lunes, 29 de abril de 2013

Bersuit Vergarabat y Gustavo Cordera...


Cordera, la "vergüenza" por la Bersuit y la cocaína "saludable"...


"Afónico", la canción de Bersuit a su exlíder.

El músico siente pena por sus excompañeros y habla de las drogas. El video de la discordia. Ellos le hicieron "una canción de amor" y a él le dio "pena, vergüenza y tristeza". Los roces entre Bersuit Vergarabat y su exlíder, Gustavo Cordera, siguen dando que hablar. En el último disco que sacó la banda, Revuelta, el corte número 11, titulado "Afónico", está dedicado al "Pelado".

"Adiós querido amigo, no hay mal que por bien no venga / Te juro, sigo esperando tu explicación sin reservas", le cantan en el penúltimo tema musical del disco, que termina con un "¡La puta que te parió!".

El tema musical ya tiene un año. Y en marzo del año pasado, Bersuit explicó por qué decidieron cantarle a Cordera, en una entrevista con el diario Diagonales, luego de un extenso "parate" en la banda: "La decisión de parar no fue algo consensuado (...) No fue algo hablado. Y nosotros quedamos congelados, paralizados", contó Juan Subirá sobre el distanciamiento del cantante. Y añadieron: "Al Pelado le hicimos una canción de amor".

Sin embargo, un año más tarde, Cordera confesó sentir "vergüenza y pena" por sus excompañeros. En una entrevista en el último número de la revista Planeta Urbano señaló sobre la canción: "Me dio un poco de vergüenza y mucha pena por ellos".

"Que tengan que utilizar el arte, que es una gran herramienta, para hablar sobre mí. Me dio mucho poder eso, creo que me están sobreestimando. Pasa mucho en las relaciones cuando uno pierde un ser querido, o porque se muere o porque te deja, empieza a tener una imagen muy fuerte en vos y pasás a sobreestimarlo, hasta a hacerle canciones. Eso me dio mucha pena, vergüenza y tristeza", añadió.

Cordera también habló de su visión sobre las adicciones, en especial el consumo de cocaína: 
"A mí la cocaína me sirvió para conectarme con mi lado oscuro, en ese sentido fue muy saludable. Pude verme en ese lugar, pude sentir culpa, pude hacer cosas que no me atrevía a hacer. Creo que es una droga que afecta profundamente toda nuestra inhibición y nos lleva a lugares impensados".

"Por supuesto que si lo hacés todos los días te quedás sin dientes, salís a robar. Como una experiencia está bueno. Si te convertís en un adicto a la cocaína, como adicto al sexo, adicto al cine a la comida o a cualquier cosa que produce adicción, empieza a destruirte porque es muy egoísta, muy celosa", añadió a la revista.

Y concluyó: "Sacando el lado de la adicción, yo creo que la cocaína es una muy buena experiencia de autoconocimiento".


© Publicado el sábado 27/04/2013 por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.



Publicar un comentario