miércoles, 4 de noviembre de 2015

¡¡¡Felices 107 años HURACÁN!!!... @dealgunamanera...

¡¡¡Felices 107 años HURACÁN!!!
Los pibes del colegio Luppi que pateaban la pelota en los potreros de Pompeya cuando el desaparecido Club Alumni monopolizaba los éxitos en el fútbol argentino. Los alumnos del Colegio San Martín de Parque Patricios que se sumaron al “Verde esperanza y no pierde”. El primer presidente, José Laguna, con su empuje fundacional que un primero de noviembre de 1908 convocó a la reunión que organizaba estos sueños recién nacidos.

Jorge Newbery designado socio y presidente honorario, encarnando los ascensos de categorías con su cruce en globo por tres repúblicas.
El primer trofeo levantado, aquella Copa Estímulo en 1920 que hizo honor a su nombre. Los campeones de 1921 que perdieron solamente un partido. Los bicampeones del 22, con 13 triunfos, que también levantaron la Copa Ibarguren. Los goles de Stábile, la trayectoria de Chiesa Vázquez y Pratto para volver a ser campeones en 1928.

El Teniente General Tomás Adolfo Ducó, el dirigente político más influyente en nuestra historia, que en 1939 adquirio el predio de Alcorta y Luna, cuando el Club ya había superado la enorme cifra de 20.000 socios.

Massantonio y cada uno de sus 254 goles para ser el máximo goleador de la historia del Club y el tercero del fútbol argentino.

Los gritos de gol de Baldonedo que jugó diez años en el Club. Los campeones de la Copa Escobar en los años 1942 y 1943. La presencia de un joven Alfredo Di Stéfano, uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, vistiendo la camiseta blanca con un globo junto al corazón.

Los 80.000  espectadores que aquel domingo 7 de septiembre de 1947 presenciaron el primer partido en el Palacio.

El plantel de 1952 que quedó tercero, tras un gran campeonato. Miguel Loayza y Alfredo Obberti disputando los primeros Nacionales y Metropolitanos. El equipo del 72 que presagiaba la gloria con Brindisi y Avallay como goleadores del Torneo venciendo al clásico rival por una inolvidable goleada.

César Luis Menotti que coronó ese proceso iniciado en 1971 con el Campeonato Metropolitano de 1973 logrando el primer título del profesionalismo con el equipo que mejor jugó al fútbol en la historia de este deporte en nuestro país: Roganti, Chabay, Buglione, Basile, Carrascosa, Russo, Brindisi, Babington, Houseman, Avallay y Larrosa.

Ese mismo plantel que en el año 1974 despegó del suelo argentino disputando la Copa Libertadores de América.

Chocolate Baley y Ossie Ardiles que reforzaron el recordado equipo del gitano Juárez de 1976, que para muchos jugaba mejor que el de 1973, y quedó en las puertas de un nuevo título como el perfecto subcampeón.

Aquellos delirantes de campera de cuero que consiguieron un predio para que el Globo tuviera su propio campo deportivo y soñaron lo que hoy es “La Quemita”.

El Turco García y el Toti Iglesias que formaron parte del primer descenso, tras perder por penales en el desempate frente a Italiano.

Saturno, Quiroz, Delgado y Herrero, que en cancha de Los Andes, aquel 19 de mayo de 1990, nos tiraron de cabeza a la primera división tras aquel gol del Turco Mohamed.

Héctor Cúper que además de comandar el ascenso desde el fondo de la cancha, armó aquel subcampeón de 1994, que con Barrios, Pelletti y Hugo Morales devolvía a Huracán a los primeros planos del fútbol argentino.

Los once técnicos que pasaron en las siguientes cinco temporadas, el inevitable descenso y el regreso en un año con Gastón Casas como abanderado y ese gol del Tero Di Carlo en un Palacio Ducó repleto.
Antonio Barijho, Lucho González y Daniel Montenegro, surgidos en la Quemita que serían grandes figuras del fútbol local e internacional tuvieron sus primeros minutos en primera división vistiendo la camiseta de Huracán.

Aquellos pibes que en 2003  tuvieron que aguantar las consecuencias de las pésimas administraciones y ponerle el pecho a un nuevo descenso y a la B Nacional.

Antonio Mohamed, regresando al barrio como DT con Milano y Larrivey como emblemas de un nuevo retorno a primera, superando el robo del Sargento Giménez y ganando la promoción en Mendoza.

Ángel Cappa que llegó para afianzar al equipo en primera y armó el mejor equipo de Huracán que muchos hemos podido ver en vivo, con Goltz, Pastore, Bolatti y Defderico en un nivel superlativo, desplegando un juego vistoso y elegante, que no pudo ser campeón por el bochornoso desempeño de Brazenas, en la final frente a Vélez, pero trascendió a su tiempo.

Roberto Pompei haciéndose cargo de un equipo sin rumbo que por cuarta vez desembarcó en la segunda categoría del fútbol argentino.
Frank Darío Kudelka que llegó a Parque Patricios como un desconocido y cimentó las bases de un equipo que quedó en la puerta del ascenso tras perder una nueva final frente a Independiente en La Plata.

Néstor Apuzzo haciéndose cargo de un equipo en crisis y consiguiendo el regreso a primera y volviendo a gritar campeón tras 40 años con la obtención de la Copa Argentina con una heroica actuación de Marcos Díaz en los penales; y La Supercopa Argentina con aquel recordado gol del chileno Edson Puch, frente a River Plate.

Marcos Diaz, Martín Nervo, Federico Vismara, Patricio Toranzo y Cristian Espinoza, la columna vertebral de este Huracán comandado por Eduardo Domínguez que pisa fuerte en el continente y está en semifinales de la Copa Sudamericana.

Todos estos nombres propios, y muchos más, transitaron por la historia futbolística del Globo, pero Huracán no son solamente ellos. Huracán somos los socios, los que estamos y los que no. Huracán es el grito desaforado en la Bonavena, el puteador de la Alcorta o la familia en la Miravé. Huracán es amistad, familia, barrio y tradición. Huracán es La Quemita, La sede social y todas las disciplinas deportivas que se practican a diario.

En definitiva, Huracán es todo aquello que lleva dibujado un globo aerostático rojo, con una “H” en su centro y para nosotros es la perfecta excusa que encontramos para ser felices.

Hace 107 años nacía esta excusa y era organizada como un club de fútbol, pero Huracán es mucho más que eso: Huracán somos todos y cada uno de los quemeros que lo hacemos gigante.

¡Felices 107 años glorioso Club Atlético Huracán!

© Publicado el sábado 31/10/2015 por http://www.patriaquemera.com.ar

Publicar un comentario