jueves, 2 de abril de 2015

Cruce a Tierra del Fuego por el Cabo de Espíritu Santo... @dealgunamanera...

Extensa caravana para reclamar cruce por aguas argentinas (Tierra del Fuego)

En la  , los fueguinos debemos pasar por Chile para salir de la provincia rumbo al territorio continental argentino. Esto nos obliga a realizar trámites fronterizos en cuatro pasos, dos argentinos y dos chilenos. Además debemos cruzar el Estrecho de Magallanes en una barcaza propiedad de unachilena, que cotiza el dólar para abonar el pasaje a 17 pesos.

Desde hace dos años está promulgada la Ley 26.776, que indica la extensión de la 40 hasta la provincia de Tierra del Fuego y la instalación de un cruce por aguas argentinas, “pero la ley duerme el sueño de los justos en el Ministerio de Interior”, afirmó ayer Daniel Guzmán, integrante de la Federación Popular de , una de las organizaciones que convocó a la caravana.

Finalmente este sábado cerca de 500 personas se trasladaron hasta el Hito 1, ubicado en la zona del Cabo Espíritu Santo y lindante con la frontera chilena, atravesando un recorrido de 175 kilómetros, en su mayoría de ripio. Una vez allí se procedió a la lectura y firma de un documento reclamando el cumplimiento de la ley, y se donó una nueva bandera al puesto fronterizo que tiene en el lugar el BIM 5.

El documento, denominado “Declaración de Cabo Espíritu Santo”, señala que “Los abajo firmantes, imbuidos en el espíritu y la lucha de seis generaciones de fueguinos que vienen impulsando y defendiendo la necesidad impostergable de poseer un cruce propio, que permita la conexión física de la Isla de Tierra del Fuego con el continente y que logre la soberana unidad territorial de la Nación, reclamamos la necesidad irrenunciable de dar cumplimiento efectivo al mandato de la Ley Nacional 26.776, que define: como política de Estado la integración física del territorio continental con su territorio insular de la provincia de Tierra del Fuego”.

También reclama “la puesta en marcha de un proyecto estatal, tanto en su ejecución como en su explotación, que dé trabajo genuino y sustentable, a fueguinos como a santacruceños y que los barcos sean construidos en el Astillero Río Santiago, para impulso de la industria pesada nacional y la generación de nuevas fuentes laborales con alta especialización”.

Solicitando además “El direccionamiento -para la concreción de los objetivos fijados por Ley-, de los 30 millones de dólares que año a año son entregados a una empresa privada y extranjera, surgidos a partir del crecimiento y la dinámica económica y social, y especialmente del esfuerzo de todos los habitantes de nuestra Tierra del Fuego”.

Vale mencionar que la caravana fue convocada por la Federación Popular del Transporte (FePoTra) y el Frente Provincial de Trabajadores, pero se sumaron diversas organizaciones gremiales, políticas  y sociales.

© Publicado el martes 24/02/2015 por el Diario Provincia 23 de la Ciudad de Río Grande, Provincia de Tierra del Fuego.


La ley de cruce por aguas argentinas ya cumplió dos años y no hay avances…


Para cumplir con la Ley 26.776, “Hay voluntad política argentina, hay capital argentino para financiar, hay capacidad argentina para construir, hay marco legal argentino para actuar, por lo tanto, se hace”, indica un trabajo de la Federación Popular del Transporte Argentino.

La ‘Federación Popular del Transporte Argentino’, elaboró y difundió un trabajo sobre la viabilidad del "cruce corto” por aguas argentinas entre Cabo Vírgenes en Santa Cruz y Cabo Espíritu Santo en Tierra del Fuego, tal y como lo establece el artículo quinto de la ley 26.776, sancionada el 31 de octubre y promulgada el 19 de noviembre de 2012.

"Hay voluntad política argentina, hay capital argentino para financiar, hay capacidad argentina para construir, hay marco legal argentino para actuar, por lo tanto, se hace”, indica el trabajo, para darle impulso a un proyecto que tiene fuerza legal hace casi dos años.

La Federación sostiene que "hay una industria naval de excelentes antecedentes para la construcción de los buques, dos años para el primero y un año más para el segundo. Y también una industria de la construcción muy capaz para los puertos. 3 años para los dos, por lo tanto, tampoco el trabajo es un problema”.

El trabajo recuerda que "después de años de seguirla, finalmente el senador José Martínez y su continuador Osvaldo López sacaron la ley. Por unanimidad en ambas cámaras, con el apoyo de todas las provincias. Por lo tanto, ni siquiera lo legal es un problema”. Cabe destacar el fuerte impulso que le dio en su momento la diputada nacional (mc) Liliana ‘Chispita’ Fadul en su momento cuando reactivó el proyecto en la Cámara baja.

El movimiento

Tierra del Fuego no parará nunca de crecer, por lo tanto diseñamos un cruce por aguas argentinas que nos quede chico para el 2035. Un cruce que sea capaz de resolver, mediante un simple aumento de frecuencia, todo pico o demanda estacional que se le presente. Así, las cantidades que a continuación se detallan como demanda de servicios exageran levemente (un 20 por ciento) por encima de lo actual.

Se calcula una demanda promedio de cruce de continente a isla de 90 camiones por día; más ocho colectivos por día y 150 automóviles particulares, más un total de 725 personas asociadas a esos vehículos. Y otro tanto, simultáneamente y en sentido contrario.

Los buques

La lógica indica que sean dos, uno con base en Santa Cruz y otro en Tierra del Fuego, de esa forma con uno en reparaciones, bastaría una sobrecarga del otro para garantizar el cruce y, en condiciones normales, habría por lo menor dos zarpadas diarias de cada puerto, cuya carga máximas serían de 45 camiones por viaje, cuatro colectivos y 75 autos particulares mas 363 personas asociadas a dichos vehículos.

Además, dado que el cruce deberá hacerse con vientos adversos y moderadas tormentas en más de un caso, los buques deberán ser marineros, esto es, de una eslora y porte considerables, suficiente potencia, buenas líneas de agua, aletas antirrolido, y lo que sea menester para una travesía que, aunque corta, tenga confort y seguridad. Unos 150 metros de eslora, 22 metros de manda, 16 metros de puntal y dos motores de 6.550 caballos de fuerza por hélice podría ser una primera aproximación.

El cruce

Considerando una ronda completa por buque y por día, el tiempo ocioso o disponible para otras tareas es considerable, del orden de las 17 horas por día. Por lo tanto, es posible bajo necesidades futuras apurar a uno de ellos y destinar "full time” al otro a tareas alternativas. En ese caso, los tiempos serían: una hora de carga/zarpada en Tierra del Fuego; más una hora y veinte minutos de travesía Cabo Espíritu Santo a Cabo Vírgenes; más una hora y treinta minutos de amarre y descarga, carga, zarpada en Santa Cruz; más una hora y veinte de travesía de regreso; más un amarre/descarga en Tierra del Fuego. Esto arroja un total de 6 horas y diez minutos la ronda completa.

Es decir, que aún con un solo buque, las dos zarpadas diarias de cada puerto se pueden hacer en poco mas de medio día, lo cual es muy conveniente para el caso de mareas no del todo propicias.

© Publicado el miércoles 16/07/2014 por http://www.infofueguina.com Fuente: Diario Tiempo Sur de Río Gallegos.

Publicar un comentario