domingo, 22 de febrero de 2015

Yo, Puta... De Alguna Manera...


Yo, Puta…
 

Hace días que vengo leyendo material y comentarios acerca de esta palabra: Puta. He leído artículos de mujeres feministas, machistas y hembristas. Y acá voy a decir lo que yo pienso acerca de eso, de esas definiciones, de ese etiquetado.


Primero: la que cobra por sexo, es una prostituta. Es una persona que comercia con su cuerpo. Y si bien el tema tiene muchaaaa tela para cortar, hoy no me voy a extender en eso. Cómo yo nunca cobré por sexo, no soy una prostituta, si me atengo a esa definición. La mujer que se levantó a uno en el boliche, o en Badoo, o en el Chino de la vuelta de su casa, no es prostituta, ya que coge por placer, no por dinero. La que se garcha al novio o esposo de la amiga, tampoco lo hace por dinero, así que tampoco es prostituta. Y esos son algunos ejemplos.

Segundo: Está claro que vivimos en una sociedad machista y patriarcal qué desde tiempos inmemoriales pone al hombre primero en todo:
Educación, Salud, Política, Moral, Placeres. Y acá empieza el tole tole.
Díganme ustedes si esto no es cierto. Cuantas de nosotras recibimos de nuestros padres el mandato de que masturbarse es malo? Los hombres lo pueden hacer porqué tienen necesidades. Porqué le duelen los huevos.
Bueno, a mi me duele el útero. Descubrí a los 18 años que si frotaba mi vulva podía tener algo similar a un estallido que me dejaba fulminada.
Lo descubrí por error. Y no se lo dije a nadie. Porque a mi, la Iglesia y mi madre me dijeron que las chicas Bien, no se tocaban, eso era de prostitutas=putas. Después de unos 7 años, de tocarme a escondidas, y cómo podía, porque ignoraba que tenía clítoris, y para que servía, descubro que ese estallido se llamaba orgasmo.

Tercero: mi primera vez, me sentía caliente, mi vagina lubricaba, (yo creía que era algo cómo pis) mi pareja era mi pareja actual. Qué sin forro, me penetró. Bombeo con los ojos cerrados, un par de veces, y acabó. Yo sólo sentí dolor. Sabía que él había tenido un orgasmo, pero
yo sólo sentía dolor e incomodidad. Placer? Perdone, pero se la debo. Mi pareja, en ningún momento buscó estimularme para que yo gozara algo, lo que sea. Cuando le digo que me había dolido, me dice que si era virgen, me tenía que doler. Me quedé callada. Adolorida y avergonzada.
Me llevó a mi casa. Más tarde vuelve, y era otro. Claro, cuando se higienizó, notó los restos de sangre en su pito. Y Voilá, esa sangre, mi sangre, le confirmó, hasta ese momento mi supuesta y dudosa virginidad. Me dí cuenta de que no me había creído. Encima eso! Claro, yo estaba excitada y caliente. Y las vírgenes no se calientan ni excitan, porque son puras y castas. Y no tienen deseos, ni pensamientos impuros. Ahora, de un hombre, eso no se piensa. Se celebra su debut sexual. Porque ahora es HOMBRE.
A mi no me lo celebraron. Mi mamá me hizo pedirle perdón de rodillas (literal) por haber tenido sexo sin casarme. Y en la Iglesia me dijeron que debía quedarme sola, porque había traicionado a Dios. Porque Dios (otro hombre) me quería pura y limpia. Y yo había manchado mi alma.
Luego supe que las honorables damas de la Iglesia, decían de mi que yo era una Puta. Y me sentí mal. Muy mal, porqué además el no uso del forro, me acarreó un embarazo. Cuando lo notifiqué al del espermatozoide, me dice que ¿cómo sabía él que ese hijo era suyo? Claro yo cogí con él sin que estemos casados. O sea: PUTA Y EMBARAZADA.
Él engendró ese hijo junto conmigo, pero a él no le tocó ninguna condena.
De nadie.
Cuando a los dos meses me siento morir de dolor, y sufro un aborto espontáneo, también me lo tuve que callar. Porque eso me pasaba por PUTA.

Cuarto: cómo yo no quería ser PUTA, dejé de mirar hombres. Rezaba todo el tiempo para no sentir deseos. Lloraba de culpa, cuando sucumbía en las noches, me tocaba y trataba de sentir un orgasmo. Una Joven decente no hacía eso. Sentía mucha culpa. Dejé de salir. Trataba de negar lo que me pasaba. Si toda una sociedad decía que sentir deseo era de PUTAS y estaba mal, era porque estaba mal.

Quinto: después de 3 años y algo sin sexo y luchando contra mis deseos, un desconocido, me viola. Me viola y me lastima. No voy a ahondar en los cómo y en lo que pasó. Ya escribí sobre eso. Ahí descubrí que por usar determinada ropa, también era PUTA.
Descubrí que sólo son violadas las que quieren ser violadas. Qué cómo los moretones iban del cuello para abajo y no se veían, a mi me había gustado. Lo decía la sociedad: Hombres Y MUJERES.

Sexto: necesite la peor experiencia que puede pasar una persona para cambiar y sacudirme la basura machista y patriarcal que me endilgaron por haber nacido mujer. Porque si tratando de ser buena chica, tratando de redimirme de mis pecados, me había pasado eso, y había perdido
todo, sólo quedándome con la etiqueta de PUTA, pegada en mi frente, por qué iba a seguir martirizando mi espiritú, mi mente y mis emociones, tratando de convencer a la sociedad de que yo no era una PUTA? Si el veredicto ya había sido dado? Y sin darme derecho a réplica?

Séptimo: me mudé a otra ciudad, y cómo pude empecé a buscarme a mi misma. Empecé a tener sexo ocasional. Con culpa y con vergüenza. Y equivocándome mucho. Aprendí a darle a esos hombres todo el placer que ellos querían. Pero no tenía voz para reclamar el mío. Porque el mandato patriarcal me decía en mi cabeza, que era de PUTA reclamar placeres.
Descubrí la fisiología de un orgasmo. Pero sólo los tenía si otro me los daba. Si me tocaba bien. O me cogía bien. Yo seguía dejando a ese otro ocasional, a cargo de mi placer. Aprendí a fingir, para verlos contentos. Y me bancaba cuando me decían que era muy puta en la cama. Aunque lo consideraba un insulto. Así, a los tumbos, fui creciendo. Menos ignorante pero igual de PUTA.

Octavo: A los 26 años fui mamá. Soltera. Porque el dueño del espermatozoide (sería coincidencia??) consideró que si yo tenía sexo con él, y era tan PUTA, tranquilamente dejaba entrar en mi vagina a medio Neuquén. Hete aquí, que no tener dolores de cabeza, y siempre estar dispuesta a coger con él, a no juzgarlo por las fantasías que tenía, me transformó en un delivery vaginal para todo el necesitado de un hueco donde depositar leche. Por ende se borró. Y me dejó sola, con una beba creciendo dentro mío. Mi familia se avergonzó de mí. Me dejaron de hablar. Pero mi hermano, que dejó embarazada a la novia, sin haberse casado con ella, no recibió el mismo trato. Claro, la panza no la cargaba él.
Y yo descubrí, que el embarazo me ponía más caliente. Qué tenía más ganas. Pero seguía dándome vergüenza masturbarme. Creí que necesitaba penetración para disfrutar. Y me compré un consolador. Lo pedí a Buenos Aires. Y cuando lo retiré en el correo, creí que todos sabían lo que llevaba en la caja. Cuando llegué a mi casa, lo quise usar y no sabía cómo. Seguía sin saber cómo cuernos funcionaba mi clítoris. ( pero al menos sabía que lo tenía) Tras un rato infructuoso de querer imaginar que un hombre, cualquiera, (hasta el sodero bizco y rengo, me venía bien) me penetraba, descubrí que yo no podía. Y pensé que me había vuelto frígida. Justo castigo, por ser una alzada.
Ahora estaba jodida la cosa, porque estaba sola, caliente y encima preñada. Pero bueno, me pasaba por PUTA. No podía atarme los cordones y ya ni me alcanzaba a ver la vagina.

Noveno: Luego de ser mamá, estaba tan agotada, que ni ganas de ponerla. La cesárea me tenía a mal traer. Amamantar me tenía exhausta. Y estirar mi pequeño sueldo era hacer malabares. En ese momento descubrí que el gen materno me daba fortaleza. Y descubrí que bajarme los calzones por un tarro de leche, era un precio doloroso de pagar. Pero ya me habían dicho PUTA tantas veces, que serlo de verdad, una vez en la vida, me resultaba poco importante. Era dejarme violar. Por un tarro de S-26 Gold. Con 27 años, todavía me quedaba descubrir aún más moralidad.

Décimo: me pongo en pareja con mi ex. Con él que me desvirgó. El cansancio pudo más que mi razón. Pero algo tuve claro. No le hablé de mis historietas. Y me hice la boluda. Cosa que creyera que pese a tener una cría, yo no era taaaaaaaan PUTA. Y al reverendo botón me tomé ese laburo, porqué después de 9 años, sigue siendo el mismo infeliz egoísta, que acaba él y me deja a pata. Necesité rabia y un amante, que me enseñara a masturbarme. Cada vez que tengo sexo con él, ya sé que no llego a mi orgasmo. Sé que se va a dormir a los 2 minutos. Y yo voy a tocarme, para tener un orgasmo solitario escondido entre mis sábanas. Y la culpa es mía. Porque yo se lo permití.
 
Después de todo lo vivido. Decido separarme. Y decido hacerme cargo de mi sexualidad. Y descubrí el placer de una ducha larga, de ponerme una crema perfumada, y de sola, en mi habitación, darme placer. Tocarme cómo a mi me gusta, viendo un video porno para mujeres. Disfrutando de la sensibilidad y sensualidad de mi piel. El egoísmo machista de esta sociedad, me hizo despertar de una buena vez.

Conclusión: Me declaro PUTA. Puta por sentir, por gozar de las sensaciones de mi cuerpo. Me declaro PUTA porque la única fidelidad que debo, es primero a mi misma. A mi mente, a mi corazón, a mi cuerpo. Soy PUTA porque me animo a ser y a hacer lo que muchas ni siquiera sueñan. Soy PUTA por decirle a mis padres que me juzgaron mal, que me educaron mal. Soy PUTA por tener sexo casual con un tipo que me gusta y me calienta. Soy PUTA por no tener miedo a probar otra posición que no sea el misionero. Soy PUTA por ponerme en bolas en un foro Porno. Soy PUTA por escribir sobre sexo. Soy PUTA por decir que se puede gozar sin otra personas de la cual depender. Soy PUTA porque puedo mirarme y querer el cuerpo hermoso que tengo, y entender que la enferma no soy yo, sino la sociedad. Soy PUTA porque soy Libre. Porque después de tanta mierda machista, y con 37 años, descubrí que puedo gozar, yo por mi misma, sin depender de una pareja al lado. Si un día tengo otra pareja, la tendré por elección, no porque necesite coger. Y seré tremendamente PUTA con esa persona. Y quien sea que sea, lo va a aceptar cómo un regalo. No como una ofensa a su ego.

Porque aunque tengo mil razones para odiar a los hombres, no los odio.

Soy Feminista. No Hembrista.

Soy PUTA y feliz de serlo, aunque llegué a los 95 años y ande de acá para allá arriba de una patineta flotante!

© Escrito por @BigWomanNQN el miércoles 22/04/2014 y publicado por http://www.poringa.net/BigWomanNQN

Fuentes de Información: El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes. 

Nota del redactor: Este escrito no guarda otra intención que el manifiesto de una Mujer, la cuál no conozco, pero sí destaco por su honestidad inelectual de relatar su realidad, y seguramente la miles de otras mujeres que sufren los avatares de una sociedad machista e injusta. Podrás o no disentir con esta historia, lo que busca este escrito es manifestar como fuimos eduacados y sus consecuencias en las personas.


Publicar un comentario