lunes, 16 de abril de 2012

Rey de España, asesino de Elefantes... De Alguna Manera...

El rey de España se quebró mientras 
cazaba elefantes...

Fuego. El rey junto a un elefante muerto.

Ayer, Juan Carlos fue operado de la cadera que se lastimó en un lujoso safari de US$ 58.500 en Africa. Una fractura de cadera y la indignación de gran parte de la opinión pública española dejó como corolario un viaje del rey Juan Carlos a Botswana, en el sur de Africa. Y es que el motivo de la “escapada” no tuvo nada de protocolar: mientras el país ibérico atraviesa una de las peores crisis económicas de su historia, el monarca se encontraba embarcado en un safari de lujo para cazar búfalos y elefantes.

Según informó la Casa Real en un comunicado, Juan Carlos de Borbón, de 74 años, “sufrió un tropezón casual en un escalón” en la madrugada del viernes que provocó una “torsión en la cadera derecha, con la consecuencia de una fractura desafortunada”. Así, debió ser trasladado en avión a Madrid, donde ayer por la mañana fue sometido una exitosa intervención quirúrgica.

Mal tiro. Más allá de la “desgraciada” caída del monarca, la polémica en España se desató por una serie de fotos que develaron el motivo de su estadía en el sur africano. Fue a través del sitio de Rann Safaris –una empresa dedicada a organizar cacerías de animales salvajes en Botswana– que comenzaron a circular por las redes sociales imágenes del rey posando junto a los restos de dos búfalos y frente a un elefante muerto, una especie que se encuentra en peligro de extinción. Lo llamativo es que, con la controversia ya en marcha, la página comenzó a mostrarse “no disponible”.

Según la prensa ibérica, las fotos fueron tomadas durante 2006, por lo que se deduce que el monarca ha incurrido en este tipo de prácticas al menos en dos oportunidades. En la misma web se consignaba que la tarifa por una safari cazando elefantes asciende a 58.500 dólares, un número que resonó como un cachetazo para una España rigurosamente ajustada para combatir su deuda  interna y con más de cinco millones de personas sin trabajo y un futuro que se preanuncia aun más complicado.

Políticos de izquierda y asociaciones ecologistas del país ibérico no demoraron en mostrar su disconformidad con la actividad de Juan Carlos de Borbón. “Parece vergonzoso que, mientras el presupuesto asignado a la Casa Real sólo ha sufrido un recorte de un 2%, el rey derroche dinero de todos en una práctica carente de ética hacia los animales”, apuntaron desde el Partido Animalista, mientras que desde la Izquierda Unida española se repudió la “falta de ética” imperante en la Casa Real.

El 2012 no empezó de la mejor manera para los habitantes del Palacio de la Zarzuela. Tras el escándalo por el desvío de fondos públicos presuntamente efectuado por el marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, la propia hija del rey se vio salpicada por la investigación a comienzos de año. Por lo pronto, el propio Juan Carlos de Borbón habría decidido alejar por un tiempo al cuestionado matrimonio de los actos oficiales, tal como sucedió durante la última misa de Pascua –el pasado domingo– en la catedral de Palma de Mallorca.

El lunes pasado, en tanto, trascendió que uno de los nietos del monarca español, de tan sólo 13 años, resultó herido en su pie derecho mientras realizaba prácticas de caza junto a su padre en una finca en Soria. Se trata de Felipe Juan Froilán de Marichalar y Borbón, hijo de la infanta Elena y su ex marido, Jaime de Marichalar. Actualmente, el niño se recupera en una clínica cercana a Madrid de una limpieza quirúrgica en la zona afectada y se esperaba que mañana reciba el alta médica.

La mala racha de la familia real con las armas y las situaciones de caza no es nueva: el 29 de marzo de 1956, Alfonso de Borbón y Borbón Dos-Sicilias resultó mortalmente herido por un arma calibre 22 disparada accidentalmente por su hermano, el actual rey, durante unas vacaciones en Estoril, Portugal. Por entonces, los hermanos tenían 14 y 18 años respectivamente.

© Escrito por Martín Artigas y publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el domingo 15 de Abril de 2012.




Publicar un comentario