domingo, 19 de mayo de 2013

Douglas Haig 1 vs. Huracán 0... De Alguna Manera...


Mientras Pergamino festeja, la Quema esta en llamas…


Con un polémico arbitraje de Silvio Trucco, Douglas Haig derrotó por 1 a 0 a Huracán en Pergamino. Pablo Mazza de penal convirtió el tanto del triunfo. El juez del partido expulsó a Hugo Barrientos y Gastón Monzón en el conjunto de Parque Patricios. El encuentro estuvo más de cinco minutos detenidos cuando integrantes de la utilería y jugadores suplentes del globo fueron agredidos por hinchas locales detrás del banco de suplentes.

“Retiremos el equipo del campo, esto es una vergüenza” eran las palabras de Mancinelli cuando se acercaba al banco de suplentes y dialogaba con Gabriel Rinaldi sobre las fallas cobradas por Trucco durante el cotejo. Es que de arranque nomás el globo las empezó a pagar en Pergamino. Cuando se jugaban los primeros minutos Hugo Barrientos recibió la roja directa acusando el juez que el capitán quemero estaba insultado y haciendo gestos a los hinchas locales. Minutos más tarde y con las pulsaciones elevadas en algunos jugadores visitantes, el línea Adrián Fonzo advierte que Gastón Monzón le estaba faltando el respeto desde el banco de suplentes y por tal motivo el guardametas alternativo también ve la tarjeta roja. “No dije nada, a Huracán lo cagan siempre” salió diciendo Monzón sin poder creer lo que ocurría.
De ahí en más el conjunto Pergaminense supo aprovechar el jugador de más y buscar el arco de Islas. Llegando a los 20` Trucco le sanciona un penal a Mancinelli, generando una nueva polémica entre los defensores quemeros y el árbitro, que luego Pablo Mazza lo ejecutaría 2 veces, convirtiendo en la segunda oportunidad el único gol del partido.

Ya pasando a la segunda mitad, donde Busse se hizo dueño de la mitad de la cancha y de a poco Alexis Ferrero se puso el equipo al hombro, Huracán fue buscando la igualad. Un nuevo fallo en contra generaría nuevamente un malestar el los de Parque Patricios cuando Daniel Vega fue claramente derribado dentro del área defendida por Álvarez sin ser advertida por el referí. Douglas no pasaba al ataque y Huracán con muy poco trataba de emparejar, teniendo la picardía los auxiliares locales de esconder las pelotas produciendo otro nuevo incidente. Uno de los utileros fue a buscarlas los balones del otro lado de perímetro del campo de juego, siendo agredido cuando descubre donde estaban las 6 pelotas que faltaban, por aficionados del público local que nada tenían que hacer en ese lugar.

Al culminar el cotejo, el equipo de Merlo festejó el triunfo como una final. Es que además de engrosar su promedio en la lucha por mantener la categoría, la victoria del “Milan de Pergamino” hizo despedir a Nueva Chicago de la “B” Nacional. Por el lado de Huracán con mucha bronca Rinaldi y sus dirigidos dejaron en claro que esta clase de partidos sin TV y público visitante no se pueden jugar más.

Síntesis:

Douglas Haig 1

Guillermo Alvarez; Diego González, Leandro Gioda, Carlos Quintana y David Achucarro; Juan Carlos Falcón, Carlos Ponce, Bruno Barreto, Augusto Alvarez; Gabriel González y Pablo Mazza. DT: Reinaldo Carlos Merlo

Huracán 0

Daniel Islas; Federico Mancinelli, Rodrigo Erramuspe, Alexis Ferrero y Guillermo Sotelo; Alexis Danelón, Hugo Barrientos, Walter Busse y Matías Giménez; Jerónimo Barrales y Daniel Vega. DT: Gabriel Rinaldi.

Gol en el primer tiempo: 21m. Pablo Mazza (DH), de penal.

Cambios: Mauro Milano por Sotelo (H), Luciano Córdoba por A. Alvarez (DH), Rodrigo Cabalucci por Gabriel González (DH) y Cristian Espinoza por Danelón (H)

Amonestados: Barreto, Gonzáles y Achucarro en Douglas; Mancinelli, Ferrero, Sotelo y Erramuspe en Huracán

Expulsados: Barrientos y Monzón (H)

Cancha: Douglas Haig (Pergamino).

Arbitro: Silvio Trucco

Líneas: Adrián Fonzo y Eduardo Lucero

4to. Árbitro: no hubo

© Escrito por Marcelo Salvio el domingo 19/05/2013 y publicado por Mundo Ascenso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.



Increíble: el día que un árbitro tuvo hinchada propia en el Nacional B...



La gente de Douglas Haig ovacionó a Silvio Trucco tras el triunfo 1 a 0 ante Huracán. Un día, lo impensado sucedió. La costumbre de insultar a los árbitros mutó en ovación. El agasajado fue Silvio Trucco, quien ayer dirigió Douglas Haig 1 vs. Huracán 0, en Pergamino. Cuando faltaban apenas unos minutos para el final del encuentro, los hinchas del Fogonero ensayaron un "Olé, olé, olé, Truccooo, Truccoooo", tan insólito como novedoso.

La adulación hacia el hombre de negro fue el corolario de una tarde pergaminense que tuvo de todo. En medio de una lluvia incesante, que desde anteanoche azotaba a la ciudad, el encuentro comenzó con la expulsión de Hugo Barrientos, capitán del Globo, cuando apenas se habían jugado 12 minutos. El veterano mediocampista repartió insultos y piernas fuertes en partes iguales. Su actuación culminó con una actitud fuera de lugar: enfiló hacia los vestuarios provocando a la hinchada local y tomándose los genitales.

La salida de Barrientos exasperó a unos y a otros. El campo, pesado por el agua, tampoco ayudó a evitar la pierna fuerte. Para colmo, el partido tendría otra acción polémica: una mano de Mancinelli que Trucco consideró penal. En el remate desde los doce pasos se produciría un punto de inflexión. Pateó Pablo Mazza, a la derecha de Daniel Islas. El arquero adivinó la intención y rechazó el remate. Sin embargo, Trucco retrotrajo la acción por adelantamiento del arquero. Ante las protestas de los jugadores del Globo, Mazza repitió el lanzamiento. Esta vez sí, fue gol. Douglas consiguió la ventaja que quería, y que mandaba al descenso a Nueva Chicago. Todo el plantel de Huracán hervía de bronca contra el árbitro Trucco. Tanto, que Gastón Monzón, arquero suplente, se fue expulsado por insultar al árbitro. "A Huracán lo cagan siempre", protestó el guardavalla en radio La Red.

El segundo tiempo proveyó más acciones discutidas, más gritos. Más histeria. Cuando los jugadores de Huracán pidieron un penal por una infracción sobre Jerónimo Barrales, Trucco hizo seguir el juego.

Con el transcurrir del tiempo los dos equipos se ponían más nerviosos. A los 29 minutos se produjo una escaramuza entre auxiliares y suplentes de Huracán con gente de Douglas Haig. Douglas escondió las pelotas, un auxiliar de Huracán las vio y saltó la mampara que separa la cancha con esa zona, donde no había público; hubo forcejeos con la policía. Los suplentes de Huracán, mientras tanto, le daban patadas a la mampara que separa la cancha con la platea. Los ánimos se caldearon y hubo invasión al campo de juego, discusiones varias, insultos y alguna trompada. Además, la prensa de Pergamino reportó que allegados a Huracán agredieron a los encargados de la cantina de Douglas. Como saldo de la refriega, varios vidrios rotos.

Entre tanto caos, la pelota estuvo parada durante diez minutos. Lo curioso fue que Trucco, eje de una tarde peculiar, se equivocó al contar: hizo jugar ocho minutos de adición al tiempo reglamentario. El resultado no se modificó. Douglas Haig saboreó la victoria y el Globo masculló toda la bronca junta. Sus jugadores se quejaron del árbitro Trucco: "Tengo años en el fútbol, pero lo que pasé hoy fue una verdadera vergüenza que nunca antes había vivido", dijo Daniel Islas luego del encuentro. El partido dejó sus secuelas: los dos arqueros están suspendidos para jugar con Atlético Tucumán (Islas llegó a la quinta amarilla, Monzón fue expulsado), mientras que Barrientos también estará ausente.

Apenas habían pasado unos minutos desde que los pergaminenses habían cantado su particular tributo a Trucco. Douglas ya disfrutaba de algo más que un triunfo. Le faltan un par de puntos para salvarse del descenso. 
© Publicado el Sábado 18/05/2013 por el Diario La Nación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.



Las fotos:








Los goles:





Las estadísticas:




Publicar un comentario