lunes, 2 de mayo de 2016

Chacarita, un grande que cumple 110 años de vida… @dealgunamanera...

Chacarita: 110 años del club de los pibes socialistas…


Ayer se cumplió el 110° aniversario de la fundación del Club Chacarita Juniors, creado en un local del Partido Socialista. Breve historia de los orígenes del “funebrero”.

Plantel del Chacarita campeón del Metropolitano 1969

© Publicado por el lunes 02/05/2016 por el Diario La Izquierda de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

El club que porta la casaca más linda que se conozca –según célebres amantes del fútbol como el escritor Roberto Fontanarrosa- cumplió en el Día Internacional de los Trabajadores un nuevo aniversario. Fundado el 1° de Mayo de 1906, el “funebrero” que actualmente milita en la B Metropolitana y que es parte indiscutible de la identidad de la localidad bonaerense de San Martín, es otro de los que lleva en su nacimiento la huella de los orígenes del movimiento obrero argentino en su ADN.

Un club de la zona, el Defensores de Villa Crespo, acostumbraba a desafiar a otros equipos de los alrededores. El 1° de Mayo de 1906 armaron un partido con un equipo del barrio de Chacarita. Pero dejaron afuera a un grupo de jóvenes que solían reunirse en Federico Lacroze y Triunvirato (actual Avenida Corrientes) que, despechados, decidieron fundar su propio club. Se reunieron en el local del Partido Socialista de la sección 17, ubicado en Giribone y Dorrego, y dieron el puntapié inicial para el nacimiento de un club: le pusieron el nombre. Lo bautizaron con el nombre del barrio, serían en adelante los pibes del Chacarita Juniors.

El primer problema que se les presentó fue financiero: había que comprar el sello del club, para que tuviera algún tipo de existencia física. Para conseguir los tres pesos que costaba recolectaron diarios viejos en el barrio para poder venderlos. Difícil pensar en la dirigencia actual desarrollando un acto de amor de esas dimensiones por un club.

Como solía suceder en aquella época, los fundadores eran dirigentes, socios y futbolistas a la vez. De tal forma, el primer equipo estuvo formado por José Lema; Manuel Lema y Arístides Ronchieri (ambos vocales del club); Antonio Fernández (tesorero), Alfredo Lema y Andrés Ducase; Alfredo Palacios (que asombrosamente llevaba el mismo nombre que el histórico dirigente socialista pero no tenía nada que ver con él), Miguel Pereyra, Maximiliano Lema (presidente del club), Eduardo Ducase y Manuel Hernández.

Poco tiempo después comenzaron a utilizar como lugar de reunión una lechería en la calle Jorge Newbery al 3636. Era más cómodo para el funcionamiento como una especie de sede social, ya que el vasco dueño del lugar les prestaba mesas y sillas y le servía algún que otro vaso de leche a los pibes.


Chaca nació con otros colores: primero era celeste con puños y cuello blanco. Pero aunque cambiaron de punto de encuentro, nunca olvidaron ni renegaron de su origen en una sede socialista: idearon la tricolor con el rojo (símbolo internacional del socialismo, por la sangre de los heroicos comuneros de París de 1871), el negro (por el cementerio de la Chacarita) y el blanco (asociado a una idea de pureza que caracterizaba -según sus preceptos- a la juventud).

A diferencia de otros clubes que tuvieron su origen en núcleos de trabajadores como los ferroviarios que fundaron Rosario Central o Ferrocarril Oeste, Chaca fue creado por jóvenes militantes de uno de los partidos que en aquella época, hace 110 años, impulsaba la organización de los primeros sindicatos y centros de recreación para obreros, el Partido Socialista.

Intentaron montar su primera cancha en un terreno baldío en Federico Lacroze y Álvarez Thomas, pero la policía los desalojó rápidamente. Tuvieron muchos problemas para establecerse hasta que en recién en 1927 (casi 20 años después de su nacimiento) conquistaron su primera cancha en Humboldt al 300, entre Murillo, Padilla y las vías del ferrocarril, construida íntegramente por los propios dirigentes, socios y jugadores del club. Pero el terreno era alquilado y en 1942, por un atraso en el pago del alquiler, los dueños aceptaron una mejor oferta del club de al lado que buscaba expandirse: nada menos que Atlanta, el enemigo íntimo número uno de Chaca, el rival de toda la vida.

Sin lugar para establecerse en el barrio, en 1945 encontraron albergue en San Martín, donde fundaron una hermosa cancha de tablones y una tribuna de cemento. Y allí copó Chaca los corazones de toda esa localidad del norte del Gran Buenos Aires.


Varias décadas después, el “funebrero” volvió a hacer historia: en 1969 conquistó su primer campeonato en la Primera División, ganándole la final del Metropolitano de aquel año nada menos que a River Plate por 4 a 1.

La camiseta de los pibes socialistas dio su merecida vuelta olímpica. Fue tal la simpatía que generó aquel equipo que trascendió las fronteras y cuenta la leyenda que el propio John Lennon decidió fotografiarse con la casaca del campeón, la más linda del mundo. Después de todo esos también eran “working class heroes” (héroes de la clase obrera) de un club que nació un 1° de Mayo de 1906.



Publicar un comentario