domingo, 31 de mayo de 2015

Leonel Messi, mejor que en la Play... @dealgunamanera...

Mejor que en la Play...
En 10 segundos, 10 recursos futbolísticos para meter un golazo y mostrar por qué es el mejor del mundo. Messi y un tutorial en vivo de cómo se controla, se elude, se frena, se aguanta, se piensa, se remata.
Messi se empecina en no hacer goles normales. El primero que hizo para ganar la Copa del Rey sintetiza los recursos futbolísticos y físicos que lo convierten en el mejor del mundo. Diez segundos para un gol antológico. Diez recursos para entender por qué es el mejor del mundo. Segundo a segundo, recurso a recurso.
Un gol que si tenés a Leo en la Play Station, no lo podés repetir...

Control

Cuando recibió la pelota se tomó menos de un segundo para leer todo lo que se le podía venir. Control de la pelota y del juego. Parece que sólo mira los pies de Balenziaga pero ya sabe que hay otros dos jugadores del Bilbao que lo van a ir a cerrar. 

Amague y distracción

Su primer gesto técnico salir hacia dónde hay más lugar, enganchar para la izquierda. El movimiento es mínimo, rápido y enseguida lo frena en dirección contraria para ya ganar un espacio por el que se va a poder colar.

Velocidad de reacción

Forzó el espacio al enganchar y su pique corto dejó atrás a Balenziaga que intento frenarlo con la mano pero ni con eso pudo ponerse al nivel de Leo en la carrera. Messi advirtió que se le vienen dos más... 

Paciencia

Sabía que lo iban a encerrar y no se desesperó. Un tiempo que consiguen sólo los que tienen la claridad de esperar al momento justo. Se detuvo e invitó a que le vinieran a cortar. Los "provocó" futboleramente y caerían en la trampa.

Repentización

Beñat fue a buscarlo y Messi ya había enganchado hacia el medio. Lo dejó medio en ridículo pisando la línea.

Técnica individual

No hay espacios pero él los consiguió. Técnica individual para toca la pelota por un vació que sólo vio él. Balenziaga quedó pagando. Rico se dio cuenta de que avanzaría y empezó a correr para cerrarlo.

Convicción

Messi fue quizás el único de todos los que vivieron cerca de la jugada, con la convicción de que una jugada más al costado de la cancha podía ser una jugada de gol. Y no dudó en encarar en diagonal por más que Rico se le viniera encima.

Fortaleza física

Rico se le fue encima y Messi lo borró bancando físicamente el cruce. Sabía que su velocidad era imposible para el rival pero justamente venía tan a mil que cualquier contacto podía desestabilizarlo. A él, no.

Gambeta

¿Quién dijo que en el área no hay espacio? ¿Quién dijo que no hay tiempo para seguir inventando historias? Laporte trató de sacarlo para afuera y Leo hizo un rebaje infernal. Iba a 100 km. por hora y lo gambeteó hacia adentro.

Poder de definición y gol

Cuando vio que se le venían otros dos rivales encima, Messi sacó el zurdazo al primer palo. Sin espacio para darle trayectoria a la pegada, metió el remate seco y fuerte. Si el arquero esperaba su clásico tiro con comba hacia el segundo palo, no contó con Messi.
Diez segundos, diez recursos, un jugador, dos copas y el sueño de una tercera en días. Messi hizo un partido genial. Para ser campeón, para ser otra vez mejor que en la Play.

© Escrito por Diego Macías el sábado 30/05/2015 y publicado por el Diario Deportivo Olé de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


  

Publicar un comentario