domingo, 30 de octubre de 2016

Biblioteca Popular Eduardo Schmidt (hijo) - Río Grande -Tierra del Fuego... @dealgunamanera...

Schmidt, la Biblioteca Popular que nació del amor de un padre a su hijo…

Ubicada en San Martín al 438 de Río Grande, la Biblioteca Eduardo Schmidt (hijo)

En el día de las Bibliotecas Populares, recordamos la historia de biblioteca Eduardo Schmidt (hijo) que comenzó hace 63 años, cuando Eduardo Schmidt -luego de la muerte de su hijo “Piluncho”- donó su casa, con la única condición de que sea destinada a ser una biblioteca para el pueblo.

© Publicado el  viernes 23/09/2016 por http://criticasur.com.ar/ de las Ciudad de Río Grande, Provincia de Tierra del Fuego, República Argentina.


Cuando su joven hijo “Piluncho” Schmidt murió en la década del 50’, Eduardo Schmidt y su esposa Isabel eligieron radicarse en Europa. Antes, debían resolver qué hacían con las propiedades que tenían en Tierra del Fuego. Una de ellas era la estancia “Piluncho”, que vendieron a dos hermanas de apellido Uribelarrea, y de allí su actual nombre “Dos Hermanas”. También debían determinar qué hacer con la casa de Río Grande, e inspirados por el amor de su hijo fallecido, decidieron donarlo a la comunidad, con la única condición de que pasara a ser propiedad de una asociación vecinal para ser destinado a una biblioteca para el pueblo.

Biblioteca Eduardo Schmidt (hijo)

Esta obra que inspiró a su fundador el entrañable amor a su hijo desaparecido, perpetuará su memoria, dotando al pueblo de Río Grande de un medio que le permita acrecentar su cultura y moral, base fundamental en que se cimienta el engrandecimiento de los pueblos”, fueron las palabras que el 8 de abril de 1953 pronunció el Presidente de la Asociación de Vecinos, el doctor Oscar Barabino al dejar inaugurada la Biblioteca Eduardo Schmidt hijo.

Schmidt no solo dejaba el edificio, también las estanterías, útiles y los libros que formaron la base de la primera biblioteca de la ciudad. Un año después, en 1954 fue declarada “Popular”, recibiendo los beneficios de la Ley 419.

Unos 400 socios permanecen activos el 80% del año.

Ubicada en San Martín al 400 -63 años después- la Schmidt sigue siendo la más importante de la ciudad de Río Grande, donde hoy son 6 las bibliotecas populares y una de las 2 mil que existen en todo el país.

Unos 400 socios permanecen activos el 80% del año, pero pueden llegar a tener hasta 600 asociados en el transcurso del año contando aquellos que se acercan a estudiar algo en particular y luego no regresan. Ser socio de la biblioteca cuesta hoy $ 35 inicialmente: $ 5 de cuota mensual y $ 30 de inscripción que sirven para los pequeños gastos.

Biblioteca Eduardo Schmidt (hijo)

“Son cinco pesos para el socio porque tenemos una pequeña ayuda del gobierno de la provincia y el municipio de Río Grande, además del subsidio de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP)”, cuenta Tomás a Crítica Sur Hipólito Cruz, titular de la Asociación Civil que mantiene activo el sueño de Eduardo Schmidt.

Don Cruz asegura que, lejos de lo que se piensa, la biblioteca tradicional sigue siendo muy frecuentada, tanto por estudiantes como por maestros o adultos que buscan un refugio en la lectura. “La gente sigue viniendo a la Biblioteca, vienen muchos chicos del secundario, otros cuando van a ingresar a la Universidad y sobre todo los que van a ingresar a la Policía. Algunos hacen fotocopia y se arreglan con eso”, dice.

En sus anaqueles hay más de 30 mil libros de los más variados, además siempre tienen libros para recuperar y restaurar. Y se incorporan los libros donados de los mismos socios o ciudadanos en general, ya que es normal que los vecinos lleguen con cajas de libros que van pasando de generación.

Ser socio de la biblioteca cuesta hoy $ 35 inicialmente: $ 5 de cuota mensual y $ 30 de inscripción que sirven para los pequeños gastos. 

“Cuando la señora que clasifica los libros se encuentra con repetidos, los aparta y luego son donados a otras bibliotecas de la ciudad o a escuelas aisladas. El primero de año mandamos cajas de libros a Corrientes y al Chaco”, señala Cruz.

Desde las 9 de la mañana y hasta las 18, la Biblioteca permanece abierta a la comunidad. 

“El socio puede llevarse libros y tenerlos 15 días, sino lo terminó a los 15 días avisa y se le da una semana más, y luego lo trae. Cuando pasa un mes o dos meses que no está, lo llamamos, a veces lo traen y otras veces no aparecen. No son muchos, pero son más los docentes los que quedan debiendo. La solución cuando pasa esto es ir a comprar otro para reponer”, asegura.

Fotos tomadas en mi última visita a la Ciudad de Río Grande en Marzo de 2016...




En los años 1969 y 1970 en mi estancia en la Ciudad de Río Grande, en aquel momento Territorio Nacional de Tierra del Fuego, tuve la oportunidad de recomenzar el ciclo secundario abandonado por razones diversas... En este espacio que bien administraba la querida Tita Romero, en la mesa de madera enorme que se ve a la izquierda de la foto alusiva, pasaba hora por día estudiando y esperando en colectivo que a la noche me llevaría a la Base Aeronaval de Río Grande para realizar mis tareas de Operador Radiotelegrafista en dicho destino naval.

En agradecimiento a la sociedad y la vida misma, es que he decidido donar todos mis textos utilizados en mis actividades docentes durante tantísimos años en la Carrera de Comercialización, de la Fundación de Altos Estudios en Ciencias Comerciales, perteneciente a la Asociación de Dirigentes de Empresas (ADE). Texto de tantísimo valor afectivo y formados de muchas generaciones de estudiantes, que servirán sin dudas a otros tantos en el lugar indicado.

Mi agradecimiento a Stella Salman, y a los propietarios de la Juguetería Guadis, Margarita Brignani y su esposo Humberto de la Ciudad de Río Grande por ser nexo en este acto.



ORDENANZA Nº 1100/98

Tema: DONESE a la Biblioteca Popular Eduardo Schmidt (h), el predio identificado catastralmente como Parcela 8, Macizo 116, Sección A.

Sanción: 26 de noviembre de 1998

VISTO: El expediente B-1495/RG/85 del Registro de la Gobernación de la Provincia, recaratulado como Expediente Letra “B” Nº 0338/97, caratulado: “BIBLIOTECA POPULAR EDUARDO SCHMIDT (h), s/Adjudicación Lote Fiscal”; y

CONSIDERANDO: Que de acuerdo a los antecedentes obrantes en el expediente de marras, con fecha 06 de enero de 1954 el sr. Eduardo Schmidt y su Sra. Esposa Doña Isabel W. de Schmidt, a la entonces Asociación de Vecinos “Biblioteca Popular Eduardo Schmidt hijo” el edificio construido en la Avenida General José de San Martín, sus instalaciones, estanterías, útiles y libros;

Que la donación mencionada se hace, entre otras, condicionada a que “...no podrá darse otro destino, ni temporal, ni momentáneamente al edificio que él dejó asignado de Biblioteca para el pueblo...”;

Que pese al tiempo transcurrido las distintas Comisiones Directivas no han logrado obtener la titularidad del predio en que se encuentra construida la Biblioteca;

que teniendo en cuenta el propósito que tuvo la familia donante de proceder a la elevación intelectual de la población, se hace necesario mantener el mismo espíritu donando el predio en cuestión a la Biblioteca popular;

Que con el fin de unificar criterio la presente donación debe hacerse manteniendo las condiciones impuestas por el matrimonio Schmidt;

Que de acuerdo a lo normado en la Ley Orgánica de Municipalidades Nº 236/84, articulo 66, corresponde al Concejo Deliberante autorizar la presente donación.

POR ELLO: EL CONCEJO DELIBERANTE DE LA CIUDAD DE RIO GRANDE, SANCIONA LA SIGUIENTE ORDENANZA

Art. 1º) DONESE a la Biblioteca Popular Eduardo Schmidt (h), el predio identificado catastralmente como Parcela 8, Macizo 116, Sección A de la ciudad de Río Grande, con una superficie aproximada de 1.250 metros cuadrados.

Art. 2º) LA DONACIÓN mencionada se hace condicionada a que no se podrá dar otro destino que el del funcionamiento de la mencionada Biblioteca.

Art. 3º) La Comisión Directiva de la biblioteca Popular Eduardo Schmidt (h), realizará la mensura correspondiente.

Art. 4º) Los gastos que demande la escrituración del predio mencionado, estarán a cargo de la Institución mencionada.

Art. 5º) DE FORMA.

DADO EN SESION ORDINARIA DEL DIA 26 DE NOVIEMBRE DE 1998.


Donación de Libros a la Biblioteca:


Querida Stela Salman, Millones de Gracias por ser nexo tan importante para quien suscribe. 
La Biblioteca Popular Eduardo Schmidt (hijo) me albergó durante dos años en mi estadía en la Ciudad de Río Grande en los años 1969 y 1970. Como humilde devolución, enviamos muchos textos, donde algunos de ellos los utilizamos en mi actividad docente, otros son parte de mi biblioteca, considerando que estarán bien resguardados allá. 
Gracias también para Margarita y Humberto, propietarios de la Juguetería Guadis de la Ciudad de Río Grande, por su colaboración con el transporte desde Buenos Aires a Río Grande del material enviado. Hemos cumplido con otra misión de vida. Muchas Gracias por siempre.








 





Publicar un comentario