domingo, 22 de junio de 2014

Ángel Cappa: Mezclar y dar de nuevo... De Alguna Manera...

Cappa: "Es el momento de recomponernos y pensar a futuro"...


Gerardo me pide una opinión sobre la actual situación de Huracán después del partido frente a Independiente, y me animo a hacerla desde mi carácter de hincha y socio del Globo. De ninguna manera en mi condición de entrenador. Entre otras cosas porque yo creo que mi tiempo de entrenador ya se agotó, al menos en Argentina. Además, también, por respeto al actual entrenador de Huracán y su cuerpo técnico, que me merecen la mayor consideración.

Aclarados esos aspectos, empiezo por decir que después de la bronca no tanto por la derrota sino por la forma, ya que nos volvieron a robar- es inadmisible desde la posición del  juez de línea, anular el gol que le anularon a Huracán, ya que el autor estaba claramente habilitado- y después también de la tristeza porque nos volvieron a destruir impunemente una nueva ilusión, me parece que es el momento de recomponernos y pensar en el futuro.


-Yo creo que es necesario un proyecto deportivo que tenga como eje la identidad futbolística de Huracán para saber por qué camino hay que ir y dónde queremos llegar. Y que abarque desde el primer equipo hasta el último para los pibes que ingresen a la entidad. No se puede seguir apostando a la casualidad pasando de un estilo a otro con la esperanza de ganar el partido que viene. Es preciso tener una visión más amplia para sentirnos seguros siendo lo que somos, un club que disfruta del buen juego, de una herencia que nos dejaron grandes jugadores y grandes equipos a lo largo de la historia.

Ese proyecto debe encabezarlo el cuerpo técnico de la primera división, en un trabajo coordinado y coherente con los demás entrenadores de la entidad, debidamente preparados y seleccionados según nuestros criterios futbolísticos.

-Hay que conseguir el correspondiente respaldo económico para hacer un equipo que no solo pelee con fundamentos el próximo ascenso, sino que sea la base para una continuidad en primera división. No volvamos a caer en el error de incorporar a 40 jugadores en lugar de 5 o 6 de jerarquía que sean útiles para construir el futuro a su alrededor.

-No destruir la estructura que exista ni dejar ir a jugadores importantes, como ha ocurrido sistemáticamente hasta ahora.

-Elegir un cuerpo técnico adecuado -que bien puede ser el actual- y darle el respaldo de la continuidad para un trabajo que aspire a solucionar el presente, pero también con aspiraciones a más largo plazo.

-Pensar en dirigentes capaces de entender la grandeza de Huracán, con la inteligencia y la sensibilidad imprescindibles para conducir un proyecto ambicioso que supere las urgencias del momento, y que tenga, insisto en este aspecto fundamental, la posibilidad de reunir o conseguir el respaldo económico que garantice la ejecución de esta idea.

-No podemos seguir pensando en otra cosa que no sea un trabajo planificado, inteligente, que respete a mediano y largo plazo la grandeza de Huracán como única manera de consolidar al club entre los más grandes del futbol argentino.

-Me he referido solamente al aspecto futbolístico, y no a otras cuestiones institucionales que deben tenerse en cuenta, naturalmente, porque solo una institución solida, puede sostener un proyecto como este. Y no al revés, que el equipo sostenga al club, como viene ocurriendo últimamente.

-Llegar a esos objetivos no es nunca cuestión de suerte, sino de un trabajo elaborado y de tiempo.

-De ese único modo, podemos superar arbitrajes nefastos y otras cuestiones no muy claras, y ganarnos el respeto, como institución, de todos los demás.
 
En fin, me gustaría que se tome como una opinión más de los hinchas del Globo de las que actualmente se pueden leer y escuchar en los distintos medios partidarios. No pretendo dar lecciones a nadie, no soy nadie para eso, sino aportar un pensamiento más. 
 
Muchas gracias, y un gran abrazo quemero. Que no nos venza ni la tristeza, ni la derrota, ni las maniobras turbias que pretenden frustrarnos. Dicen que a los hombres no se los mide no por las veces que se caen, sino por las veces que son capaces de levantarse.
 
© Escrito por Ángel Cappa el Viernes 13/06/2014 y publicado por Patria Quemera de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.



Publicar un comentario