viernes, 22 de junio de 2012

Cristina y Hugo... De Alguna Manera...

Cristina muestra gran preocupación por el paro decretado por Moyano...


Las dos jugadas que planea el Gobierno. El duro enfrentamiento que el Gobierno nacional y el gremio de Camioneros protagonizaron este miércoles, llevó a Hugo Moyano a declarar un paro nacional y a la Casa Rosada a denunciarlo ante la Justicia por amenazas y entorpecimiento del transporte de combustibles.

La reacción de Moyano se produjo luego de que, por orden de Cristina Kirchner, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, firmara una denuncia penal que será presentada mañana contra el secretario general de los Camioneros y su hijo Pablo Moyano por "amenazas agravadas".

Agregado al referido paro, Moyano anticipó que este jueves sesionará el Consejo Directivo del Sindicato de Camioneros para determinar el alcance del paro, que buscará paralizar sectores sensibles como el transporte de caudales, combustibles, aguas y gaseosas, alimentos, recolección de residuos, correos y logística. "Un gobierno que tiene que sacar a las fuerzas armadas a las calles es porque no está haciendo las cosas bien", dijo Moyano en referencia a la actuación de la Gendarmería en las inmediaciones de las refinerías bloqueadas este miércoles por los Camioneros.

"Ya van a ver que tendremos la solidaridad de todos los trabajadores", pronosticó Moyano en declaraciones al canal de cable TN, desde donde también precisó que este jueves a las 16.00 sesionará el Consejo Directivo de la CGT y dijo que el paro de Camioneros será con movilización a la Plaza de Mayo. En un clima de tensión creciente, los sindicalistas persistían en su actitud de bloquear la salida de una planta estratégica de YPF en La Matanza, al oeste del Gran Buenos Aires, de donde el Gobierno aseguró que pudo sacar ocho camiones con 300 mil litros de combustible en medio de un operativo de distracción.

Según recuerda agencia Noticias Argentinas, ese contexto llevó a que la Presidenta regresara al país hacia las 21 proveniente de Brasil, donde participó durante unas pocas horas de la cumbre medioambiental denominada Río+20, de forma anticipada a lo previsto para atender personalmente el fuerte conflicto con los Camioneros. Durante toda la jornada, un gabinete de funcionarios formado este miércoles específicamente para tratar el conflicto sesionaba esta noche en la Casa Rosada, donde técnicos de la petrolera YPF informaban a las autoridades sobre la situación de abastecimiento de combustibles. Un dato: la carta que se baraja en última instancia es la de la aplicación de la ley antiterrorista.

En estas horas, Cristina Kirchner busca un interlocutor válido para negociar con Moyano el levantamiento de la medida de fuerza prevista y que culminará en una movilización a Plaza de Mayo.

El titular de la CGT ha dicho que esta vez no cederá: “Todas las veces que nos pidieron diálogo nos terminaron engañando”, le dijo a su hijo Pablo ayer mismo. Por otro lado, Julio De Vido, el único que tenía contacto directo con él sufrió el recorte de su propio poder —que le fue conferido a Florencio Randazzo— y fue “invitado” a defenestrar anoche a Moyano a través del hiperoficialista programa 678.

Por lo visto, no es el mejor panorama para negociar nada. No al menos para el Camionero.

© Agencia Noticias Argentinas y publicado por Tribuna de Periodistas el viernes 22 de Junio de 2012.


Publicar un comentario