domingo, 29 de julio de 2012

Huracán 0 vs. San Lorenzo de Almagro 0... De Alguna Manera...


Derby vacante...

Luego de un año, Huracán y San Lorenzo se volvieron a ver las caras en el Tomás Ducó, con presencia de público local. Terminó 0-0 el duelo. La revancha ser jugará en octubre.

Y un día, el clásico de barrio volvió. La presencia de Huracán en la B Nacional impidió que se jugara el duelo histórico con San Lorenzo en la última temporada. Cuando todo estaba listo, por los problemas del Ciclón en el aspecto deportivo e institucional, el choque se postergó una semana. Finalmente, este sábado por la tarde, ambos se volvieron a cruzar, luego de poco más de un año. Y, en un amistoso de pretemporada, con detalles todavía por ajustar, el choque terminó sin goles.

Por el lado de Huracán, lo más destacado fue la presencia de algunos de los refuerzos para encarar el torneo de la segunda categoría. Una buena oportunidad para que los apellidos como Islas, Mancinelli, Domínguez, Busse y Vega, entre otros, comenzaran a mostrarse ante su hinchada. En un partido con pocos condimentos (estuvo suspendido durante cinco minutos en el PT por una bandera azulgrana presente en la tribuna del Globo), lo mejor del Globo se vio en los últimos minutos, buscando el arco custodiado por Ibáñez. Contó con algunas oportunidades de peligro, aunque no llegó a concretarlas. Ello dentro de un panorama pobre, con más lucha que buen juego en ambos elencos.

En cuanto a San Lorenzo, presentó dentro de su formación inicial a Ibáñez, Alvarez, Bordagaray y Furch como caras nuevas. Jara ingresó en el complemento. Una linda chance ante el Quemero para que estos nombres comenzaran a mostrarse en el verde césped. No obstante, entendiendo que están en plena pretemporada, todavía a una semana del arranque del torneo de Primera, lo del Ciclón también fue opaco, casi sin inquietar la valla de Daniel Islas. Desde luego, Ricardo Caruso Lombardi habrá sacado cosas positivas y, seguramente, negativas, a mejorar sin dudas.

Así se cerró el choque barrial entre el Globo y el Cuervo. Un duelo con mucha previa, muchos condimentos. Pero, en el campo de juego, ninguno sacó diferencia. La revancha se jugará en octubre. Por el momento, derby vacante.

Síntesis del partido
Formaciones Iniciales:
Huracán

Islas; Gallegos, Mancinelli, Dominguez; Minicci; Busse, Villareal, Battaglia, Martínez; Milano, Vega. DT: Héctor Rivoira

San Lorenzo

Ibañez; Martínez, Alvarado, Bianchi, Palomino; Buffarini, Tellechea, Reynoso, Alvarez: Bordagaray, Furch. DT: Caruso Lombardi.

Amonestados: PT 34´ Mancinelli (H) y 44´ Buffarini (SL). ST 26´ Martínez (SL), 33´ Tellechea (SL), 37´ Gallegos (H) y 39´ Vega (H).

Expulsados: 

No hubo.

Goles:  

No hubo.

Cambios:

ST 12´ Jara por  Bordagaray (SL), 13´ Bustos por Busse (H), 21´ Ramírez por Reynoso (SL), 21´ Quintana por Villarruel (H), 31´ por Milano (H), 40´ Chacón por Martínez (H), 43´Catalán por Buffarini (SL) y 44´ Villalba por Álvarez (SL).

Estadio

Tomás A. Ducó.

© Publicado por el Diario Deportivo Olé de la CIudad Autónoma de Buenos Aires el sábdo 28 de Julio de 2012.


Las fotos:
 









 
El Ducó contra el Loco...



Los hinchas de Huracán no olvidaron a Migliore, con paso por el Globo, y desplegaron una polémica bandera contra su persona. Si bien no atajó, el arquero siguió el partido desde una de las tribunas del estadio. Y también tuvo que bancarse cantitos.

Si bien el encargado de custodiar los tres palos de San Lorenzo ante Huracán fue Matías Ibáñez, la gente no se olvido de él. El hincha quemero se la agarró con Pablo Migliore y, en pleno partido, desplegó una bandera en una de las tribunas del Tomás Ducó. “Migliore vende humo y botón”, fue el trapo mostrado por la parcialidad local, que nunca perdonó que el arquero se haya calzado la camiseta del Ciclón tras su paso por Parque Patricios.

Y, lejos de quedarse tranquilo, Migliore, que vivió el partido en una de las tribunas del Ducó, contestó en Twitter por algunos insultos de los hinchas. Sin embargo, luego sacó el mensaje. Seguramente, habrá entendido que la respuesta podía ser peor. Un momento hot para el arquero azulgrana.

© Publicado por el Diario Deportivo Olé de la CIudad Autónoma de Buenos Aires el sábdo 28 de Julio de 2012.

La hinchada del Globo muestra los trapos del Ciclón...



Si bien para el "folklore" del fútbol esto es un trofeo... Le costo a Huracán hinchas muertos entre otros, Ulises Fernández y Rodrigo SIlveira. 


Trapos sucios…


La barra de Huracán mostró banderas del Ciclón y el derby se suspendió cinco minutos. La historia, casi tragicómica, de cómo las "encontró" la Policía...

Van 27 minutos del primer tiempo. El partido no da para nada. La barra de Huracán, que había entrado apenas antes de comenzar el partido, empieza a bajar el telón que tiene el logo del Globo en el medio. Justo cuando la popu ya está cubierta por el trapo gigantesco larga la canción: “Estamos esperando a los de la Gloriosa, que vengan a la Quema a buscar sus cosas”. 

Es el preámbulo de lo que ocurrirá en instantes: el telón se levanta y aparecen tres de las banderas que les fueron robadas a la barra de San Lorenzo en 2002 de la Ciudad Deportiva. Entre ellas, la clásica blanca que dice Butteler en letras azules y rojas. Y las más de 27.000 personas de Huracán que copan el Ducó se levantan para acompañar a la barra en su canto provocador. Una muestra de que la batalla cultural contra la violencia en el fútbol va mucho más allá de los delincuentes que anidan en el paraavalanchas.

Silvio Trucco, el árbitro del partido, observa todo. Y hace lo que debe: para el encuentro. A la mayoría no le importa. Y canta “Dame fuego”, recordando la quema del telón de San Lorenzo en aquel robo, cuya causa duerme en un cajón de un juzgado de Instrucción y está a punto de prescribir. Son los mismos que después lloran cuando hay una víctima en un estadio. La voz del estadio anuncia que si no se bajan las banderas, el partido no se reanuda. Y tras cinco minutos de obscena impunidad, la barra da por terminada la función y la pelota vuelve a rodar.

En el entretiempo la historia tiene ribetes tragicómicos. Luis Gosso, secretario del Ciclón, sale del codo que se le asignó a los 70 allegados de San Lorenzo y va hasta donde se encuentran los responsables de Seguridad y exige la devolución de las banderas, que nadie explica cómo entraron. En la cancha está el fiscal de turno, Aníbal Brunet, que junto a la gente de la Ucpevef le ordenan al Subcomisario Galarza, de la Comisaría 28 y al frente del operativo, que secuestre los trapos. Ocho minutos después, la tarea parece concluída: la Policía aparece en el hall con tres bolsos. Cuando los abren, todo suena a chiste berreta: aparecen trapos viejos de Huracán y hasta banderines de otros clubes. 

El fiscal, la gente del ministerio y del Cuervo estallan. Y el representante del ministerio público le ordena al Subcomisario que vaya y traiga los trapos de verdad o abre una causa contra toda la seccional. Y se le muestra la imagen de los dos barras que están filmados guardando los trapos. Ahí surge otra excusa, aunque, esta suena plausible: le dicen al fiscal que si se meten en la popu en ese momento, será una guerra y lo más probable, es que la ganen los barras. Así estamos en la Argentina. Y le prometen que al final del partido, en la salida, secuestrarán la evidencia y detendrán a los responsables.

Con esa promesa, la dirigencia de San Lorenzo accede a que el segundo tiempo continúe y además, paran a los jefes de la Butteler que estaban viendo todo por televisión y amenazaban con ir a Parque Patricios a vengar la afrenta a sangre y fuego. Durante los últimos 45 minutos no hay ni noticias del incidente. Pero todo sigue después del partido. Afuera, varios barras del Ciclón pasan por la plaza José C. Paz, donde se juntan los de Huracán, y se escuchan dos tiros que cortan el aire pero afortunadamente nada más. 

Mientras, el fiscal Brunet se va a su despacho y abre una causa contravencional contra la Policía, por omisión de recaudos de seguridad, y otra contra los violentos del Globo que están filmados, por la exhibición de los “trofeos de guerra”. Una hora después, el Subcomisario Galarza informaba que las banderas habían sido secuestradas pero no habían logrado detener a nadie, lo que suena tan sugestivo como las permanentes hipótesis sobre connivencia barra-policía que circulan por el fútbol argentino.

Ahora cae la noche por Parque Patricios. El clásico de invierno terminó en un insípido cero a cero. Muchos dicen empate. Mentira: el fútbol acaba de sufrir otra tremenda derrota.

© Escrito por Gustavo Grabia y publicado por el Diario Deportivo Olé de la CIudad Autónoma de Buenos Aires el sábdo 28 de Julio de 2012.

Pudimos haberlo ganado…


Rivoira dijo que "San Lorenzo no inquietó" y que Huracán mereció un poquito más: "Tuvimos cuatro situaciones de gol y no hubo inconvenientes defensivos. No nos crearon nada, estuvimos muy tranquilos".

San Lorenzo y Huracán aburrieron en un clásico con pocas situaciones de gol. Sin embargo, Héctor Rivoira hizo su propio análisis y comentó que el Globo mereció mayor suerte.

"No tuvimos inconvenientes defensivos. Tuvimos cuatro situaciones de gol en el segundo tiempo y lo pudimos haber ganado. San Lorenzo no nos creó nada y estuvimos muy tranquilos", tiró

Por otra parte, dijo que se va contento con el rendimiento: "No nos inquietaron, teniendo en cuenta que jugaron con la base del equipo del torneo pasado y nosotros tenemos todos jugadores nuevos. Estamos conformes con lo realizado".

© Publicado por el Diario Deportivo Olé de la CIudad Autónoma de Buenos Aires el sábdo 28 de Julio de 2012.
Publicar un comentario