martes, 7 de mayo de 2013

La vida no vale nada para los Qom... De Alguna Manera...


Aplastan a un niño Qom que jugaba cerca de un basural clandestino…


Capitanich les había prometido el traslado pero ahora las comunidades se preparan para alambrar la zona.

La voz de Roberto Díaz traspasa el teléfono débil, cortada, como si le faltase el aire. Díaz es el referente del barrio qom Chacra 7 en Castelli, pleno Impenetrable chaqueño  y consultado por Plazademayo.com confirma que “el sábado a la tarde, aplastaron a un niño de 6 años, de la comunidad, que estaba jugando cerca de un basural clandestino que nos metieron en el barrio cerca de la canchita de los chicos”. Al lado de Díaz, recién salidos del cementerio local, están Nancy Galván y Mariano Gómez, papás del pequeño Carlitos, que ayer murió en el acto cuando una camioneta que iba a tirar basura, le pasó por encima como si fuese un perro.

“Se murió enseguida, yo no tengo nada, tengo 6 hijos más”, es lo único que puede decir la madre. Ella y su marido viven en una casilla precaria y hace meses esperan la llegada de la asignación universal por hijo. “Los trámites para nosotros llevan más tiempo”, dice Díaz con una resignación marcada. Carlitos, nació y vivó casi sin nada; no iba a la escuela y la muerte lo encontró a unos metros de donde jugaba.

Díaz está indignado, el gobernador Jorge Capitanich y el intendente de Castelli Alberto Nievas le habían prometido mudar el basurero, sacarlo de la zona donde viven. La circulación de autos y la contaminación los preocupaban. “Nos decían que costaba mucha plata”, relata el referente quien no descarta que la idea sea “cansarnos así nos vamos de acá”.

Ahora, en asamblea, los vecinos decidirán si a modo preventivo alambrarán la zona para evitar el paso de vehículos que generen más basura y más muertes. “Ellos solo están pensando en la política, nosotros somos indios”, dice Díaz quien pese al dolor no quiere dejar de mencionar al dueño de la Toyota que chocó al pequeño Carlitos ni a su chofer. Son Norberto Balasec y Basilio Mesa, respectivamente. Según sus dichos, ni miraron y siguieron de largo.

Ser qom en esa zona, que por un capricho del destino se denomina Pampa del Infierno, es ser menos que el resto. Así lo siente Díaz y el resto de los que bien llama hermano. “Fuimos a hacer la denuncia peor no sabemos si harán algo”, admite.

Luego de la tragedia y de la sepultura de Carlitos, ni el intendente Nievas ni el gobernador tomaron contacto con los familiares. Antes, un grupo había viajado hasta Resistencia pero Capitanich, no los recibió pese a haberles prometido una audiencia.

Hace apenas un mes, Nievas no ahorraba adjetivos para elogiar en plena Casa Rosada el envío de fondos para realizar obras en su intendencia: “Esto  habla a las claras de la decisión de nuestro gobernador, como de la Presidenta de la Nación que las obras son para los pueblos, para la comunidad sin mirar a qué partido político pertenece el intendente”. Consultados al respecto, Díaz y los vecinos de Chacra 7 aseguran “todo eso acá no llega”.

© Escrito por  Clarisa Ercolano el lunes 06/05/2013 y publicado por plazademayo.com de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


Publicar un comentario