domingo, 29 de marzo de 2015

Juguetes españoles que vuelven a España... De Alguna Manera...

Las empresas españolas abandonan el sector de los juguetes en China…


Durante la última década, las empresas jugueteras españolas han subcontratado producción de juguetes en China para reducir costes, sin tener que instalar una fábrica allí. Esta subcontratación ha alcanzado tanto a las grandes compañías como a las pymes, que son la mayoría del sector de los juguetes en China y que llevan tiempo haciendo negocios en China.

Muestra de ello es la empresa Famosa, que cuenta con una filial en Hong Kong, donde tiene centralizadas sus compras y que ya suponen más de la mitad del valor de su producto final, o la valenciana Falomir, que tiene subcontratadas más de veinte empresas chinas para que le fabriquen diferentes piezas de sus juguetes. Esta producción se llevaba a cabo sobre todo en la localidad alicantina de Ibi, pero el bajo coste de fabricación en China obligó a estas empresas a mirar hacia Asia.
Además de subcontratar parte de su producción en el gigante asiático, las jugueteras españolas tienen acuerdos de colaboración con empresas chinas para tratar así de introducirse así en el mercado asiático.
Las fábricas de los Reyes Magos vuelven a España
Cada vez son más las empresas jugueteras que están volviendo a nuestro país, debido a una serie de factores que han cambiado las reglas del juego: el incremento de los precios de las materias primas y del transporte, el aumento del coste de la mano de obra, la nueva directiva europea sobre Seguridad de los Juguetes, la cual es más estricta, etc.
De entre todos estos motivos, el que más está afectando es el incremento de los costes de la mano de obra en China, que aumentan en un 15% cada año, mientras que en España estos costes han disminuido debido a la crisis económica que atraviesa nuestro país. Es cierto que un obrero percibe un salario mayor en España que en China, pero las jugueteras están invirtiendo en tecnología para reducir el coste de aquellos procesos más intensivos en trabajo.
Otro de los motivos que esgrimen los fabricantes de juguetes para regresar es la pérdida de control de la calidad y de flexibilidad del servicio que supone fabricar en China, ya que se debe producir un mayor número de juguetes para que el contenedor en el que se transportan vaya lleno, y así hacerlo rentable. Esto provoca que no se pueda trabajar bajo demanda, con el consiguiente coste de almacenamiento de los juguetes ya producidos y no vendidos.
El hecho de que parte de los fabricantes españoles estén regresando no significa que vayan a dar la espalda a China, pero se fijarán en él como el país de 1.300 millones de habitantes que está incrementado de forma gradual la renta media de sus familias, con la consiguiente oportunidad de negocio que eso significa.
El mercado internacional compensa el nacional
A pesar de la débil situación del sector en España, cuyas ventas cayeron entre un 15% y un 20% durante el 2012 respecto a los datos del 2011, las ventas en los mercados exteriores no hacen más que incrementarse, alcanzando ya casi el 40% de la facturación total del sector, según los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes.
© Escrito por José Manuel García el martes 16/04/2013 y publicado por http://china.globalasia.com

Publicar un comentario