lunes, 4 de marzo de 2013

Los alumnos de Domingo Cavallo... De Alguna Manera...


Cuando Néstor era el mejor alumno de Cavallo...

Una recorrida por los archivos cuando no existía el megabuscador que domina el paradigma de Internet. Es uno de los punching balls preferidos de la Presidenta. También lo era de su esposo en los últimos años. Si la construcción de antagonistas es parte esencial del relato oficial, la década del 90 es la elegida como síntesis de todo lo malo hasta la llegada emancipadora del kirchnerismo. Pero no es cuestión de disparar a lo loco. Hay que moverse con tacto. Cuando fustiga a los 90, Cristina se cuida de mencionar a Carlos Menem. Se entiende: el riojano es hoy un aliado importante en el Senado. Mucho más fácil, en cambio, es pegarle a Domingo Cavallo, defenestrado del olimpo público desde el final catastrófico del gobierno de De la Rúa.

Hace unos meses lo comparó con el ministro de Economía español, Luis de Guindos, “el pelado ese” lo llamó Cristina, que le traía los peores recuerdos. El viernes pasado, en su discurso ante la Asamblea Legislativa, la Presidenta volvió a hacer blanco en Cavallo cuando recordó su actuación al frente del Banco Central durante la dictadura. “Yo puedo dar testimonio de que la Presidenta delira”, respondió el ex ministro de Economía desde su blog. Lo que es cierto es que nunca se le escuchó a Néstor ni a Cristina una autocrítica por haber acompañado al discípulo de la escuela de Chicago durante sus años de gloria menemista.

Acompañar quizá quede corto. Kirchner se esforzó en un comienzo por ser su mejor alumno. Así lo muestran las notas que a comienzos de los 90 publicaba Ámbito Financiero, en aquel tiempo entusiasta defensor de la convertibilidad y las privatizaciones y hoy, en otro giro curioso, cercano al gobierno.

El 11 de diciembre de 1991, Ambito saluda la llegada de Kirchner a la gobernación de Santa Cruz con un título contundente: “Juró otro seguidor de Cavallo”.La crónica cita a José Luis Manzano como “padrino” de Kirchner y afirma que el programa del flamante gobernador “se basará en el ajuste económico que Domingo Cavallo reclama a todas las provincias” en el que “la racionalización de la administración pública es crucial”.
Luego menciona a algunos de los colaboradores que asumían en el gabinete santacruceño de Kirchner: Carlos Zannini como ministro de Gobierno; Julio de Vido en Economía y Obras Públicas; Alicia Kirchner en Asuntos Sociales. Como secretario general de la Gobernación: Ricardo Jaime.

Cinco días después, el 16 de diciembre, Ambito publica otra columna celebrando las primeras medidas del gobernador: “Kirchner sí cumple”. Tan desconocido era por entonces el santacruceño que en el título, el epigrafe de la ilustración y la nota se lo llama “Ricardo Kichner” (sic). Tras enumerar las primeras medidas de ajuste en su administración, el artículo concluye informando que Kirchner “mañana tiene previsto reunirse con el presidente Carlos Menem y el ministro Domingo Cavallo para presentarle sus deberes. Espera recibir un visto bueno”.

"Ricardo Kichner". Así escribió Ámbito Financiero el nombre del hombre "que se dice admirador" de Cavallo.

© Escrito por Leonardo Mindez el lunes 04/03/2013 y publicado por el Diario Clarín de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.





Publicar un comentario