domingo, 16 de diciembre de 2012

Siguen matando a los qom en Formosa… De Alguna Manera...


Siguen matando a los qom en Formosa…

Protesta. Uno de los muchos reclamos de la comunidad La Primavera por la muerte de su gente.

La muerte de una abuela y su nieta volvió a dar espacio en los medios nacionales al drama que viven las comunidades indígenas en Formosa donde, aseguran sus líderes, “el racismo es insoportable”.

Pese a las promesa oficiales, la sangre Qom se sigue derramando en Formosa. El domingo 9 de diciembre Ricardo Coyipé, un hombre de 63 años, de tez morena, ojos pequeños y bigote prolijo, fue embestido por el auto del gendarme Walter Cardozo. Logró sobrevivir, pero  su mujer, Celestina, de 49 años murió en el acto y su nieta de diez meses falleció al día siguiente. Los tres volvían en moto por la ruta 86 de una ceremonia religiosa en Misión Tacaglé.

Se dirigían a su comunidad qom La Primavera. Ricardo, luego del impacto, en vez de recibir ayuda por parte del gendarme, fue golpeado. La familia de Cardozo, que iba con él en el automóvil, también le pegó patadas y trompadas. Coyipé denunció que no se trató de un accidente, sino de un hecho “intencional”. Cardozo, conocido en la zona por arrendarles terrenos a los qom, está detenido en el Escuadrón 16 de Clorinda, imputado por doble homicidio culposo.

“Nos preocupa mucho la situación porque se viene derramando mucha sangre. Ya perdimos muchos hermanos en esta lucha. Además, de noche, gente de la zona, mandada por punteros políticos, como los intendentes y los concejales, nos queman los ranchos. Sólo pedimos que las cosas se hagan como corresponde”, dice con tristeza a PERFIL Félix Díaz, líder de la comunidad La Primavera.

No hay datos oficiales que calculen la totalidad de qom en la provincia. El censo de 2010 determina un total de 32.216 indígenas. Tanto los miembros de las comunidad qom, como los especialistas, dicen que se computan menos de los que hay para ajustar las políticas públicas, como los derechos sobre las tierras.

El reclamo de los terrenos es ancestral y las gobernaciones no dan respuestas favorables. “El gobierno de Gildo Insfrán –quien se mantiene en el poder de 1987: fue ocho años vicegobernador y desde 1995 es gobernador. Fue menemista, tuvo buena relación con la Alianza, fue duhaldista y ahora kirchnerista– está ensañado con el pueblo qom y avala todo acto de violencia. Formosa es zona liberada para la represión y el crimen estatal”, declara Mariano Rosa, coordinador de la campaña Chau Roca y dirigente de la juventud del MST.

Lorena Cardín, antropóloga  que trabaja con las comunidades desde el 2001, explica que si bien está en vigencia la Ley 26.554 de Emergencia Territorial –que prohíbe los desalojos de las tierras de las poblaciones originarias– el gobierno provincial, junto al nacional y el Inadi, firmó un convenio específico que va contra el espíritu de la ley. “La norma dice que en aquellas comunidades con títulos comunitarios (como La Primavera) no se realizará un relevamiento de sus luchas para actualizar la cantidad de hectáreas que le corresponden. Por lo cual, no hay interés en darles las tierras”, denuncia Cardín, quien actualmente está en Formosa haciendo su tesis de doctorado sobre dicha problemática.

Napocna Navogoh - La Primavera. El tema de la tierra con esta comunidad, una de las más visibilizadas, es muy complejo. Miembros de La Primavera explicaron a PERFIL que en 2007, por un decreto provincial, se le asignaron 600 hectáreas a la Universidad de Formosa para la creación de un Instituto de Investigación. Pero esto desmontó un territorio que ellos consideraban sagrado: el gobierno sitió la zona, obstruyendo las actividades de pesca, caza y recolección. A partir de ese momento, el reclamo se fortaleció. Pero tuvo sus consecuencias. El 23 de noviembre de 2010, la policía provincial realizó un violento operativo de desalojo al corte de ruta que los qom realizaban hacía cinco meses en reclamo de sus tierras, que derivó en la muerte del abuelo qom Roberto López y el policía Eber Falcón.

Hasta el día de hoy, continúa la violencia y la persecución penal: “la causa por el desalojo está más avanzada contra nosotros, especialmente contra mí. Y aún no determinó ningún responsable político o material por parte de la policía provincial”, determina Félix.

En abril de 2011, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó una medida cautelar: garantizar la integridad física de los integrantes de la comunidad, a partir del hostigamiento que venían sufriendo. Pero el último hecho de violencia sucedió cerca del lugar y lo causó un efectivo de seguridad.

Miembros de la comunidad plantean que la situación que se vive en Formosa con la policía y la gendarmería es una de las peores del país: “no sé porqué acá hay tanto racismo”, se pregunta Félix desde su provincia.

“Con un blanco te tratan mejor”

Los qom sufren deficiencias “gravísimas” en salud, educación y alimentación. Fidel González, miembro de Namqom, una comunidad cercana a Formosa, dice que para hacer cualquier tipo de trámites deben dirigirse al ICA (Instituto de Comunidades Aborígenes): “lo peor es que no está dirigido por un indígena, entonces nos ponen trabas”. Como la tramitación del DNI, que según Nilda Patiño, secretaria general del gremio de docentes autoconvocados, “hay muchos que aún no lo tienen o se les pusieron mal los datos”. 

Todas las comunidades tienen problemas de agua, cloacas, vivienda, electricidad: “lo que conseguimos es por nuestra lucha. Nosotros mismos nos tenemos que hacer las conexiones, dice Félix, y agrega que “si vas al hospital tenés que ir con un blanco para que te traten mejor”. Además, a los qom “no se les dan herramientas para que trabajen la tierra, entonces muchos arriendan la hectárea a sojeros por $ 200 al año”, detalla la antropóloga Cardín.

© Publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el sábado 15 de Diciembre de 2012.
Publicar un comentario