domingo, 15 de abril de 2012

River Plate 2 vs. Huracán 0... De Alguna Manera...

En Globo a la final...


Con un gol en contra de Hernán González y otro de Cavenaghi, River le ganó 2-0 a Huracán con más esfuerzo que fútbol y se puso a uno de Instituto. El sábado recibe al equipo cordobés en el Monumental.

El alivio fue por el gol que rompió un cero que exasperaba, por el triunfo esforzado, por los tres puntos que dejan a River cerquita de Instituto… Y punto. No hay mucho más para festejar en este empinado camino a la Primera que transita River. Porque a River todo le cuesta demasiado. Otra vez lució desconectado, sin fútbol, con pasajes apáticos y sólo la inyección de cambios que aplicó Almeyda, con los ingresos de Trezeguet y el Maestrico por los laterales (Abecasis y Vella) cuando arrancaba el segundo tiempo, fue un revulsivo que le dio algún impulso al equipo. Pero ganó. Le puso presión a Instituto. Y el sábado juega una gran final con el equipo cordobés, en el Monumental, y con todas las obligaciones sobre el lomo.

Antes, y después, Huracán complicó a River con un esquema prolijo, cerrando caminos, aislando a Ocampos y apostando todo a un pleno de Javier Cámpora que nunca acertó el número que cantó la ruleta. Pero fueron pasando los minutos y, con el tiempo, la desesperación de un equipo que juega cada partido al borde de un ataque de nervios, sobre todo cuando las cosas no le salen de movida, y encuentra trabas en el camino. Pero una vez que se abrió el partido, una vez que Hernán González desvió el centro del Maestrico y venció a Calviño, en el Monumental suspiraron aliviados. Más aún tras la expulsión de Alexis Ferrero, quien pagó caro un ataque de ira, y fue el símbolo de un Huracán que perdió la brújula y sumó más complicaciones a su presente oscuro.

River  siguió buscando, con el alivio en el cuerpo y en las tribunas, pero continuó encontrando las mismas dificultades. Apenas hubo un chispazo de fútbol entre el Chori y Cavenaghi, cuando el primer rompió líneas con un pase preciso, y el segundo definió con un remate exacto para poner el 2-0 y convertirse en el goleador del torneo. A esa altura, después de tanto esfuerzo, ya era toda una goleada…

© Publicado en el Diario Deportivo Olé de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el sábado 14 de Abril de 2012.

Las fotos:








Los goles
:


Las estadísticas:

 




Publicar un comentario