sábado, 2 de junio de 2012

Argentina 4 vs. Ecuador 0... De Alguna Manera...


Que de la mano...


Con un Messi encendidísimo, la Selección pasó por arriba a Ecuador, le ganó 4-0 y quedó arriba en las Eliminatorias. Leo metió uno y participó en los goles de Agüero, Higuaín y Di María. Y la gente cantó por el 10.

Apenas si bastó una ráfaga de ese trío de gala que Alejandro Sabella dispuso en un Monumental repleto para romper esas dos líneas de cuatro, férreas, duras, que propuso Ecuador. Argentina, de arranque, impuso autoridad, se hizo dueño de la pelota y denotaba ese dominio que tanto se le exigía (y exige) por lo que sus nombres reflejan a nivel mundial. Pero no fue hasta que los tres de arriba -ésos que saben- se juntaron que la Selección encontró las herramientas necesarias para que el grito de gol sonara en todo Núñez.

Primero, un coqueteo entre Lionel Messi y Sergio Agüero, para que Angel Di María la levantara y el Kun, en su cumpleaños (y levemente adelantado), diera paso al desahogo. Después, un tremendo pase en profundidad de la zurda del mejor jugador del mundo que dejó solito y solo a Gonzalo Higuaín, quien definió con su sello: toque cruzado al otro palo del arquero. Y por último, el gol número 23 de La Pulga con la celeste y blanca decorándole el pecho: devolución de gentilezas del Pipa, para que Leo la ponga en el ángulo de un Alexander Domínguez que no sabía qué cosa estaba pasando frente a él.

Lejos de mancharse de impaciencia, Argentina esperó el momento justo para brindar espectáculo, su espectáculo. No se apuró en hacérsela llegar a los delanteros, hizo las transiciones justas en mitad de cancha y así, después de mucho tiempo, tuvo un funcionamiento colectivo constante en el primer tiempo. Fue un equipo con todas sus piezas encajadas, ajustadas y aceitadas. Apenas si le llegaron una vez (buen trabajo de la dupla central conformada por Ezequiel Garay y Fede Fernández) con Cristian Suárez, quien se encontró en el área ante Sergio Romero y le pegó mansito al lateral.

En el segundo tiempo, con el triunfo en el bolsillo, la Selección se mostró más vulnerable. Pero también tuvo punch y llegadas, todo de la mano de Messi, la estrella de la noche, el 10 que queremos todos. Y hubo otro gol, de Di María. Una actuación que ilusiona, que dejó claro que si cada integrante del tridente picante anda bien individualmente en su equipo, no hay razón para no acoplarlos en la formación inicial. Una actuación reclamada y aclamada. Una actuación, al sonido del "ooole, oooe", que dejó a la Selección como única puntera de las Eliminatorias y que, sobre todo, mostró que existe una identidad.

© Escrito por John Jones y publicado por el Diario Deportivo Olé de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el sábado 2 de Junio de 2012.

Un apoyo Monumental...


La cancha estuvo colmada por el público argentino con la expectativa para ver a Messi. También hubo banderas para el Kun en su cumple. ¿Ecuador? Tuvo un grupito en la Centenario Alta.

En la vuelta de las Eliminatorias, había mucha expectativa para ver otra vez a la Selección frente a Ecuador. La gente le renovó la confianza al equipo de Sabella y, como consecuencia, llenó el Monumental, como en las mejores épocas. Con pocos claros en las tribunas, el elenco albiceleste recibió el apoyo del público.

Por supuesto, hubo ovación y, uno de los más mimados fue Lionel Messi. No es para menos, luego de una temporada fantástica en el Barcelona de España. También hubo banderas para el Kun Agüero por su cumpleaños. Entre los hinchas estuvieron Marcelo Tinelli, el Burrito Ortega y Erik Lamela.

Los ecuatorianos, ubicados en el corralito de la Centenario Alta, también dijeron presente para apoyar a la escuadra de Rueda. Sin embargo, pasaron inadvertidos ante tamaña cantidad de hincas argentinos. Monumental celeste y blanco…

© Publicado por el Diario Deportivo Olé de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el sábado 2 de Junio de 2012.
¡¡¡Mesi, que lo parió!!!...

 
Y sí, Messi lo confirmó en el Monumental. Lionel hizo un golazo para el 3-0 y pidió la pelota para festejar. Se la puso debajo de la camiseta y dejó en claro que será papá. Su novia Antonella está embarazada.

Que sí, que no, que es un invento, que es algo íntimo… Messi terminó con el dilema y confirmó el embarazo de su novia, Antonella Roccuzzo. ¿Lo declaró? No, lo hizo donde mejor se mueve, en la cancha. Y luego de hacer algo que para él es costumbre, un gol. Leo metió el tercero -un golazo- en el partido contra Ecuador y lo festejó con la pelota debajo de la remera, la clásica celebración imitando una panza de embarazo. Felicitaciones, Pulga.


Hace apenas cuatro días, en la conferencia de prensa previa al encuentro por Eliminatorias, Messi vivió una situación particular cuando una notera le nombró el embarazo de su novia. Leo, humilde y con gran cintura, evadió el momento con una sonrisa. No lo negó ni lo desmintió. La confirmación tenía que ser de otra manera, ante un Monumental repleto y con una obra de arte a la altura de las circunstancias.

En lo futbolístico, participó en el gol de Agüero haciendo de pivote de Di María, asistió a Higuaín en el segundo y llegó el suyo luego de arrancar en mitad de cancha: pared con el Pipita y definición de una. Un golazo, el 23° en la Selección, y un festejo especial. Pidió la pelota, se la metió en la camiseta y se lo dedicó a su novia. ¡Qué lo parió, Leo!

© Publicado por el Diario Deportivo Olé de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el sábado 2 de Junio de 2012.

Las fotos





 







Los goles:


Los equipos y síntesis del partido:

Argentina

Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Federico Fernández, Ezequiel Garay, Clemente Rodríguez; Fernando Gago, Javier Mascherano, Angel Di María; Lionel Messi, Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero. Director técnico: Alejandro Sabella.

Ecuador

Alexander Domínguez; Gabriel Achillier, Jorge Guagua, Jairo Campos, Walter Ayoví; Antonio Valencia, Pedro Quiñónez, Christian Noboa, Fernando Saritama, Cristhian Suárez; Christhian Benítez. Director técnico: Reinaldo Rueda.

Goles: en el primer tiempo, a los 19 minutos, Agüero (A); a los 29, Higuaín (A); a los 31, Messi (A). En el segundo tiempo, a los 30, Di María (A).

Cambios: en el primer tiempo, a los 39, Jaime Ayoví por Saritama (E). En el segundo tiempo, desde el reinicio, Jefferson Montero por Suárez( E); a los 17, José Sosa por Agüero (A); a los 28, Ezequiel Lavezzi por Higuaín (A); a los 37, Maximiliano Rodríguez por Di María (A); a los 38, Renato Ibarra por Benítez (E).

Arbitro: Víctor Rivera (Perú).

Cancha: River Plate.
Publicar un comentario