sábado, 11 de abril de 2015

Juegos para adultos sin ganadores ni perdedores… @dealgunamanera...

Juegos para adultos sin ganadores ni perdedores…

Florencia Bagnardi, ingeniera industrial, y Agustina Fagalde, comunicadora publicitaria, creadoras de Mundo Pi.

La propuesta de unas emprendedoras que se animaron a apostar a algo diferente.

La economía actual argentina desalienta a muchos a realizar sus propios negocios por miedo a que el panorama complique la situación de la nueva empresa, pero aún hay algunos aventureros que creen en su proyecto y se lanzan de cabeza sin pensarlo. Es el caso de Mundo Pi, una nueva propuesta de juegos no convencionales para adultos en los que no hay ganadores y perdedores y tampoco es necesario un tablero. Se trata de elementos originales y lúdicos que obligan a los participantes a salir de su zona de confort y cumplir con una serie de desafíos individuales o colectivos que estimulen la creatividad y rompan con los esquemas preestablecidos.

El proyecto nació en 2012 de la mano de Florencia Bagnardi, ingeniera industrial, y Agustina Fagalde, comunicadora publicitaria, amigas del colegio. En un momento en el que ambas se encontraban desmotivadas en sus respectivos puestos de trabajo, decidieron encarar este emprendimiento relacionado con el Juego. Ambas fanáticas del mundo lúdico buscaban tener un trabajo al que nunca “quisieran faltar”.

“Nos empezamos primero a juntar en plazas, luego la tía de Florencia nos prestó un departamento que tenía vacío y fuimos avanzando”, recordó Agustina en diálogo con Perfil.com. “Al inicio cuando nos reuníamos antes de empezar hacíamos ejercicios creativos, jugábamos nosotras, como para entrar en un clímax creativo”, rememoró Florencia.

“Lo interesante de los juegos es que nunca sabes a donde te llevan. Siempre generan algo distinto en cada grupo. Precisamente esto es Mundo Pi, donde lo improbable se hace posible, no ponemos límites a la creatividad, este es el lugar donde todo puede pasar y este concepto se puede explotar de mil maneras no solamente en juegos”, valoró Florencia. “Algunos que los han probado nos dicen que se sintieron como si estuvieran de vacaciones. Hay mucho compromiso por parte de los compradores, deben notar que los productos están hechos con amor”, se alegró Agustina.

Según la visión de sus creadoras, estos juegos no convencionales para adultos no serán de venta masiva por el momento y precisamente ese es uno de sus mayores desafíos: “Hacer algo de calidad, de industria argentina y de precio accesible no es tan sencillo para hacerlo llegar a la gente”, opinó Florencia. Pero más allá de hacerlos rentables, las diseñadoras buscan generar un cambio en los jugadores: “Para nosotras cada uno es como una obra de arte, nos encargamos de hacer cada detalle de ellos. Uno de nuestros propósitos también era romper esquemas, porque para ser creativo o trabajar la creatividad lo primero que tenés que hacer es abrir tu mente y eliminar el juicio, y por eso en cada juego tratamos de meter el desafío”, precisó Agustina.

Los productos se pueden adquirir a través de Internet por varios sitios de compraventa, su página de Facebook, la tienda online y en algunos locales por la zona de Palermo. 

“Nuestros productos no son juguetes convencionales, no se venden en jugueterías sino en tiendas de diseño, con lo cual no es tan masivo el canal de venta”, detallan.

Los juegos de Mundo Pi

La marca ya tiene cuatro propuestas en el mercado y una en elaboración. El “Descongelador” fue planteado para romper el hielo. Se juega en grupo y pueden participar personas que empiezan a conocerse, en las primeras citas o amigos de toda la vida. A través de originales tarjetas descontracturantes este juego invita a reírse de uno mismo y promueve la desinhibición. Otro enfocado para parejas es el “Rompe Rutina” basado a realizar misiones secretas para tu amor. Cada uno tira un dado en donde se indican los días de la semana para saber qué día vas a sorprender a tu media naranja de la forma menos esperada.

“Querido Lunes” apunta al bajón general que hay ese día que está tan “mal catalogado”. “Andá a un bar o café y pagá anónimamente el pedido de alguien” o “Hacé algo que amabas hacer en tu infancia” son algunas de los desafíos que forman parte del juego para llevar a cabo durante los 53 lunes del año con el objetivo de dar al primer día de la semana un buen sentido.

A finales de marzo salió un proyecto nuevo, denominado “Díganlo como pueda”, el más cercano a un juego de mesa que consiste en describir un concepto con plastilina, figuras geométricas o con adjetivos, en donde la imaginación es crucial tanto para el que adivina como para el que “crea”.

Florencia y Agustina no ponen el freno por lo que Mundo Pi no deja de crecer. Actualmente trabajan en el diseño de una nueva línea más cercana a la idea convencional de juegos de mesa, aunque siempre con la creatividad y el toque distintivo que los caracteriza. Además, la empresa también trabaja en “juegos a medida” para empresas y “kits lúdicos” para trainings y reuniones de equipo para incentivar a sus empleados a través de propuestas creativas.

© Escrito por Bárbara Defoix el sábado 112/04/2015 y publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.





Publicar un comentario