domingo, 12 de abril de 2015

CKF, "Yo fui pobre y nunca justifiqué nada"... @dealgunamanera

Aquellos años de pobreza que CFK prefería silenciar…

Origen. La escuela de La Plata donde cursó la primaria, tras superar los años de mayor austeridad y alcanzar la clase media. Foto: Cedoc Perfil
                                                                                                                                
La Presidenta dijo esta semana que fue “pobre”. Pero a lo largo de su vida, Cristina evitó las referencias a aquel período de su infancia.

Una casa reconstruida de ladrillo a la vista en barrio norte de La Plata silencia los humildes primeros años de vida de Cristina Fernández de Kirchner. En este vecindario ya no quedan rastros de los orígenes de la Presidenta y tampoco en la escuela pública Dardo Rocha, donde hizo la primaria.


Esta semana, la Presidenta agitó las redes sociales y los medios de comunicación al asegurar que fue pobre. Esta condición social fue silenciada por la propia presidenta durante largos años y por ello hoy, con un patrimonio actual de $ 55 millones, resulta difícil imaginar.

Cristina Kirchner nació en 1953 y vivió sus primeros años en la humilde casa de la calle 4 y 32 que su abuelo Carlos Wilhem alquilaba. Allí vivía su madre Ofelia junto a su hermana y su padre y, en aquel entonces, la familia completa vivía del sueldo de Carlos que trabajaba en un frigorífico.

La economía familiar comenzó a mejorar recién años después, cuando el padre de la mandataria, Eduardo Fernández, decidió formalizar la familia con la construcción de una vivienda en Tolosa, donde luego vivirían.

Las primeras imágenes de Cristina recién aparecen cuando la familia comienza a acomodarse. La primera foto que se registra es a los 9 años, en donde se ve a la Presidenta con un prolijo traje de baile.

No hay huellas de pobreza, una etapa que, hasta hace poco, la propia presidenta olvidó. 

Su escuela primaria de 7 y 32 no conserva ningún recuerdo de Cristina. Desde que terminó la primaria, la mandataria jamás regresó, ni se contactó con sus compañeros o maestros. Ante Perfil, en la institución lamentan que ni siquiera se haya interesado por su estado, luego de ser fuertemente afectada por la inundación en 2013.


En la adolescencia llegó el ascenso social, el padre ya poseía tres colectivos y ella se ponía de novia con el rugbier Raúl Cafferata. Pudo terminar la secundaria en el colegio Misericordia y ya como presidenta, Cristina recordaría a las monjas que fueron sus maestras e incluso, las recibió en la Casa Rosada. En cambio, los directivos de la primaria y un grupo de alumnos habían sido invitados a un acto años atrás. Era el único y primer contacto que la mandataria mantendría con su pasado más humilde, pero a último momento, un llamado del Gobierno a las autoridades escolares avisó que se suspendería. Nunca más se volvieron a comunicar.

Alquilaba y fue desalojada.
En 2014 la Presidenta recordó por primera vez su pasado más humilde. “Me impactó eso de pensar todas las mañanas cuando se levantan si el propietario no les va a renovar el alquiler o les va a pedir mucho más y no lo van a poder pagar. Lo digo porque me tocó vivirlo cuando era muy chiquita, tendría dos años apenas. 

Durante la época peronista había una ley de alquileres que no permitía el desalojo de los inquilinos. Lo primero que hizo el golpe de la Libertadora fue desalojar esa casa, y recuerdo que nosotros tuvimos que desalojar la casa en que yo había nacido, en 4 y 32, por esa medida”, mencionó Cristina Kirchner en un acto donde se entregaban viviendas. Se refería a la casa que alquilaba su abuelo. En este barrio, ninguno de los vecinos más antiguos recuerdan a la familia Wilhem.

© Escrito por Rosario Ayerdi el domingo 12/04/2015 y publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Laura Di Marco: “Cristina dejó de ser pobre cuando ingresó Fernández a su vida”

La autora de la biografía no autorizada de la Presidenta, sostiene que no es hija de Fernández y que su pasado la “avergüenza”.

Autora de Cristina Fernández, la verdadera historia, la periodista Laura Di Marco aseguró que “Cristina Kirchner fue realmente pobre en sus primeros años” y contó cómo el dinero y la necesidad de estatus social marcaron su adolescencia.   

—Durante años Cristina Kirchner se vendió como una chica de clase media –dice Di Marco– pero si investigás su pasado parece que su vida comenzó a los 15 años ya que no hay demasiados datos de su niñez. Nació en una casa muy humilde y precaria que no tenía cloacas en la calle 4 y 32 en Tolosa donde vivía con su madre Ofelia Wilhelm, su tía Noemí y su abuelo Carlos Wilhelm. Realmente eran pobres. Su abuelo a quien lo llamaban El Negro fue obrero de un frigorífico.

—¿Por qué elude ese pasado?
—Tal vez le daba vergüenza contarlo. Siempre hizo referencia a su paso por el colegio Misericordia de La Plata, pero nunca habló de su primera escuela. Cuando la visité comprobé el nivel de pobreza de los chicos que asisten allí. El 30% son carenciados. Cristina estudiaba con un delantal en muy mal estado. Dejó de ser pobre cuando ingresó en su vida Eduardo Fernández.

—¿Fernández no era el verdadero padre de CFK?
—Ella es hija de otro señor llamado Florencio Lattaro, un compañero de trabajo de Ofelia. Murió hace años y tuvo otra hija llamada Emilse. No hay confirmación de esto, pero en La Plata está instalado que no es hija de Fernández. Tenían una relación muy tirante, se llevaban muy mal y hay quienes dicen que había muchas diferencias con Giselle, su hermana, quien sí es hija biológica de Eduardo. La madre de CFK no estaba enamorada de Fernández y la condición para sostener la pareja era que se tenía que hacer cargo de su hija. La mejora económica que implicó Eduardo para Ofelia, fue la misma que significó Néstor para Cristina


© Escrito por Bruno Yacono el domingo 12/04/2015 y publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Contenido relacionado



Publicar un comentario