lunes, 6 de junio de 2016

Primera Nacional B. Chacarita Juniors 4 vs. Independiente Rivadavia de Mendoza 0... @dealgunamanera...

Gana, gusta y golea.


Necesito empezar por el final para poder comentar este partido, ya que la gente que se retiraba del nuevo estadio si bien se iba llena de todo el fútbol que puso Chaca en la cancha, también se retiraba apesadumbrada por las noticias que llegaban desde Floresta, noticias que nos hacían caer en la afirmación que establecía que se terminaba una ilusión. Yo pienso particularmente que si bien no se podrá premiar a este plantel con un merecido ascenso, es muy claro que si se mantienen las estructuras institucionales y futbolísticas que derivaron en este más que digno desenlace seguramente pronto estaremos jugando nuevamente en la más alta división del fútbol argentino.

© Escrito por Marcelo Olivera el lunes 06/06/2016 y publicado por el Departamento de Prensa del Club Atlético Chacarita Juniors.  

A todo esto hoy hubo un partido en San Martín, pero el único que se hizo presente para brindar espectáculo fue Chacarita. Dio gusto ver a este equipo de Coyette como desintegró desde el primer minuto de juego a un Independiente mendocino que nunca, repito, nunca, encontró la forma de parar a este torbellino tricolor.

Mérito del Técnico que supo ensamblar perfectamente a todas estas muy buenas individualidades que conformaron este plantel. Chacarita fue un equipo muy sólido y vistoso. Con un arquero que si bien no se mostraba seguro al inicio de la temporada, a medida que transcurrían los encuentros se iba haciendo cada vez más importante bajo los tres palos, transformándose en los últimos encuentros en un baluarte del equipo.

Una defensa sólida, con dos juveniles marcadores de punta que no solo aportan marca sino también mucha proyección y llegada a posiciones de ataque, y dos centrales que se han complementado perfectamente y han sido una columna que se ha visto muy pocas veces superada en el torneo, brindando así la seguridad necesaria para que el resto del equipo se sienta seguro para desarrollar su juego.

Un medio campo con un volante central como Mellado, que al igual que Pedro Fernández, se fue transformando partido a partido en una figura irreemplazable, un Rivero que pareciera ser una versión mejorada del que debutó en Chaca allá por 1998 ya que al conocido despliegue natural que tiene le sumó mucha categoría y templanza para jugar.

Qué decir de Oróz, quien logró que en base a su habilidad y depurada técnica ser el titular indiscutido como creador del equipo, postergando al banco nada menos que a Damián Manso y logrando ser el perfecto enlace entre el resto del equipo y la delantera, conformada por dos veloces y hábiles punteros (si, punteros, tan desusados en este fútbol moderno) y un ariete de una categoría que lo han hecho uno de los goleadores del torneo. Pero este equipo no solo fue conformado dentro del campo sino también fuera, ya que el resto del plantel estuvo siempre compenetrado con la idea “revolucionaria” de un fútbol agresivo planteada por Walter Coyette.

Del partido poco para decir, solo que Chaca dominó desde el comienzo hasta el final, mostrando su mejor fútbol en la segunda mitad del primer tiempo, áas exactamente a partir del primer gol convertido por Casa. A partir de ese momento el funebrero dispuso de no menos de cinco jugadas de gol claras. Como respuesta solo hubo una jugada de peligro del equipo cuyano que fue anulada por el adelanto de Gautier. Para destacar fue el segundo tanto obtenido por Oróz, quien con una pisada dentro del área dejó desairado a su marcador y luego con otra similar también desparramó al arquero visitante, depositando mansamente el balón dentro del arco que estaba sin custodia.

El segundo tiempo fue más de lo mismo, pero con un Chaca un poco más conservador intentando explotar en mayor medida la velocidad de sus puntas en situaciones de contragolpe. Bajo esta premisa fue Menéndez quien consiguió el tercer tanto y como si fuera una película de Campanella el final no pudo ser mejor con un tanto convertido por el gran conductor que tuvo este equipo, Damián Manso, que envió a gol la pelota luego que sus compañeros parecieran buscarlo para que él sea el encargado de marcar. En ese instante Laverni dijo “no es necesario más” y marcó el final del encuentro sin dejar que se vuelva a mover desde el medio.

Si bien terminó una ilusión de este tormeo, espero que hoy sea el día de inicio de una etapa muy fructífera para nuestro querido CHACARITA JUNIORS. De nosotros depende.

Síntesis

Chacarita Juniors 4

Pedro Fernández; Juan Cruz González, Germán Re, Federico Rosso e Ian Escobar; Diego Rivero (capitán), Miguel Mellado y Nicolás Oróz; Maximiliano Casa, Fernando Coniglio y Jonathan Menéndez. Director Técnico: Walter Gastón Coyette.

Independiente Rivadavia de Mendoza 0

Cristian Aracena; Alexis Viscarra, Ariel Agüero (capitán), Javier Silva y Lucas Parisi; Gatón González, Franco Dolci y Matías Abelairas; Juan Pereyra, Ristian Gautier y Mauro Ceruttin. Director Técnico: Martín Astudillo.

Suplentes Chacarita Juniors: Gonzalo Carniel, Martín Zbrun, Lucas Bossio, Damián Manso, Matías Nizzo, Cristian Bordacahar y Cristian Milla. 

Cambios Chacarita Juniors: Manso por Casa; Bordacahar por Menéndez y Zbrun por Re. 

Suplentes Independiente: Maximiliano Scaparoni, Enzo Ruiz, Nicolás Medina, Emanuel Centurión, Luis Daher, Rodrigo Bruera y Emanuel Reinoso. 

Cambios Independiente: Reinoso por Abelairas y Bruera por Pereyra. 

Goles en el primer tiempo: ´21 Casa (CHA) y ´40 Oróz

Goles en el segundo tiempo: ´12 Menéndez y ´45 Manso

Amonestados en Chacarita: Casa y Escobar

Amonestado en Independiente: Dolci

Arbitro: Saúl Laverni; 1º Asistente: Juan del Fueyo; 2º Asistente: Martín Saccone; 

4° Arbitro: Carlos Córdoba

Estadio: Nuevo Estadio Chacarita Juniors








Publicar un comentario