martes, 25 de septiembre de 2012

Instituto de Córdoba 1 vs. Huracán 0... De Alguna Manera...




Y no está chocho...


Huracán, con el debut de Llop, había sido más que Instituto en el partido, pero en el final Burzio apareció para el local, dándole la primera victoria en el torneo. El Globo quedó en el último lugar.

¿Técnico nuevo, cara nueva? Eso se preguntaban muchos hinchas de Huracán. Claro, con la llegada de Juan Manuel Llop como DT, los quemeros estaban esperanzados en que el Globo revirtiera su imagen y comenzara a salir del fondo de la tabla. Y qué mejor oportunidad que ante Instituto, también de flojo nivel en lo que va de la temporada. Pero los de Parque Patricios siguen sin ligar: cayeron por 1-0 en el final del partido, con gol de Pablo Burzio.

El Globo mejoró lo mostrado en anteriores partidos. Se mostró más ambicioso, dispuesto a buscar el resultado desde el arranque. Contó con un par de situaciones, especialmente en el primer tiempo, pero por fallas en la definición no logró hacer la diferencia. Levantó, desde luego, en referencia a sus anteriores presentaciones. En el segundo tiempo –interrumpido durante algunos minutos por incidentes de los hinchas locales-, la Gloria, lejos de la versión mostrada en la temporada pasada, emparejó las acciones y, en el cuarto minuto adicionado, Burzio decretó la victoria para su equipo.

De esta forma, Instituto sumó su primer triunfo en la BN y salió del fondo. El que no pudo hacerlo es Huracán, ahora en la última colocación. En la próxima, el Quemero visitará a Banfield. Por su parte, Instituto irá hasta Caballito para jugar con Ferro.

© Publicado por el Diario Deportivo Olé de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el lunes 24 de Septiembre de 2012.



Las fotos:





















Los goles:



Las estadísticas:


 




Digerir otra piedra no te deja levantar de la cama...

 

Otra derrota, que por más que se analice seguirá siendo derrota, la quinta en lo que va de la temporada. A pesar de todo lo que se pueda decir en beneficio del equipo, la realidad es la tabla y ahí estamos hundidos.


Empezó con el pie izquierdo el ciclo de Llop. Pareció más valiente y comprometido, presionando arriba aunque con ausencia de punch final para concretar y todavía con desaciertos defensivos (y un poco de mala leche también) que consumaron el triunfo del rival. Huracán paga con creces sus errores. No hay retorno luego de un rechazo defectuoso y menos si va de la mano de un infortunio. Se imponía conseguir una victoria y teniendo enfrente a otro que tampoco tiraba flores, podía eyectar el despegue, sin embargo, ya en el descuento, el 0-0 cerraba y servía por el cambio mostrado. No. ¡Cero! dijo el crupier y la plata se la quedó el dueño de casa.


Tendrá el entrenador que volver sobre sus pasos. Si los buscó convencer de una idea, de un potencial a explotar, de un timonazo al presente, todo se fue al tacho porque lo anímico sufrió un golpe en la mandíbula por enésima vez y echa por tierra cualquier avance futbolístico.


Ahora, si paramos la pelota y desviamos el foco del dolor de la caída, al Globo le falta para ser una formación con aspiraciones. Las bases son flojas y los pibitos dan imagen de estar verdes, con una maduración tardía. Y si les toca ser titulares o recambio, no están para ser determinantes: son para acompañar y no para resolver. El Pity Martínez debe ir más adelante y lastimar con gambeta en los metros finales. Battaglia, no gravitó para asociarse al resto. Quintana (salvo su formidable cabezazo) y Bottaro, las opciones arriba, aportaron poquito.


Nos espera un duro camino y la llave para salir a la luz la tienen ustedes. Apoyemos pero cambiemos la bocha. No se soporta tanto dolor en las vísceras enfermas.


© Publicado por el Diario Deportivo Olé de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el lunes 24 de Septiembre de 2012.
 
Publicar un comentario