sábado, 5 de diciembre de 2015

La ONU exige a Maduro que respete la libertad en las elecciones... ©dealgunamanera...

La ONU exige a Maduro que respete la libertad en las elecciones...

Un muro de Caracas exhibe una pintada de advertencia: “Gringo, ¡respeta!” (AP)

Presiones y denuncias del Gobierno venezolano contra la prensa extranjera

Acostumbrado a vociferar ante cualquier asomo de crítica por las graves coerciones que ha impuesto a las libertades públicas en Venezuela, ahora el Gobierno chavista guarda silencio. Ni el presidente, Nicolás Maduro, ni los altos jerarcas de la revolución han osado replicar el comunicado que Naciones Unidas difundió ayer, en el que llama al Gobierno de Caracas a respetar los espacios de participación política y el ejercicio de la libertad de expresión durante las elecciones de este domingo.

El texto, firmado por dos relatores de la ONU, expresa una franca preocupación por el clima de violencia que ha sacudido la campaña para renovar los 167 diputados de la Asamblea Nacional y exhorta a las autoridades venezolanas a “garantizar la seguridad personal de todos aquellos que aspiren a intercambiar ideas y opiniones” durante el proceso.

“Una amplia gama de restricciones a los derechos a la libertad de expresión, reunión y asociación han sido impuestas durante los últimos años en Venezuela”, señala el documento, que también menciona el atentado en el murió un dirigente opositor regional durante un mitin en el estado de Guárico, y denuncia otros ataques en distintos actos pacíficos de naturaleza política y electoral.

“El asesinato de Luis Manuel Díaz es una señal muy preocupante del deterioro del ambiente para la participación política en Venezuela”, advierte la ONU en su informe, que califica el homicidio como “la punta del iceberg” de los retos sistemáticos a la participación política en el país. En este sentido, los relatores instan al gobierno a “restituir plenamente” las libertades públicas y a garantizar “la rendición de cuentas de los responsables por los incidentes de violencia” para aliviar la tensión política y asegurar la gobernabilidad.
El texto reseña también el encarcelamiento de dirigentes de la oposición, como Leopoldo López y Antonio Ledezma, alcalde de Caracas, enfatizando que el debate democrático no puede ser abierto cuando los políticos son “detenidos de forma arbitraria”.

En cuanto a la libertad de expresión, la ONU denuncia que el cerco a los medios de comunicación impuesto por el régimen obstaculiza el debate público. “Juicios civiles y penales en contra de medios y periodistas independientes tienen un claro efecto intimidatorio. Las iniciativas para sancionar la difusión de información sobre ciertos temas y las amenazas de revocar licencias de transmisión son incompatibles con los estándares internacionales”, concluye el comunicado.

El asedio a la prensa se hizo más evidente si cabe en vísperas de la jornada electoral, gracias al sindicato nacional de periodistas, que denunció acciones de censura por parte del Gobierno contra los medios de comunicación internacionales que se han desplazado a Venezuela para cubrir las elecciones. El secretario general de la organización, Marco Ruiz, alertó sobre una serie de hechos sin precedentes que estarían “burocratizando e impidiendo” que los corresponsales extranjeros puedan hacer su trabajo. Explicó que a los enviados de CNN en Español, Telefé (Argentina) y Televisa (México) les retuvieron los equipos en el aeropuerto de Caracas y mostró la carta que el Ministerio de Comunicación e Información obliga a firmar a los periodistas que solicitan ser acreditados.

“Me comprometo a no manipular imágenes, audios, o textos, para cambiar su sentido, origen o conceptos, tal como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, a transmitir información veraz y oportuna a los usuarios del medio que represento y a respetar en todo momento el proceso democrático y de paz que cubriré en Venezuela. En caso de incumplir con todo ello acepto que se me retire la acreditación otorgada por las autoridades competentes”, dice el formulario. La organización internacional Reporteros Sin Fronteras también condenó los hechos y los calificó de “censura preventiva intolerable”.

Seis expresidentes latinoamericanos en Caracas

Seis expresidentes latinoamericanos se encuentran en Caracas, invitados por la oposición como acompañantes internacionales en la jornada electoral. Al llegar a Venezuela, los exmandatarios Jorge Quiroga (Bolivia), Andrés Pastrana (Colombia), Mireya Moscoso (Panamá), Luis Alberto Lacalle (Uruguay) y Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez (Costa Rica) pidieron al Gobierno venezolano que respete el veredicto de las urnas y que la expresión democrática del sufragio sea limpia, abierta y transparente.

La Mesa de la Unidad Democrática, que engloba a una mayoría de las fuerzas antichavistas, les convocó a seguir la votación sobre el terreno dado que el Gobierno no aceptó la presencia de observadores internacionales independientes. El régimen, que invitó al expresidente Martín Torrijos (Panamá) y al expresidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, sólo autorizó el trabajo de una misión de la Unasur.

© Escrito por Elisabet Sabarté el sábado 05/12/2015 y publicado por el Diario La Vanguardia de la Ciudad de Barcelona, España.






Publicar un comentario