jueves, 1 de enero de 2015

El verdadero milagro del año… De Alguna Manera...

El verdadero milagro del año…

El equipo que logró el ascenso (Gustavo Muñoz - Diario Crónica).

En un año donde San Lorenzo salió campeón de América, River volvió a un logro internacional y Racing conquistó un campeonato 13 años después, sin dudas quien produjo la reacción más sorprendente fue Huracán. Obtuvo la Copa Argentina, la clasificación a la Libertadores y, luego de estar desahuciado, ascendió a Primera.

Si la primera Copa Libertadores de San Lorenzo, el título internacional de River tras 17 años y el torneo local ganado al fin por Racing hablan a las claras de que el 2014 fue el año de los milagros futbolísticos, sin dudas el último mes y medio de competencia de Huracán da cuenta del mayor de los milagros.

El 1º de noviembre, después de varias fechas de derrotas y con el ascenso cada vez más lejos, los hinchas explotaron, generaron un caos en el Ducó y decretaron la suspensión del 0-3 contra Sportivo Belgrano. El equipo quedaba último en su zona, lejos del ya por ese entonces ansiado quinto puesto y sin técnico, porque a Kudelka no le quedó otra que irse. Se hablaba del mayor fracaso en la historia del club de Parque Patricios y a nadie le importabe estar en las semifinales de Copa Argentina.


Pero al día siguiente tomó las riendas un tal Néstor Apuzzo, el eterno interino, con un sólo objetivo: de a poco, empezar a apagar el fuego y a reinsertar el optimismo. Parecía imposible. Muy pocos creían, casi nadie soñaba. Pero en ese contexto negro, el Globo empezó a hilvanar, en silencio, victoria tras victoria. En el medio pasó a Rafaela y llegó a la final de la Copa, casi sin darse cuenta.

Huracán revivió en menos de un mes y de no tener nada, pasó a quererlo todo. La bronca y la impotencia de su gente se conviertieron, de repente, en muecas de asombro y esperanza. La final ganada por penales ante Central hizo estallar los corazones quemeros.

No sólo las sonrisas inundaron la provincia de San Juan y Parque Patricios aquélla noche por el inesperado título tras 41 años y la clasificación a la Copa Libertadores; también desbordaron por las lágrimas de desahogo y de bronca acumulada. Pocos días después, la frutilla del postre, la más deseada: sufrido pero claro triunfo en el desempate ante los tucumanos y otra vez a Primera. Con la Copa Argentina y la gloria a cuestas, claro.

De aquél nefasto 1º de noviembre al 14 de diciembre pasaron sólo 44 días. De la nada se llegó a todo. Apuzzo lo hizo posible cuando nadie creía. Huracán fue, a no dudarlo, el verdadero gran milagro futbolístico del año 2014.


© Escrito por Iván Schneider Mansilla el jueves 01/01/2015 y publicado por el Diario Crónica de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


Publicar un comentario