domingo, 9 de junio de 2013

Curas Villeros de Silvina Premat... De Alguna Manera...

Curas Villeros de Silvina Premat...

Solapa

Silvina Premat, oriunda de Concordia, provincia de Entre Ríos, es periodista y socióloga. Estudió en la Escuela Superior de Periodismo, Instituto Grafotécnico y completó su formación en las universidades de Buenos Aires, en la carrera de Sociología, y Torcuato Di Tella en la que obtuvo el máster en periodismo que dicta esa casa de estudios en conjunto con el diario La Nación.

Se ha desempeñado como periodista en revistas, diarios y agencias de noticias de alcance internacional, nacional y provincial, en los que abordó, entre otras, la temática religiosa. Desde 2003 es redactora de la sección Cultura del diario La Nación, de Buenos Aires.

También ha incursionado como docente en el ámbito universitario y en las áreas periodísticas y de la comunicación. En 2004 inició una investigación sobre la vida del padre Carlos Mugica que inspiraría el presente libro.

Contratapa: 

Silvina Premat entrevistó a diecisiete curas y narra aquí la forma en que trabajan en las distintas villas de emergencia (asentamientos informales formados por viviendas precarias) de la Capital Federal. Son un grupo de sacerdotes, en general muy jóvenes que decidieron no sólo trabajar con la gente de las villas sino directamente vivir con ellos su cotidianeidad y, desde allí, comprender mejor sus necesidades para ayudarlos tanto en lo material como en lo espiritual.

La tarea que realizan diariamente estos padres es impresionante y, aún así, dista mucho de aliviar la cruda realidad que se vive en las villas: la falta de servicios (agua, cloacas), de educación, de trabajo, de incentivos para la autosuperación tanto en niños como en jóvenes, adultos o ancianos. Sin embargo estos curas no cejan en sus esfuerzos por generar escuelas, trabajos, deportes, fiestas religiosas, contención de todo tipo, tareas de prevención y de tratamiento de los jóvenes acosados por la droga, etc.

Este libro recoge sus vidas, sus testimonios y los de la gente que los rodea, su condición de herederos y continuadores de la obra de Cristo con los pobres, y nos instala de lleno en una realidad muy cruda, que sabemos que existe pero que no conocíamos, hasta ahora, en toda su real dimensión. Son historias muy duras, escalofriantes, pero también las hay de grandes satisfacciones. Nadie saldrá indemne de la lectura de Curas villeros, un libro destinado a sacudir corazones celebrando las proezas y alegrías posibles aun en las circunstancias más extremas.


Publicar un comentario