domingo, 14 de octubre de 2012

Marcela y Felipe Noble Herrera... De Alguna Manera...


Noble Herrera: confirman que no son hijos de desaparecidos…

No son hijos de desaparecidos. Ni Marcela ni Felipe tienen un ADN compatible con víctimas de la represión ilegal durante la última dictadura/AP.

El último análisis exigido dio negativo, como había ocurrido con los anteriores. Las muestras de Marcela y Felipe ya se cotejaron con todas las existentes en el Banco Nacional de Datos Genéticos.

El Banco Nacional de Datos Genéticos informó al juzgado federal de San Isidro que se completaron todos los estudios de ADN ordenados en el caso Noble Herrera. Y que todos ellos dieron negativo . De este modo, se termina de confirmar que Marcela y Felipe, hijos de la directora de Clarín , no tienen ningún vínculo con personas desaparecidas . La información llegó al juzgado de la doctora Sandra Arroyo Salgado el viernes último, según confirmaron a Clarín fuentes con acceso a la causa.

El informe del Banco Nacional de Datos Genéticos señala que, tras los análisis –hechos bajo la modalidad manual–, Marcela Noble Herrera y Felipe Noble Herrera quedaron excluidos de tener vínculo biológico con los grupos familiares cuyas muestras de material genético se encuentran almacenadas en ese organismo. Los cotejos incluyen a los grupos familiares ingresados en 2011 y de enero de 2012 al 9 de octubre de 2012.

Ya habían dado negativos todos los análisis de los niños nacidos en 1975 y 1976. Y los que se realizaron contra las familias querellantes. Estos eran los relevantes porque los hermanos nacieron en 1976.

Ahora, la jueza Arroyo Salgado “tendría que cerrar la causa y dictar el sobreseimiento de la señora Ernestina Herrera de Noble”, sostienen los abogados de la directora de Clarín.
El trámite lleva más de 11 años y estuvo plagado de irregularidades. Más de un año se tardó, por ejemplo, en concretar los últimos análisis de ADN a cuatro familias cuyos perfiles genéticos no estaban completos, procedimiento que no se llevó a cabo en otros casos.

La jueza recurrió incluso a un procedimiento inusual en el último de los cotejos: mandó exhumar los restos de una familia en un cementerio de la provincia de Buenos Aires , para tomar nuevas muestras y contrastarlas con las de los hermanos Noble Herrera. Ese análisis también dio negativo, en julio, pero recién hace un mes se incorporó al expediente. Y no era una información menor: demostraba que Marcela y Felipe no son hijos de desaparecidos .

El trámite de contrastación de sus ADN llevó más de un año, pese a que habitualmente se hace en pocos días. El 11 de julio de 2011 se hizo el primer entrecruzamiento, con las familias García Gualdero y Miranda Lanuscou, querellantes.

Ambas dieron negativas. E n una segunda etapa se cotejó con las muestras existentes de 1975 y 1976 en la base de datos del Banco. En una tercera etapa, con los casos que van desde 1977 hasta el 2012.

Todas esas instancias se completaron y dieron negativo.

La jueza ordenó cotejar los ADN de los hermanos Noble Herrera con cuatro perfiles incompletos. Tres de ellos se hicieron en noviembre del año pasado y también dieron negativo ; mientras que el último se pudo comparar en julio pasado.

Casación había pedido que se cotejara hasta ahí, ya que no se puede dudar de que los chicos estaban con Ernestina Herrera de Noble y existían como personas físicas luego de esa fecha”, dijo el abogado Gabriel Cavallo.

En todas las investigaciones judiciales anteriores, cuando daban negativas las confrontaciones con los familiares de desaparecidos, se cerraban las acusaciones contra los imputados.

El informe que recibió el viernes Arroyo Salgado señala que quedan unas pocas muestras (posteriores a 1977) “incompletas” –como ocurrió con todos los casos resueltos por el Banco– y que en caso de que se completen serán informadas.

La actitud de la jueza va en línea con la persecución del Gobierno contra el Grupo Clarín, sus accionistas, directivos y periodistas. En diciembre de 2009, cuando los hermanos Noble Herrera dieron voluntariamente muestras de sangre y saliva para los estudios, explicaron que buscaban “poner fin a la inédita persecución” que tanto ellos como su madre vienen sufriendo. El kirchnerismo desplegó una campaña de difamación contra la directora de Clarín , a quien acusó de ser “apropiadora de menores”.

Esta causa fue una referencia obligada para todo aquel que quiso sumarse al hostigamiento oficial contra este diario y su directora. Desde entonces, sin el mínimo reparo sobre su intimidad, sus hijos fueron señalados en notas periodísticas, actos políticos y hasta en cadena nacional. Hablaron desde el ex presidente Néstor Kirchner, hasta la actual mandataria Cristina Kirchner. “Apropiación”, “delitos de lesa humanidad” y “robos de bebés”, fueron las falsas acusaciones de ministros, militantes y algunos organismos de derechos humanos.

© Publicado por el Diario Clarín de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el domingo 14 de Octubre de 2012.


Publicar un comentario