domingo, 22 de noviembre de 2015

Los Socialistas NO votamos derechas… @dealgunamanera...

El Partido Socialista y el Balotaje… 
Frente a tanta impaciencia periodística por saber a cuál de los dos candidatos de la elección del 22 de noviembre va a votar cada dirigente y cada Partido en el país, bien vale la pena aclarar algunos puntos de vista.

Una cosa es que un Partido Político pueda fijar su posición institucional con respecto al apoyo o preferencia por alguno de los candidatos que disputan el balotaje o el rechazo a los dos.

O que un dirigente de un Partido pueda expresar a quien va a votar y es natural que el periodismo esté interesado en saberlo y que incluso eso pueda formar opinión.


Pero creo que debemos avanzar a una concepción en donde se entienda que los votos no son cautivos de ningún Partido, que los ciudadanos vuelven a foja cero su confianza en quien han votado en el mismo momento que sus votos fueron escrutados y que en cada elección las distintas opciones políticas deben volver a renovar o ganar la confianza de esos ciudadanos.

En este balotaje y en todas las elecciones, la decisión del voto es de la gente y no de los Partidos.

Con esta filosofía, la conducción nacional del Partido Socialista ha decidido institucionalmente, no apoyar las candidaturas Presidenciales ni de Macri ni de Scioli, lo que se traducirá en un voto en blanco.


Si se analiza con cuidado es una decisión lógica. Efectivamente, nuestras ideas progresistas y nuestra visión de país no pueden estar representadas por ninguno de los dos candidatos en pugna. Hemos sido y seguimos siendo críticos y consecuentes opositores al gobierno nacional y también tenemos una visión del país que difiere sustancialmente de lo que representa y propone el Macrismo.

La verdad es que estamos lejos de las ideas y los modelos de gestión pública de los dos candidatos que disputan el balotaje.

Es importante insistir en lo que explico al principio: esta postura es una postura institucional, abarcativa esencialmente a los dirigentes del Partido y no pretende inmiscuirse en el derecho que tienen los afiliados y simpatizantes partidarios a que individualmente tomen sus propias decisiones al momento de entrar al cuarto oscuro.


Al fin y al cabo tener dudas sobre cómo votar en un balotaje en una Argentina convulsionada por las fracturas políticas y culturales, no hace a nadie menos socialista.

Que haya balotaje por primera vez en la historia del país es definitivamente un hecho positivo para nuestra democracia. Recuerdo haber dicho junto a muchos dirigentes políticos en la última elección porteña, que un balotaje permite exigirle más a los candidatos, conocer mejor sus propuestas y comprometerlos mucho más con las mismas.

Fue válido en esa elección y es tan o más válido en esta elección presidencial.


Me permito ser módicamente optimista, porque gane quien gane va a ser un país mucho más equilibrado. La gente sabiamente con su voto, distribuyó el poder. Sea cual sea el resultado, todos los sectores políticos estarán obligados a dialogar y eso también es bueno para Argentina.

Por último, esta situación compleja a la que ha llegado el Partido Socialista (magra performance electoral, crisis del liderazgo del Centroizquierda, retroceso de nuestra gravitación política nacional y un alto grado de desazón y confusión de nuestros afiliados y militantes) deberá ser motivo de un análisis y debate en el futuro inmediato.

Yo saludo que hayamos podido realizar rápidamente la Mesa Ejecutiva para resolver nuestra posición frente al balotaje.


Pero no comparto cierta ambigüedad de importantes dirigentes a los que les cuesta administrar con más equilibrio, la siempre compleja relación entre formar parte de un Partido y tener la responsabilidad de Gobernar.

Definitivamente no comparto las declaraciones del todavía gobernador de Santa Fe, Bonfatti, que claramente significaron un guiño a la candidatura de Scioli.

Ni tampoco esa actitud incomprensible de invitar a Macri y a Scioli para escuchar las propuestas que tiene para Rosario. ¿Qué cosa extraña significa eso? En todo caso eso lo podrán hacer los propios candidatos que no necesitan de la intermediación de la Intendenta. Intendenta que es socialista y que sabe que estamos en una campaña electoral donde el Socialismo no participa y ella ya fue elegida para gobernar, gane quien gane.


Impostar una actitud neutra y sobreactuar institucionalismo, no ha dado resultados en estos últimos 12 años, tampoco los dará ni con Macri ni con Scioli .

Para los que quieren ver en cada elección Derecha e Izquierda como si estuviéramos en Bruselas en 1848 redactando El Manifiesto Comunista: ¿Podemos tener dudas que Macri y Scioli son dos expresiones politicas de Derecha? ¿Podemos tener dudas de que apoyar a Scioli significa apoyar al gobierno que acusa al socialismo santafesino de narcosocialismo y lo ha atacado permanentemente o que discrimina económicamente a dicha provincia, por el solo hecho de que es gobernada por el PS, al punto que hemos llevado ese reclamo a la Corte Suprema?

Pienso que tantos puntos de vista diversos no hablan de pluralidad (no seamos ingenuos o cínicos) hablan de desorientación y confusión acerca de lo que somos y lo que queremos ser. Y ese es el debate pendiente si queremos constituir un Partido Socialdemócrata en serio.


Urge hacerlo para que en las próximas elecciones no estemos envueltos en las dificultosas decisiones de quienes tiene que optar en un balotaje, por no ser lo suficientemente representativos para poder competir en él.

© Escrito el domingo 1º/11/2015 por el Diputado Nacional Roy Cortina y publicado en http://psciudad.org.ar


Publicar un comentario