domingo, 1 de julio de 2012

Juan Alberto Badía, Un consejero con toda la humildad... De Alguna Manera...

Un consejero con toda la humildad...
Tuve la suerte de compartir programación con Juan Alberto Badía. Fue en la inolvidable y fenomenal Radio Del Plata que armó Marcelo Tinelli y que destruyó en forma fulminante Electroingeniería. Durante algunas mañanas en las que reemplazó a Mónica y César Mascetti compartimos el pase. Recordaré por siempre esos momentos. Yo le pedía que me contara anécdotas sobre los Beatles –acerca de quienes sabía todo– y él me sorprendía con su creciente interés por la música

clásica. No olvidaré nunca el día que se emocionó hasta las lágrimas con el aria Di quella pira de la escena segunda del tercer acto de la ópera Il Trovatore de Giuseppe Verdi.
No es novedad decir que Juan Alberto fue un maestro. Pero hay que decirlo porque es la verdad.

Tampoco es novedad decir que fue un pionero. Pero es necesario señalarlo para el presente y para las nuevas generaciones de locutores y periodistas.

Badía conocía los secretos de la radio y la televisión hasta en sus más mínimos detalles.

Era un muy buen consejero, y en condición de tal todo lo hacía con humildad. Tenía el don de reconocer los méritos del otro, algo siempre poco frecuente en cualquier actividad humana. Era generoso. Admiraba a los músicos –famosos y desconocidos– a quienes ayudó con pasión y desinterés. Todos ellos se lo agradecieron en vida y hoy lo lloran con desconsuelo.
Enfrentó el cáncer con admirable fortaleza.

Nunca ocultó su enfermedad y se allanó a compartir sus vivencias con la gente, consciente de que al hacerlo ayudó a muchos que, en su lucha, encontraron un estímulo para llevar adelante las suyas.

Juan Alberto Badía fue una gran persona. Su discurso de hace un mes, al recibir el Martín Fierro, me emocionó.

A la manera de un legado, sus palabras fueron un himno de agradecimiento a la vida y, a la vez, una despedida.

Una despedida que hoy entristece a la sociedad y a todos los que, a la manera de un regalo de la vida, tuvimos el privilegio de su consideración, su respeto y su afecto.

© Escrito por Nelson Castro y publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el viernes 29 de Junio de 2012.

Los Beatles. Yesterday.

Publicar un comentario