viernes, 25 de enero de 2013

Diputado Roy Cortina... De Alguna Manera...


“Podemos ganarles al kirchnerismo y al macrismo”...


El diputado socialista Roy Cortina es uno de los dirigentes del espacio no kirchnerista y no macrista que ya se anotó en la pelea por la candidatura a senador por la Ciudad de Buenos Aires. En diálogo con Página/12, asegura que en 2013 habrá un esquema de tercios en la política porteña y que “cualquier división de ese tercio lo único que va a ser es regalarle el segundo senador al kirchnerismo”. Convencido de que tienen que confluir el FAP con Proyecto Sur y al menos un sector de la UCR, asegura que si no se logra consensos habrá que dirimir las candidaturas en las primarias.

–¿Usted tiene mandato de diputado hasta 2015, pero ahora va a ser candidato a senador?
–En nuestro partido se evaluó la posibilidad de que yo lance mi precandidatura a senador. Somos respetuosos de todas las candidaturas pero entendemos que una candidatura del socialismo, del partido de Hermes Binner, sería positiva para la ciudad. De todos los candidatos soy quien mejor la conoce. Básicamente porque soy el único que ha sido convencional constituyente, legislador, que nunca ha cambiado de distrito y que sabe lo que es gobernar porque ha sido ministro. Hoy los senadores están atados al mandato del gobierno nacional como Daniel Filmus, o como Samuel Cabanchik o María Eugenia Estenssoro, que han entrado por un partido y terminan en otro. La gente necesita en la Ciudad senadores que no sean saltimbanquis.

–Estenssoro forma parte del FAP...
–Sí, la respeto, ha sido una buena legisladora y no le cerramos la puerta a nadie. Ella pidió sumarse al interbloque. En tanto comparta nuestro programa no hay ningún problema. Pero a nosotros nos parece que tiene que haber una representación en el Senado más orgánica e institucional.

–Binner había criticado a Rubén Giustiniani por querer dejar la banca en el Senado para ser gobernador, ¿no le cabe una crítica similar por renunciar eventualmente a su banca para ir al Senado?
–Ese no era el problema real con Giustiniani. Todos, desde Julio César para acá, han dejado algún cargo para ir a otro más importante. Finalmente quien decide es la gente. Binner es candidato a diputado y en 2015 estoy seguro de que va a ser presidente de la Argentina. Esas hoy son decisiones que no representan anomalías institucionales graves como cuando se cambia de distrito o como la que hizo el kirchnerismo con las candidaturas testimoniales, que es no asumir el cargo.

–Varios dirigentes de su espacio anticiparon que quieren ser candidatos a senadores, ¿cómo van a resolver esas aspiraciones?
–Muchos porteños están de rehén entre el PRO y el kirchnerismo. Por eso, hay que agotar todas las instancias de diálogo y, si no, se pueden utilizar las primarias abiertas. Igual, no hay muchos candidatos. Eramos Claudio Lozano y yo, y Victoria Donda también quería...

–Bueno, pero también está Pino Solanas y la UCR que tiene sus candidatos. ¿Ya los cuenta afuera de un posible frente?
–Ahí pasamos a la política de alianzas del FAP. La Ciudad tiene consolidados dos tercios, que son el macrismo y el kirchnerismo, que pueden bajar o subir. Pero hay otro tercio que es un electorado progresista liberal, que se perdió desde la época en que gobernaban Ibarra y Telerman. Hay que reconstituirlo. Hay que agotar todas las instancias de diálogo para que el eje de ese tercio lo constituyan el FAP y Proyecto Sur. Además tenemos la suerte de que hay otros dos candidatos como Rodolfo Terragno y Ricardo Gil Lavedra que son radicales progresistas. Cualquier división de ese tercio lo único que va a ser es regalarle el segundo senador al kirchnerismo. Y si logramos armarlo, no sólo le podemos ganar al kirchnerismo sino también al macrismo, pavimentando el camino para la jefatura de Gobierno en 2015. Creo representar al partido que más conoce del gobierno local y creo ser el político de mi generación que mejor conoce la ciudad, así que aspiro a competir por la Jefatura de Gobierno.

–¿A nivel nacional y de cara a 2015 también habría que replicar ese esquema de la Ciudad?
–Eso hay que hablarlo a partir de 2014. Ahora estamos concentrados en que el FAP duplique o triplique sus diputados y senadores. El contendiente del Gobierno va a ser Binner.

–¿La crisis en Santa Fe no afectó a Binner y al socialismo?
–Si fuera así, la primera que se tendría que ir es Cristina Kirchner, después se tendría que ir Daniel Scioli, el resto de los gobernadores y entonces habría que discutir el grado de responsabilidad que pueda tener Antonio Bonfatti. El problema de la inseguridad tiene que ver con la exclusión y Santa Fe no es una isla. Convertir a la provincia en el punto focal de lo que pasa con el narcotráfico tiene un alto grado de cinismo.

© Escrito por Sebastian Abrevaya y publicado el jueves 24/01/2012 por el Diario Página/12 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.



Publicar un comentario