sábado, 31 de octubre de 2015

¿Si esto no es "Choreo"... El "Choreo", donde está?... @dealgunamanera...

Caso Báez: cómo se pagó un campo vía EE.UU. para ocultar a su dueño...

Mail1 y reporte. Fariña pidió al entonces encargado de SGI transferir US$ 5MM para comprar el campo. Copió a Martín Báez, y al abogado de Lázaro. El reporte del Citibank prueba como camuflaron el origen de los fondos. Foto: Cedoc

“El Entrevero”, en el Uruguay, se le adjudica al empresario. Perfil revela mails y documentos bancarios sobre cómo SGI realizó la operación “para el jefe” de Fariña.

El caso Lázaro Báez no tiene una sola “ruta del dinero”. El campo “El Entrevero”, en Punta del Este, Uruguay, que la Justicia le atribuye al empresario y socio presidencial, se pagó a través de una cadena de sociedades anónimas, bancos de los Estados Unidos, Panamá y Uruguay que dejan en evidencia el punto clave del caso: todo se hizo para evitar que se identifique el origen del dinero, de los supuestos US$ 14,5 millones que costó la propiedad uruguaya, y su verdadero dueño. Perfil  accedió a documentos bancarios y correos electrónicos entre Leonardo Fariña; el entonces encargado de la financiera SGI, Gustavo Fernández; la escribanía que realizó la compra-venta en el Uruguay y el dueño del campo de 150 hectáreas.

Los documentos aclaran algunos de los puntos oscuros de este caso, que puede llevar a Báez a un procesamiento por presunto lavado de dinero en Argentina y en el Uruguay.

La Justicia, en ambos países, ya tiene probado que Fariña compró este campo en nombre de un tercero; que del negocio participaron testaferros y dos sociedades anónimas, y que actualmente la propiedad está a nombre de Jumey S.A., presidida por Daniel Pérez Gadín, el abogado de Báez y ex administrador del hotel de la familia Kirchner Alto Calafate. Báez niega ser el dueño del campo.

Según uno de los mails, el 9 de marzo de 2011 a las 12:14 p.m., Fariña escribió al entonces encargado de la financiera SGI, Fernández, y copió a Fabián V. Rossi, Daniel Pérez Gadín y Martín Báez, hijo y heredero de Lázaro, pidiendo que “la Rosadita” envíe US$ 5 millones de pesos como primera parte del pago del campo  “Esta transferencia es para el jefe”, dijo. El dinero iba a llegar en efectivo y en euros a la financiera de Puerto Madero a través de “Carlos”.

También debían trasferir US$ 250 mil para el escribano desde el Bank of New York al Santander de Uruguay, y enviar otros US$ 5 millones al Banco República de ese país. Pero no salió directo de SGI. Legend Enterprise INC, una sociedad de Uruguay creada para mover dinero entre bancos y países en nombre de terceros que no deben aparecer en el sistema, sacó parte del pago de su cuenta en un paraíso fiscal y lo transfirió vía Citibank de Nueva York al vendedor del campo.


El dueño de “El Entrevero”, el ciudadano paraguayo Walter Kobylansky pidió que el dinero sea enviado a una cuenta del Prival Bank de Panamá a su nombre. En ese país, tiene una fábrica de productos de cacao y chocolate. A través de la cuenta de su empresa Kodisa confirmó la recepción de parte del dinero. Los pagos fueron en cuotas. Al menos uno de ellos fue por casi US$ 1 millón, salió de las Antillas Holandesas, pasó por el ex banco Wachovia, y llegó al Prival Bank el 16 de marzo de 2011, según el reporte del Citi- bank al que accedió Perfil, por donde tamién pasaron los fondos.

¿Por qué la sociedad Legend Enterprise pagó parte de un campo que no le pertenece? Porque está hecha para esos fines. En el Uruguay, la propiedad se puso a nombre de Traline SA, presidida por Maximiliano Acosta, amigo de Fariña. Acosta admitió ante el juez federal Sebastián Casanello que fue puesto a cargo de la sociedad adquirida para la compra de “El Entrevero”. Más tarde, cuando Báez rompe relaciones con Fariña, el campo se puso a nombre de Jumey SA, de Pérez Gadín.


Los mails coinciden con gran parte del testimonio de Acosta: las fechas, los operadores, la escribanía, entre otros datos. La Justicia deberá rastrear a través de los servidores si estos correos son recuperables como prueba judicial, informaron fuentes de la causa.

El ex dueño de SGI, Federico Elaskar, dijo a Perfil que durante la compra del campo él estaba “de licencia” y en los Estados Unidos, y que no participó de la maniobra. Carlos Molinari, ex expleador de Fariña, negó ser el “Carlos” que llevó los millones de euros a SGI para cubrir los US$ 5 millones de la cuenta de Legend Enterprise en el First Caribbean Bank.

© Escrito por Emilia Delfino el sábado 31/10/2015 y publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


Vendedor. Pasaporte del dueño del campo enviado por el operador inmobiliario a Fariña el 17/3/2011. Foto: Cedoc

Escribanía. El estudio Pittaluga Shaw envía copia del pasaporte del dueño de "El Entrevero". Foto: Cedoc

El campo a nombre de una S.A. del abogado de Báez. Foto: Cedoc

Mail2. Maximiliano Goff Davila, operador inmobiliario, recibe la confirmación del vendedor del campo. Foto: Cedoc

Aviso de Transacción. Foto: Cedoc

Publicar un comentario