miércoles, 20 de abril de 2016

Copa Bridgestone Libertadores 2016. Atlético Nacional de Colombia 0 vs. Huracán 0... @dealgunamanera...

Unos globos enormes…


Huracán empató esta noche sin goles con Atlético Nacional por la última fecha del Grupo 4 en el estadio Atanasio Girardot y así se clasificó a los octavos de final de la Copa Bridgestone Libertadores.

© Escrito por Rodrigo da Silva el martes 19/04/2016 y publicado por el Departamento de Prensa del Club Atlético Huracán. Fotos: Daniel Méndez.

Pocas veces tanto el fútbol como la vida suelen ser justos por lo que no se ve muy seguido que haya una remuneración equivalente al sacrificio empleado para conseguir algo y los de Parque Patricios en este último tiempo fueron un ejemplo de eso. Hoy puedo decir que hay justicia. Después de todo lo que pasamos, los treinta años de malas dirigencias, los choreos arbitrales, futbolísticos y económicos y hasta el increíble episodio suscitado en Venezuela, Huracán tiene premio. Un pago con creces al esfuerzo, a las ganas, al trabajo y al amor. Un amor inquebrantable, constante entre un club y su gente. Obstinada de pasión y obnubilada por una fe ciega que hizo acompañar y apoyar a la institución en todas las malas situaciones que sufrió.

El Globo consiguió su boleto a una nueva fase con resultados consistentes y de manera merecida. El batacazo en Montevideo a Peñarol, la goleada a Sporting Cristal, el empate con el elenco uruguayo en el Ducó y la parda obtenida en el día de hoy consumaron la suma de siete puntos que lo ubicaron en el segundo puesto y le permitieron clasificar para seguir soñando. Es cierto, probablemente el rival en octavos sea el conjunto colombiano pero los de Eduardo Domínguez demostraron estar a la altura y por qué no, encontrar alguna que otra falla en un sistema que parece funcionar a la perfección.

Si los argentinos no deslumbraron fue a mi humilde entender porque no supieron aprovechar las ventajas y espacios que propone Nacional a la hora de atacar con tanta ambición. Durante todo el encuentro, Gilberto García y Farid Díaz -los dos marcadores laterales- aparecieron en el área rival para mandar centros y ese particular planteo me generó una duda, ¿Quién marcaba cuando los laterales subían tan premeditadamente y quién cubría esos espacios? La respuesta no la encontró la visita en estos noventa minutos pero no tengo dudas que si se vuelven a cruzar, será un factor determinante.

Para destacar con la alegría que me recorre el cuerpo y la mente, otra gran actuación de Matías Fritzler quién cortó todo lo que pudo en el mediocampo y colaboró con la defensa que también tuvo un partido excelente a la par de Marcos Díaz. Huracán hace historia y como en el setenta y cuatro se mete en octavos de final de la Copa Libertadores, sueña con poder repetir la hazaña de la Copa Argentina y demuestra que pase lo que pase, este plantel tiene unos globos enormes.

Atlético Nacional (Colombia): 0

Franco Armani; Gilberto García, Davinson Sánchez, Felipe Aguilar, Farid Díaz; Macnelly Torres, Diego Arias; Andrés Ibarguen, Alejandro Guerra, Luis Carlos Ruiz, Víctor Ibarbo. DT: Reinaldo Rueda.

Huracán: 0

Marcos Díaz; José San Román, Martín Nervo, Federico Mancinelli, Luciano Balbi; Matías Fritzler, Mauro Bogado; Lucas Villarruel, Mariano González, Alejandro Romero Gamarra; Ramón Ábila. DT: Eduardo Domínguez.

Cambios: Ezequiel Miralles, Germán Mandarino y Carlos Araujo por González, Romero Gamarra y Villarruel.

Árbitro: Enrique Osses.

Estadio: Atanasio Girardot.







Publicar un comentario