lunes, 27 de julio de 2015

Crece la demanda de juguetes... @dealgunamanera...

Crece la demanda de juguetes por el boom de las promociones… 

Un sector que factura anualmente US$ 350 millones. En lo que va del año, las ventas aumentaron entre 10 y 15% por las ofertas y las cuotas. En el mercado creen que la tendencia seguirá.

Los jugueteros celebran como chicos. En lo que va del año, la venta de juguetes viene creciendo, producto de las promociones y los planes en cuotas sin interés en un mercado abastecido mitad por los de manufactura local y mitad por las importaciones. En el sector esperan vender entre 10 y 15% más en este Día del Niño, y prevén un ticket promedio de $400. “Hay bastante surtido en las góndolas y las compras se adelantaron, algo que hace mucho no se daba”, sintetizó Daniel Dimare, director de Marketing de Rasti y editor del sitio especializado Juguetes y Negocios.

Se trata de un sector mayoritariamente pyme, en el que confluyen fabricantes, comercios, distribuidores, importadores y también hipermercados, y que factura anualmente más de US$ 350 millones. Si bien la demanda aumentó, algunas empresas manifiestan que se trata de una recuperación con respecto a la caída registrada en 2014. “El nivel de ventas es aceptable. No es para llorar, pero tampoco para descorchar champán”, interpreta Damián Mondrik, CEO de Top Toys, una empresa dueña de un extenso catálogo de juegos de mesa y fabricante de Signos, un émulo del Simon.

A diferencia de otros sectores, fabricantes e importadores mantienen una coexistencia casi pacífica. En 2014, la producción nacional neta fue de US$119 millones, apenas por encima de los US$103,5 millones que representaron los productos provenientes del exterior, según indica una estadística de la CAIJ (Cámara Argentina de la Industria del Juguete). Para la gran mayoría de los consultados, se trata de un mercado equilibrado y que no entorpece a la industria local. “No es competencia desleal, porque hay cosas que no se pueden producir en el mercado interno”, señaló a iEco Matías Furió, presidente de esa cámara sectorial.

Sin embargo, la AADEJA (una entidad que agrupa a los importadores de juguetes) se quejó contra “las grandes cadenas de supermercados ante la disparidad en el otorgamiento de autorizaciones para importar productos”.

Fuentes del sector explicaron que los importadores acusan a supermercados, cadenas de fast food y “golosineras” porque importan juguetes y cotillón para sus negocios, limitando el cupo impuesto por el Gobierno para todo el sector. “El gran problema que enfrentan las jugueterías es que la mayor parte de esas autorizaciones se las están otorgando a las grandes superficies que no tienen al juguete como su actividad principal”, puntualizó Carlos Restaino, titular de AADEJA.

Las estadísticas, en rigor, indican que los cuatro mayores importadores de juguetes en 2014 fueron Ferrero (Kinder), Arcos Dorados (McDonald’s), Walmart y Carrefour. Recién en los dos lugares siguientes aparecen mayoristas de juguetes: Intek y Ditoys. Los montos, por lejos, están muy por debajo de las divisas que necesitan otros sectores, como los autos y la electrónica. Ferrero importa en todo el año apenas US$10,5 millones.

Cajita de sorpresas El caso Arcos Dorados, representante de la franquicia McDonald’s, merece particular atención, porque utiliza los juguetes como imán para atraer a las familias a través de los chicos. En el país, la cadena despacha anualmente 15 millones de las Cajita Feliz, con personajes de las películas infantiles muy taquilleras, como los muy populares y simpáticos Minions (ver pág. 9). “No pretendemos ser los únicos importadores –aclaró Restaino– pero se preferenció a las grandes superficies en perjuicio del sector puro, que depende exclusivamente de la venta de juguetes”.

A pesar de todo, en el sector coinciden en que las góndolas están bien abastecidas con miras al Día del Niño, una de las fechas clave para el sector. “Hay bastante surtido importado y a nivel local hubo lanzamientos, en especial los juguetes con licencias: Disney, Minions, Frozen y personajes de películas, como The Avengers ”, remarca Dimare, de Rasti.

En la Argentina, además de las pymes que fabrican y distribuyen, tienen representación dos multis: la americana Mattel (Barbie, Hot Wheel, Fisher Price y Monster High) y la dinamarquesa Hasbro (Mi pequeño Pony, Monopoly y Transformers, entre otros). Entre los productos más demandados este año figuran los Playmobil, juegos de bloque, muñecos Minions, peluches, dinosaurios (por la nueva película de Jurassic Park) y productos didácticos.

Previsto inicialmente para el domingo 9 de agosto (coincidiendo con las PASO nacionales), los jugueteros lograron que el Día del Niño finalmente se postergue una semana. Además, los fabricantes celebraron la prórroga del arancel del 35% (el máximo permitido por la OMC) a las importaciones de juguetes de origen chino y de otros países de la extrazona. Así, la temporada parece un chiche.

© Escrito por Damián Kantor el domingo 26/07/2015 y publicado por iEco, Suplemento Económico del Diario Clarín de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.




Publicar un comentario