viernes, 22 de junio de 2012

Huracán: La Banda de la Quema no te Falla…

Huracán: La Banda de la Quema no te Falla…

La banda de Huracán esperando el retorno de la luz… y una popular encendida en cánticos.

Así es esa gente que “lo sigue al Globo a donde vaya”. Fiel, dueña de un aguante envidiable. El sexto grande según ellos, tercero para el registro nacional del hincha que hizo el diario deportivo, y dueña de una convocatoria que cuando se lo propone es capaz de reventar estadios y de recorrer kilómetros. Al fin y al cabo, de los gigantes que tiene la Capital Federal y el Gran Buenos Aires es el club que más recorrió provincias y estadios por haber alternado indistintamente entre la Primera División y la B Nacional.

La historia Quemera no es necesario que se vuelva a plasmar en una nota donde sólo se hará referencia a su gente. De aquél telón que decía “Grande se nace” al otro que pedía “un aplauso para esta hinchada” no ha cambiado en nada, sólo la tela y el diseño. Los fanáticos han sido los mismos y esta temporada sufrieron de sobremanera para lograr el desahogo final ante Gimnasia y Esgrima La Plata el pasado lunes 18 de junio. Y como si el destino estuviera marcado para los de Parque Patricios, ese triunfo significó también la revancha de ese juego que se había disputado 362 días atrás en la mítica Bombonera donde el Tripero decretó el descenso del Globo de Parque de los Patricios.

Así como el pueblo de Huracán convocó 20 mil hinchas contra Sportivo Desamparados de San Juan, el duelo contra el Lobo también tuvo una nutrida concurrencia sobre todo por el horario laboral de un lunes a las 6 de la tarde. Pero el público se acercó al Palacio Ducó con fe y alentó desde el arranque. El gol de Milano explotó en la cabecera local con el “Vamos, vamos Quemero, yo te sigo siempre de pendejo…” con el cual recordaron a rivales como Vélez Sarsfield y Chacarita Juniors. Sin embargo, si de explosión se trataba, cuando las luces del estadio dijeron basta, lo que estalló fue el festival.

El mástil y Huracán. Los nubarrones se disiparon tras ganarle 2 a 0 al Lobo.

Celulares iluminando la tribuna “Ringo Bonavena”. La Miravé también aportó lo suyo al igual que la platea Alcorta. Nadie se quiso perder el show y menos cuando con la victoria en el bolsillo recordaron el mal momento de su clásico rival. Entonces el repertorio cambió de género y empezó el “San Lorenzo, San Lorenzo, qué amargado se te ve, cada vez nos falta menos, para volvernos a ver” a lo que le continuó la invitación del “vamos a quemar Boedo” al son del tema de la Mona Jiménez.

Y para el cierre, a modo de explicar la bipolaridad de todas las hinchadas del fútbol argentino, la silbatina a los jugadores y el “que se vayan todos, que no quede ni uno sólo”. Porque lo cierto es que lo lindo de este deporte es lo que aporta su gente. En este caso le tocó brillar a la de Huracán que se aguantó todo un campeonato cortando clavos para ahora depender de un fin de semana donde puede mandar al descenso a Atlanta y luego aguardar por la caída de sus primos. Aunque lo que necesita el Globo ya lo consiguió y posiblemente lo que acontezca de aquí en adelante no se comparará con el alivio de permanecer en la B Nacional. Del resto se encargarán los suyos…

© Escrito por Marcelo Patroncini y publicado por Vermouth Deportivo el jueves 21 de Junio de 2012.


Publicar un comentario