sábado, 1 de junio de 2013

Matar al mensajero (de Tribuna de Periodistas)... De Alguna Manera...


Matar al mensajero (de Tribuna de Periodistas)



“Cada vez me cuesta más escribir sobre lo que pasa”. La frase corresponde a un colega de Tribuna de Periodistas. En medio de unas presiones, pocas veces vista, empresarios vinculados a Cristóbal López, han realizado sugestivas ofertas para comprar este portal. “Le hice una oferta que no podrá rechazar” parece ser el mensaje mafioso de los emisarios del poderoso empresario que agigantó su poder durante la década “ganada” (por ellos).


En ese contexto, periodistas de este medio como Diego Golberg, Carlos Forte y Luis Gasulla han recibido aprietes de diverso tipo en una clara sugerencia de bajar un cambio en sus críticas al gobierno.

*Christian Sanz, director de TDP, no es la excepción y es quien más ha sufrido la persecución periodística que ha alcanzado ribetes de película. *


“Me dieron de baja en la AFIP, dejé de existir, de la noche a la mañana”, le confesó al colega Luis Gasulla la semana pasada. Ambos decidieron esperar cómo seguiría la situación pero la redacción de Tribuna prefirió dar a conocer la información a sus fieles lectores. Gasulla recibió un escrache público en la página oficial de la provincia del Chaco de parte del gobernador Jorge Capitanich al igual que el periodista del diario La Nación, Hugo Alconada Mon, y el diputado provincial Livio Gutiérrez por difundir la noticia del avión que compartió, en la misma semana, Leo Fariña y el citado gobernador. 
En las últimas semanas, el autor de “El negocio de los derechos humanos” recibió una demanda por daños y perjuicios del ex subsecretario de derechos humanos de la provincia de Buenos Aires, Fernando Cano, un personaje menor de la investigación del autor. Su abogado defensor, Alejandro Sánchez Kalbermatten, señaló en las redes sociales, que se trata de una clara muestra de “criminalizar la libertad de expresión”. 


Cano sigue siendo funcionario del gabinete de Daniel Scioli y solicitó una rectificación de lo publicado por Gasulla al igual que una suma de dinero, como indemnización por daños morales, que no quiso precisar pero que superaría los 200 mil pesos. “Todos en el ambiente de los derechos humanos saben quién es este señor”, le dijeron al abogado Kalbermatten cuando llamó a la gobernación para averiguar más antecedentes del demandante de Gasulla y de su editorial, Random House Mondadori. 


Muchos lectores de TDP que no conocen el libro de Gasulla accederán, en exclusiva, en las próximas semanas, al capítulo que hace referencia al citado funcionario. Mientras tanto, el director de este portal, señaló que “es una avanzada del gobierno contra los pocos medios independientes que quedan en el país”.

El furor que provoca Tribuna en las redes sociales, es lo que más preocupa a las altas esferas del oficialismo. La historia tendrá nuevos capítulos.

© Publicado el sábado 1º/06/2013 por Tribuna de Periodistas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 



Publicar un comentario