martes, 18 de noviembre de 2014

Ascendió Chacarita Juniors... De Alguna Manera...


El Funebrero cumplió y ascendió...


¡La explosión y la alegría es toda del pueblo Funebrero!. Con un gol de Manso de cabeza, cuando el tiempo y el resultado de Estudiantes apretaban, Chacarita cumplió con su deber: derrotó por 1 a 0 a Villa Dálmine en un San Martín repleto y vuelve a la B Nacional.



Se hacía pesada la tarde y no sólo por los más de 30 grados sobre el césped de San Martín, sino porque los minutos corrían y la gente se impacientaba por no poder abrir el marcador. Tras una primera parte para el olvido, que sólo se recuerda por un buen tiro de Bordacahar, luego de una hermosa jugada y una asistencia de Manso, todo parecía oscurecer la tarde del Funebrero.

Desde Caseros llegaban malas noticias para el "Tricolor", ya que el "Colo" Sergio Sosa le daba la ventaja y el ascenso a Estudiantes con el 1 a 0 sobre Brown de Adrogué. Los hinchas apuraban y con razón al equipo, que ahora estaba urgido por ir a buscar el resultado.

Pocos instantes después del cimbronazo en la otra cancha, una irresponsabilidad de Pereyra dejaba a el "Viola" con uno menos y la responsabilidad para Chaca crecía, que tenía más motivos para ir a la carga de Kletnicki (que respondió bien toda la tarde).

Cualquier mano que volaba o cualquier camiseta que se estiraba en el área de Dálmine era acompañado de un grito unánime y ya a esa altura desesperado (PENAAAAAAALLLL). El árbitro Yamil Possi, acertadamente no se dejó llevar en ninguna ocasión por el ferviente pedido del público.

Pero el desahogo iba a llegar. Y quizá no vino de parte del protagonista más esperado y en la situación más propicia. Tras un excelente centro al primer palo, uno de los más resistidos durante la temporada, y de los más chiquitos del plantel, se anticipó a todos, se elevó antes que todos y la mandó a guardar. Damián Manso, quien había llegado al elenco de San Martín envuelto entre tantas dudas por su poco rodaje en el último tiempo, se hacía gigante y estampaba el 1 a 0 esperado, para enrojecer todas y cada una de las gargantas en el estadio.

Tras esto, entre la algarabía y la impaciencia por el final, Chaca no desesperó y movió la pelota inteligentemente, y hasta contó con alguna chance más para aumentar, por parte de su "9" Bordacahar. Se apoyó en la experiencia del capitán Zapata y en el buen trato de pelota del "Piojo". Manejó los tiempos y esperó el final.

Final que iba a llegar para regocijo de todo el pueblo "Funebrero". Ese pueblo que explotó con el gol del "10" (el primero para él con la casaca tricolor. ¡Vaya momento eligió para acordarse!) y ese mismo pueblo que gritó y aplaudió a Aníbal Biggeri, el gran responsable de la levantada y este ascenso.

Sólo queda festejar para Chacarita. Porque ganó un torneo en una zona durísima. Porque pasó en poco menos de 10 minutos de quedarse en las puertas a abrazar la gloria. Porque su gente necesitaba el retorno a la B Nacional, ese escalón previo al verdadero objetivo de volver al lugar de siempre.

Chacarita, por lo pronto, regresa a la B Nacional tras consagrarse como el mejor de la Zona A.

¡Felicitaciones Funebrero!

© Publicado el martes 18/11/2014 por Mundo Ascenso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


Publicar un comentario