lunes, 21 de marzo de 2016

Huracán 4 vs. Temperley 2... @dealgunamanera...

Lo pasó a nafta…


Huracán venció esta noche a Temperley por cuatro a dos por la octava fecha del Torneo de Primera División 2016 en el estadio Tomás Adolfo Ducó.


© Escrito por Rodrigo Da Silva el domingo 20/03/2016 y publicado por el Departamento de Prensa del Club Atlético Huracán de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Fotos: Daniel Méndez y Maximiliano Day.

Cuando era pibe, mi viejo tenía un coche a gas. Con el frío, el auto se quedaba. Le costaba arrancar, se le congelaba el motor y hasta teníamos que empujarlo para que pudiera prender. El partido de hoy, ante el Celeste me hizo acordar a eso. Dormido, planchado y somnoliento, al Globo lo madrugó un centro de un ex, Ariel Colzera, que peinó Gonzalo Ríos para establecer el uno a cero. Treinta minutos más tarde, la máquina seguía sin encender. Para colmo, una jugada exacta con la misma fórmula Ríos-Colzera llevó a los dirigidos por Iván Delfino a lograr el dos a cero.

Pero como dije, al coche lo prendíamos nosotros. Con empuje, con ganas y con esperanza. A Huracán, lo encendió la gente. A pesar de la desventaja, la gente cantó como siempre, apoyó incansablemente y convenció al equipo de que se podía revertir la historia. Cuando faltaban ocho minutos para que termine la primera parte, se calentó el motor y arrancó. Un zapatazo de derecha desde afuera del área de Mariano González fue el descuento y un minuto después, una jugada colectiva que comenzó con Daniel Montenegro y terminó con la asistencia de Cristian Espinoza por derecha en sus cien partidos a Ramón Ábila fue la combustión de energía que concluyó con el empate. Antes de que finalizara la primera etapa, Colzera fue expulsado y así el Globo se iba con todas las de ganar al descanso.

En la segunda parte, se vio otra muestra de clase y calidad del jugador más determinando del elenco de Parque Patricios en las últimas décadas quién convirtió dos goles más y se despachó con un hat-trick.

Como un boxeador que se apresura por terminar la pelea con dos golpes, en dos minutos el cordobés liquidó el encuentro. A los seis, con un pique en profundidad característico tras la habilitación de Mauro Bogado, Wanchope dejó en ridículo a Federico Crivelli y luego de eludirlo, definió con el arco a su merced.

Sesenta segundos después, un pique de Espinoza por derecha y el centro a raz del suelo para que Ábila, una vez más y con un poco de fortuna -la que no acompañó en el primer tiempo- concretara la goleada. Este equipo se ha encargado de cambiar las cosas, de romper maleficios, de quebrar malas rachas, de levantar resultados inesperados y hasta se da el lujo de golear; pero este equipo no es nada Gasolero y nunca te deja a gamba, este equipo tiene Súper y quedó claro hoy cuando a Temperley, lo pasó a nafta.

Huracán: 4 

Marcos Díaz, Carlos Araujo, Federico Mancinelli, Mario Risso, Luciano Balbi, Matías Fritzler, Mauro Bogado, Daniel Montenegro, Mariano González, Cristian Espinoza y Ramón Ábila. DT: Eduardo Domínguez

Temperley: 2 

Federico Crivelli; Christian Chimino, Ignacio Bogino, Gastón Bojanich y Leandro Sapetti; Martín Pérez Guedes, Leonardo Di Lorenzo, Matías Sánchez y Cristian Canuhé; Gonzalo Ríos y Marcos Figueroa. DT: Iván Delfino.

Goles en el primer tiempo: 7m. y 31m. Ríos (T); 37m. Mariano González (H); 38m. Ábila (H)

Goles en el segundo tiempo: 6m. y 8m. Ábila (H

Cambios en el segundo tiempo: antes del inicio, Adrián Arregui por Matías Sánchez (T); 12m. Cristian Canuhé por Brandán (T); 19m. Lucas Chacana por Espinoza (H); 25m. Ezequiel Miralles por Montenegro (H); 32m. Marcos Figueroa por Di Lorenzo (T); 35m. Alejandro Romero Gamarra por Miralles (H)

Incidencia en el primer tiempo: 41m. Expulsado Colzera (T)

Amonestados: Brandán, Crivelli (T) Fritzler, Risso (H)

Estadio: Tomás Adolfo Ducó.

Arbitro: Nicolás Lamolina








Publicar un comentario