Ese es el día en que recordamos a los que se fueron y no volvieron; a los que aún no pueden volver, perdidos entre tanta neblina y dolor; a los que ya no volverán porque se suicidaron; a los que volvieron y fueron prácticamente escondidos, privados de la posibilidad de expresarse para contarle a su país que había sido engañado y para hablar de sus estados anímicos, sus dolores, sus heridas y sus angustias.

Es el día para sufrir con ellos y como ellos el dolor de las heridas, las del cuerpo y las del alma. El desconsuelo del olvido ingrato; el calvario del exilio interior; la vergüenza de tener que volver escondidos y no como héroes nacionales; la rabia de que haya importado más la derrota que la dignidad.

Sin embargo, a veinticinco años de aquél día inolvidable, hay una deuda pendiente que no deja cerrar las heridas, esas que afectan no sólo a nuestros ex-combatientes, sino a sus familias y a la sociedad toda.

Esa deuda es que todavía no se han podido revertir los efectos de la impunidad frente a las distintas formas de violación a los Derechos Humanos de las que fueron víctimas nuestros soldados durante los días de la guerra.

Y no se pudieron revertir porque les impusieron el silencio, los hicieron sentir portadores de una historia traumática que no podía ser compartida con los otros, lo que los llevó a la exclusión, el aislamiento o el encierro en grupos de pertenencia.

Pero el camino para saldar esa deuda comenzó a transitarse hace muy pocos días, y con orgullo puedo decir que así como hace 25 años desde mi Provincia de Corrientes salieron muchos de los jóvenes que con bravura defendieron nuestra soberanía, también hoy desde ella han salido los primeros valientes a dar testimonio de las atrocidades a las que fueron sometidos por sus propios superiores, aportando esas pruebas necesarias para llevar ante la Justicia a quienes las cometieron, con nombres y apellidos, para que algunos cobardes asesinos no enloden a todos los miembros de nuestras fuerzas armadas que actuaron con 
lealtad, valor y patriotismo.

Me refiero a la presentación de un documental que denuncia el crimen de varios soldados correntinos conscriptos a manos de oficiales durante la guerra de Malvinas, que la Comisión de Derechos Humanos de Corrientes, acompañada por Orlando Pascua como representante de los ex combatientes de la provincia, y el Subsecretario de Derechos Humanos, Pablo Vassel, entregaron a la Sra. Ministra de Defensa de la Nación.

La producción audiovisual recopila 23 testimonios de ex soldados que relatan con nombre y apellido cómo algunos oficiales del Ejército cometían aberraciones contra los adolescentes de sólo 18 años que fueron llevados a la contienda bélica. En el mismo se da cuenta del asesinato de soldados conscriptos correntinos, estaqueamientos y privación de alimentos a quienes tenían la labor de luchar por la Patria intentando recuperar territorio nacional.

El trabajo realizado tiene por finalidad que nada de lo ocurrido quede impune y que se haga justicia por todos los que murieron en la isla y por los que fallecieron después por secuelas de la guerra.

Entonces hoy, homenajear a nuestros soldados también es repudiar la impunidad, y empezar a poner la historia en claro.

Los términos con que la Ley 25.370 ha denominado a ese "Día" son -a la luz de estos últimos acontecimientos- demasiado genéricos. El 2 de abril sólo debemos honrar a los oficiales, suboficiales y soldados que supieron dar ejemplo de valor, disposición para defender nuestro suelo, espíritu solidario y respeto irrestricto por los derechos humanos. Sólo ellos merecen -como lo dijera el Presidente Kirchner- la misma llama que alumbra la memoria de San Martín, de Belgrano, de Brown, de Moreno y de tantos próceres que fomentaron el coraje y sabiduría para defender la Patria. Ellos son nuestros héroes contemporáneos.

Por lo expuesto, solicito a la Honorable Cámara de Diputados de la Nación la aprobación del presente Proyecto de Ley.


© Por De Alguna Manera el 2 de Abril de 2012.
Publicar un comentario