domingo, 20 de octubre de 2013

Genocidio de enfermos mentales... De Alguna Manera...



Genocidio de enfermos mentales...


En voz baja los profesionales de la salud mental hablan de genocidio de enfermos en Argentina.

Aunque nadie habla del tema, la famosa Ley 26.657 (conocida como nueva ley de salud mental) está generando en la práctica un verdadero genocidio de enfermos mentales, en especial en los sectores de bajos recursos.

Por cuestiones ligadas a la corrección política, profesionales y miembros de la justicia tratan de barrer el asunto bajo la alfombra. Sin embargo, aunque el espíritu de la Ley suena “maravilloso”, hoy por hoy miles de enfermos están desamparados ya que las trabas que se generan a la hora de internar y el cierre parcial de los institutos, basadas en el concepto de que la salud mental debe ser abordada tendiendo a la integración social, hace que un abogado defensor (en los casos donde se plantea internación el enfermo tiene derecho a defensa) pueda en la práctica pasar por encima del psiquiatra.

De hecho, jueces, abogados y especialistas no sólo tienen las manos atadas sino que evitan cualquier tipo de compromiso. Por ejemplo, si yo digo “Voy a saltar por la ventana para suicidarme”, ningún profesional de la psiquiatría podría detenerme ya que su acción tiene potencial de encuadrarse dentro del concepto “privación ilegítima de la libertad”.

Nadie quiere hacerse cargo de las situaciones críticas y la tensión crece día a día. “Si bien es cierto que los centros de salud mental eran depósitos, al menos daban cierto nivel de contención”, me comentó un psiquiatra días pasados. Hoy la gente deambula por la calle exponiéndose y exponiendo a los otros.

Como tantas otras leyes ésta ignora la realidad social criolla y aunque muchos esperan su pronta derogación ya que la debacle resulta catastrófica (aunque no tiene espacio en los medios), no se ven señales en ese sentido.

Es verdad que en el pasado existieron abusos con las internaciones, pero lo que ocurre ahora, en uno de esos movimientos pendulares tan típicos de Argentina, es un vacío que está matando enfermos, o con la excusa de sus “derechos” dejándolos tirados en camas de hospitales comunes en los que, por lo general, ni siquiera hay un psiquiatra que los evalué.

Esto es sólo un blog pero por el bien de los enfermos que están muriendo (yo tengo un caso) por favor que la sociedad se entere y descubra los vericuetos del genocidio silencioso al que están siendo sometidas las personas con problemas de salud mental.

© Escrito por Omar Bello el sábado 19/10/2013 y publicado por la Revista Noticias de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.



Publicar un comentario