domingo, 21 de diciembre de 2014

Mundial de Clubes. San Lorenzo 0 vs. Real de Madrid 2... De Alguna Manera...

 El Real Madrid, campeón del Mundial de Clubes…

Iker Casillas fue el encargado de alzar el título de campeones del mundo. Foto: Afp. Javier Soriano.

El Real Madrid derrota con facilidad a San Lorenzo (2-0) y consigue su cuarto título del año 2014.

Si en algún momento hubo la sensación, por más mínima que fuera, de que San Lorenzo podía plantarle cara al Real Madrid, fue un simple espejismo. Porque el equipo de Carlo Ancelotti fue superior, muy superior, al limitado conjunto argentino. La final del Mundial de Clubes (2-0) se compitió sólo durante los 37 minutos en que el marcador estuvo empatado a cero. El gol de Sergio Ramos acabó con el juego subterráneo del rival y con sus ya de por sí escasas opciones de victoria.

Los blancos repitieron por cuarta vez como campeones del mundo tras los triunfos en 1960, 1998 y 2002. Y lograron también su cuarto título en 2014, año en el que ya habían ganado la Champions League, la Copa del Rey y la Supercopa de Europa.

Apático e incómodo Cristiano Ronaldo y desaparecidos Kroos y James Rodríguez, fue Sergio Ramos quien acaparó el papel de líder sobre el césped del Stade de Marrakech. San Lorenzo jugó lo más ordenado que pudo, dejando pocos espacios para el contragolpe y obligó al Real Madrid a jugar rápido y en largo.

Los argentinos trataban de mantenerse juntos, incomodar, presionar y cortar el juego con faltas constantes (tres tarjetas en los primeros 22 minutos). El juego subterráneo, aquel que el Real Madrid practicó durante tantas y tantas veces ante el Barça no hace demasiado tiempo y que tan le poco funcionó, tampoco les valió a los futbolistas del Ciclón para salvar una derrota que se preveía inevitable.

El técnico Edgardo Bauza apostó por darle más músculo de lo habitual a su centro del campo con la idea de cerrar lo máximo posible y confiar en la ayuda divina que les pudiera conseguir su aficionado más famoso, el papa Francisco. Por eso Romagnoli -a quien tanto echó en falta San Lorenzo, como se demostró en el segundo tiempo- empezó en el banquillo.

Una táctica capaz de evitar una goleada de escándalo pero que provocó que Casillas no hiciera su primera parada de mérito hasta que se superó el minuto 70. Por entonces el conjunto de Buenos Aires ya perdía por 2-0. Y fue Sergio Ramos quien se encargó de ejecutar a su rival.

Fue en un saque de esquina, igual que en la final de la Champions League. Kroos sacó desde la esquina y el central andaluz se levantó por encima de todo el mundo para conectar un potente cabezazo. Con el 1-0, el Real Madrid ya tenía ventaja en el marcador y también moral. Sobre todo porque los jugadores de Ancelotti se dieron cuenta que entrar en las provocaciones no les beneficiaba lo más mínimo. Cuando se centró en jugar acabó con las mínimas opciones del Ciclón.

Gareth Bale y el error del portero Torrico sentenciaron definitivamente el choque. El galés no disparó especialmente bien pero el guardameta de San Lorenzo se tiró fatal y dejó que la pelota le pasara por debajo de su cuerpo. El conjunto argentino asumió que era inferior al Real Madrid y se lo jugó todo a una carta que no supo conservar.

Real Madrid 2

Casillas; Carvajal (Arbeloa, m.73), Pepe, Sergio Ramos (Varane, m.89), Marcelo (Coentrao, m.43); Kroos, Isco, James; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema. DT: Carlo Ancelotti. 

San Lorenzo 0

Sebastián Torrico; Julio Buffarini, Yepes (Cetto, m.61), Kannemann, Emmanuel Más; Néstor Ortigoza, Juan Mercier; Enzo Kalinski, Gonzalo Verón (Romagnoli, m.57), Pablo Barrientos; y Martín Cauteruccio (Matos, m.68). DT: Edgardo Bauza.

Goles: 1-0, m.37: Ramos. 2-0, m.51: Bale.

Árbitro: Walter López (Guatemala). Amonestó a Ramos (22), Carvajal (30) por el Real Madrid; y a Ortigoza (12), Barrientos (16), Buffarini (55) y Kannemann (85) por San Lorenzo.

Incidencias: final del Mundial de Clubes disputado en el Gran Estadio de Marraquech, con 38.345 seguidores en sus gradas.

© Escrito por David Ruíz Marrull el Sábado 20/12/2014 y publicado por el Diario La Vanguardia de Cataluña, España.

Publicar un comentario